29/05/2019, 16.06
FILIPINAS
Enviar a un amigo

Mindanao: en dos años de ley marcial más de 800 mil violaciones de derechos

La ley marcial en Mindanao ha estado vigente desde las primeras horas del asedio a Marawi. El 12 de diciembre de 2018, el Congreso de Filipinas aprobó una prórroga de 12 meses. Según los activistas de Karatapan, se han verificado seis desapariciones forzadas, 35 casos de tortura, 28,813 intimidaciones y más de 1,450 arrestos ilegales. Pero la mayoría de la población aprueba las disposiciones del presidente Duterte.

Mindanao (AsiaNews) - En los últimos dos años, más de 800,000 violaciones a los derechos civiles y políticos han tenido lugar en Mindanao: desde el 23 de mayo de 2017, cuando el presidente filipino Rodrigo Duterte impuso la ley marcial en la isla, 93 activistas fueron asesinados, 136 han escapado de la muerte y más de 1,400 han sido arrestados y encarcelados. Este es el marco proporcionado por Karatapan, una alianza de organizaciones y movimientos por los derechos humanos fundada en 1995.

La ley marcial en Mindanao ha estado vigente desde las primeras horas del asedio a Marawi, cuando los yihadistas tomaron parte de la ciudad en un intento por establecer un enclave del Estado Islámico (EI) en el sudeste asiático. El 12 de diciembre de 2018, el Congreso de Filipinas aprobó una extensión de 12 meses de la disposición (hasta el 31 de diciembre de 2019): según el presidente Rodrigo Duterte, las severas medidas de seguridad habrían impedido a los extremistas islámicos reunir fuerzas. Los parlamentarios han prolongado así lo que ya era el período más largo de tiempo con la ley marcial en el país, después de la dictadura de Ferdinand Marcos.

Cristina Palabay, secretaria general de Karatapan, declara: "El gobierno de Duterte ha perpetrado varios mitos sobre el gobierno militar; ha difundido intencionalmente el temor a justificar la extensión y el paso de políticas represivas. La ley marcial no trajo seguridad, pero si atrocidades como la masacre de 7 jóvenes en Patikul en septiembre de 2018; los atentados dinamiteros a la catedral de Jolo y una mezquita en Zamboanga, corrupción y abuso entre las filas de las fuerzas de seguridad". Según los datos recopilados por los activistas, seis desapariciones forzadas también ocurrieron en Mindanao en dos años; 35 episodios de tortura; 28,813 amenazas, hostigamientos e intimidaciones además de 1,450 arrestos ilegales. En 4.428 casos, los edificios destinados a actividades religiosas o de atención médica se utilizaron con fines militares. Las fuerzas armadas realizaron 348.081 bombardeos y realizaron 423.538 evacuaciones forzadas.

A pesar de las dificultades derivadas de un régimen de ley marcial, la población de Mindanao parece aprobar las medidas adoptadas por el gobierno. Una fuente local, anónima por razones de seguridad, dijo a AsiaNews: "El presidente ha logrado obtener un fuerte apoyo popular, como lo demuestran los resultados de las elecciones intermedias. Convenció a los ciudadanos de que mientras los rebeldes islamistas acordaban la paz con el Estado, los insurgentes comunistas siguen representando una seria amenaza". El presidente ha acusado repetidamente de duplicidad al Partido Comunista de Filipinas (CPP) y su brazo armado, el New People's Army  (NPA) declarándolos "organizaciones terroristas" y poniendo fin al proceso de paz de treinta años.

"Las milicias de la NPA - continúa la fuente - han perdido simpatía entre la población, porque se han convertido en protagonistas de episodios violentos que han afectado la vida de la gente común: matan a miembros de las fuerzas de seguridad y, a veces, sus operaciones también causan víctimas civiles”. Otro factor que alimenta la popularidad de las políticas de seguridad de Duterte es un nuevo enfoque adoptado por los militares al tratar con la gente de la isla. "A diferencia de lo que sucedió en la época de Marcos, los soldados ahora se muestran abiertos al diálogo y al respeto de los derechos. Sin embargo, continúan investigando escuelas y organizaciones tribales o campesinas, acusadas ​​de apoyar a los rebeldes. En Mindanao hay quienes se oponen a las medidas de seguridad, pero estas son personas que, como los agricultores, no son escuchadas. Para los ricos, a quienes les molestan menos las búsquedas y los puntos de control, todo esto está bien".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Mindanao, un coronel advierte: ‘Los yihadistas se preparan para una insurrección’
23/02/2018 12:02
Mindanao, extendida por otro año más la ley marcial
13/12/2018 11:28
Mindanao, Duterte: Tregua con los rebeldes comunistas para tener una ‘Navidad apacible’
20/12/2017 13:13
Misionero del PIME: Damos gracias Dios por la tregua alcanzada entre Manila y los rebeldes comunistas
26/07/2016 15:09
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14