29/10/2019, 16.07
FILIPINAS - INDONESIA - MALASIA
Enviar a un amigo

Luego de la muerte de al-Baghdadi, sigue siendo elevada la amenaza de Daesh en el Sudeste asiático

 El líder del Estado Islámico murió hace tres días, durante una operación del ejército de los EEUU. En la región hay más de 100 redes yihadistas que habían jurado fidelidad al líder. Las fuerzas de seguridad de Filipinas, Indonesia y Malasia se disponen a responder a las represalias. 

 

Yakarta (AsiaNews/Agencias) – Los países del Sudeste asiático que luchan contra el influjo del Estado Islámico (EI) en la región exultan por la muerte de Abu Bakr al-Baghdadi, pero las fuerzas de seguridad se preparan para una larga batalla contra la ideología del grupo yihadista. Las Filipinas, Indonesia y Malasia – donde operan algunos de los grupos islamistas más organizados de Asia – ayer declararon que se disponen a hacer frente a las represalias de parte de los milicianos fieles al EI. Entre ellos, es probable que se produzcan ataques de los llamados “lobos solitarios”, radicalizados por la poderosa propaganda que el grupo lleva adelante online. 

El Sudeste asiático hace tiempo constituye en centro de las miras expansionistas del terrorismo islámico. En la región existen más de 100 redes yihadistas que han jurado fidelidad a al-Baghdadi. El auto-proclamado califa era una figura central en el panorama del terrorismo internacional, capaz de atraer a decenas de miles de extremistas de distintas partes del mundo. Según los analistas, su partida des-centralizará nuevamente al EI – que muestra un relativo declive en Oriente Medio – y empujará a las “provincias” a reorganizarse de manera autónoma. Filipinas, Indonesia y Malasia temen que los simpatizantes locales, sumados a aquellos que huyen de Irak y Siria, puedan aprovechar las fronteras porosas, la ilegalidad y las abundantes armas para refugiarse en las localidades remotas de la región.

Filipinas es el único país del Sudeste asiático donde las células y grupos fieles al EI pueden controlar físicamente el territorio o adquirir experiencia militar. Varios grupos extremistas con sede en la isla de Mindanao (en el sur del país) operan en nombre del EI desde el 2014. El grupo MAUTE, que debe su nombre a la familia que lo fundó, sitió la ciudad de Marawi en mayo del 2017, causando más de 1.000 víctimas y marcando el ingreso de la ideología del EI al territorio de la Filipinas. Delfin Lorenzana, secretario de Defensa de Manila, ayer declaró que a pesar de la muerte del líder, el EI mantiene su capacidad y sigue constituyendo un peligro. “Este es un duro golpe para ellos, a causa de la talla de al-Baghdadi como líder. Sin embargo, esto no es más que una pausa momentánea, considerando la profundidad y el alcance de la organización en todo el mundo. Cada cual tomará su ´puesto”.

Indonesia, el país islámico más poblado del mundo, se enfrenta a una creciente militancia islámica. Las autoridades estiman que miles de indonesios se inspiran en el Estado islámico y estiman que unos 500 se han unido al grupo en Siria. Tras el anuncio de la muerte de al-Bagdadi, la inteligencia indonesia ha anunciado que adoptará un enfoque de "esperar y observar", pero que seguirá vigilando atentamente la situación interna. El comisario Asep Adi Saputra, jefe del Servicio de Información de la Policía Nacional (Polri), ha declarado que las unidades especiales Densus 88 tomarán "precauciones adicionales". Suhardi Alius, Director de la Agencia Nacional contra el Terrorismo (Bnpt), subrayó: "Debemos tener cuidado porque habrá consecuencias. Todo es un problema global en este momento. Los acontecimientos que han surgido en el Oriente Medio pueden tener un impacto en nuestra situación interna”.

La seguridad de Malasia también está en alerta. Ayob Khan Mydin Pitchay, jefe de la lucha antiterrorista de Kuala Lumpur, dice que ahora estará más decidido a establecer una importante base de operaciones en el sudeste asiático. "Hemos sabido de planes para un califato en la región desde la caída de Raqqa en 2017", dijo Ayob. El oficial identificó a los lobos solitarios y a los militantes auto-radicalizados como la amenaza más relevante para el país: "Mientras no se elimine la ideología del EI, así como a los grupos que se adhieren al yihadismo salafista, la amenaza del terror seguirá existiendo”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Kuala Lumpur recibe ‘con cautela’ a los yihadistas que regresan de Siria
15/03/2019 12:21
Ofensiva turca en Siria: Malasia e Indonesia temen un retorno de los yihadistas
15/10/2019 15:13
Raqqa, fracturas internas en el ISIS, tras la condena a muerte de un niño de siete años
11/05/2016 11:26