01/11/2018, 12.02
PAKISTÁN
Enviar a un amigo

Imran Khan defiende la liberación de Asia Bibi. Aprecio de los cristianos

de Kamran Chaudhry

El premier pakistaní se descarga contra los grupos radicales islámicos que quieren asesinar a los jueces y que paralizan el país con sus manifestaciones: “Estos criminales no están sirviendo al islam. Sólo están jugando con miras a objetivos políticos, para ampliar su pesca de votos”. Las escuelas cristianas hoy permanecer cerradas, por temor a que se produzcan episodios de violencia. Preocupación por la seguridad de las iglesias. Los musulmanes de izquierda salen a defender a Asia Bibi. 

Lahore (AsiaNews) – El premier Imran Khan ha pedido a sus connacionales que no presten apoyo  a los grupos radicales islámicos que, en todo el país, se manifiestan contra la liberación de Asia Bibi, la mujer católica que fue absuelta de la condena a muerte por blasfemia.

En un mensaje difundido anoche por cadena nacional, él criticó “el tipo de lenguaje que usan [estos grupos]”. Ayer, apenas se dio a conocer públicamente la sentencia, el partido del Tehreek-e-Labbaik Pakistan instó a sus adherentes a manifestarse en las calles y a cortar el tráfico. Hubo manifestaciones en Lahore, Islamabad, Karachi, Multan y en otras ciudades. Pocos días antes de ello, el mismo grupo prometió asesinar a los jueces, en caso de que optaran por liberar a Asia Bibi.

“¿Acaso puede funcionar un gobierno –dijo Imran Khan-  si una persona pide asesinar jueces, levantarse contra los jefes del ejército y cortar las calles?  ¿Cuál fue el error del gobierno en todo esto? Estamos haciendo esfuerzos para tratar de salir de nuestras crisis económicas”.

Luego agregó: “Un país no puede ser paralizado porque una sentencia de la Corte Suprema no agrada a alguien. La gente está siendo perjudicada por esto; lo que trabajan como jornaleros no pueden alimentar a sus niños. Pido a todos que se opongan a esta instigación. Estos criminales no está sirviendo al islam. Sólo están jugando con miras a fines políticos, para aumentar su pesca de votos”.  

Poniendo en guardia a la población sobre el daño que provoca al país esta situación, el premier concluyó su discurso diciendo: “El Estado asume sobre sí toda la responsabilidad de proteger vidas y propiedades. No nos fuercen a pasar a la acción”.

Por temor a que se produzcan asaltos y hechos de violencia, todas las escuelas de Punjab permanecieron cerradas, tanto ayer como hoy. Las iglesias cristianas también temen ser blanco de ataques.

Líderes cristianos y activistas dieron las gracias al premier por su intervención. Entre quienes manifestaron su aprecio, se cuenta Samuel Pyara, presidente del Fórum para la aplicación de los derechos de las minorías. Pyara estuvo presente en la Corte Suprema en el día de ayer, durante la lectura de la sentencia de absolución de Asia Bibi. “El héroe del cricket –dijo, refiriéndose a Khan- ha tomado el toro por las astas. Nadie puede tomar al Estado por rehén”.  

Pyara explica su intención de reunirse con Azam Suleman, el Secretario federal de Asuntos Internos, para tratar “la situación concerniente a la seguridad de las iglesias en todo el país”.  

Joseph Francis, presidente del Pakistan Christian National Party, también mostró aprecio por el discurso del premier. “Con mucha humildad –agrega- pedimos que las fuerzas de seguridad actúen contra grupos fanáticos que crean problemas a toda la nación. La policía debe recibir las denuncias de manera inmediata y emprender acciones legales contra ellos”.

Farooq Tarik, un musulmán que se desempeña en el cargo de secretario general del Labor Party, un partido de izquierda, destaca el coraje de los dos abogados que defendieron a Asia Bibi. Uno de ellos, Saif Ul Malouk, es musulmán “y tomó el caso de corazón, a pesar de todas las presiones ejercidas por los religiosos fundamentalistas”. Ambos abogados –agrega- militan en la izquierda y siempre han defendido los derechos humanos de las minorías”.

Para Tariq, hasta ahora, el Estado había hecho poco para detener el crecimiento del radicalismo. “Todos debemos denunciar, de manera inequívoca, los intentos de crear anarquía y el no-respeto de la ley. No podemos evitar nuestros deberes, y el Estado no debe actuar como un imbécil. Todos amamos el Pakistán”

Para Peter Jacob, la liberación de Asia Bibi es “un momento importante y luminoso para Pakistán, en la lucha contra leyes discriminatorias y el oscurantismo religioso”, pero hay que ver si “la Corte suprema será útil, a futuro, para poner freno a las injusticias”

Jacob resalta que la situación está siendo controlada por “personas que tienen a disposición medios violentos. Es por eso que las organizaciones de la sociedad civil deben crear un movimiento contrario, teniendo en cuenta que el gobierno manifestó la voluntad de proteger la libertad de expresión y de escuchar voces razonables”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Asia Bibi fue absuelta: una victoria para la sociedad civil
31/10/2018 13:17
Asia Bibi es inocente: la Corte suprema rechaza la petición de los radicales islámicos
29/01/2019 13:12
Islamabad, en alerta máximo, por la última audiencia sobre la libertad de Asia Bibi
29/01/2019 11:04
Los sijs se suman a los imanes, pidiendo a Gran Bretaña asilo para Asia Bibi
20/11/2018 13:04
Asia Bibi está todavía en Pakistán, esperando poder dejar el país, ‘en un modo seguro´
08/11/2018 11:35