01/12/2015, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: sobre el clima "estamos al borde del suicidio", pero "estoy seguro" de que en París "se quiere hacer algo"

Durante el vuelo de regreso de África, Francisco respondió a preguntas sobre temas, entre otras cosas, como el fundamentalismo religioso, la idolatría del dinero, la historia Vatileaks 2 y África, el continente "explotado". El fundamentalismo que "es una enfermedad que se encuentra en todas las religiones". Con el islam, el diálogo es posible. Pero la corrupción en el Vaticano "viene de lejos...".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Sobre el clima "estamos al borde del suicidio", pero "estoy seguro de que casi todos los que están en París en la Cop21, tienen esta conciencia y quieren hacer algo". Es una de las respuestas dadas por el Papa a los periodistas ayer por la tarde, en el vuelo de regreso de la República Centroafricana a Roma, en que se hizo muchas preguntas acerca de varios temas, entre otros, el fundamentalismo religioso, la idolatría del dinero, el asunto Vatileaks 2 y, por supuesto, África, el continente "explotado".

Así, cuando se le preguntó si cree que la conferencia sobre el cambio climático en París será el comienzo de la solución, respondió: "No estoy seguro, pero te puedo decir ¡ahora o nunca!": Hasta ahora poco se ha hecho "y cada año los problemas son más graves. Hablando en una reunión de universitarios en el mundo que no queremos dejar a nuestros hijos, uno de ellos dijo: 'Pero, ¿usted está seguro de que habrá niños de esta generación?'. ¡Pero estamos en el límite! estamos al borde de un suicidio, por usar una palabra fuerte, pero yo estoy seguro de que casi la totalidad de los que están en París tienen esta consciencia y quieren hacer algo. El otro día leí que en los glaciares de Groenlandia han perdido miles de millones de toneladas. En el Pacífico hay un país que está comprando en otro país tierras para mover el país porque ese país dentro de 20 años no estará más... No, yo confío. Confío en que estas personas, van a hacer algo, porque... yo diría: estoy seguro de que lo harán para hacer el bien, y espero que eso sea así. Y rezo para esto".

En cuanto al fundamentalismo religioso, el Papa afirmó que "es una enfermedad que se encuentra en todas las religiones. Nosotros los católicos tenemos algunos de ellos: no pocos, muchos, ¿eh?, se creen con la verdad absoluta y van a ensuciar a otros con la calumnia, la difamación y hacen daño: hacen daño. Y digo esto porque es mi Iglesia: ¡también nosotros, todos! Y hay que luchar. El fundamentalismo religioso no es religioso. ¿Por qué? Porque falta Dios. Es idolátrico, como lo es el dinero. Hacer política en el sentido de convencer a estas personas que tienen esta tendencia, es una política que tenemos que hacer los líderes religiosos. Pero el fundamentalismo que siempre termina en una tragedia o un crimen, es una mala cosa, pero es una pieza que está en todas las religiones".

Y con el Islam "el diálogo es posible: ellos tienen valores. Muchos valores. Ellos tienen muchos valores y estos valores son constructivos. Pero tengo la experiencia de la amistad -, pero, es una palabra fuerte, "amistad" – con un musulmán: es un líder mundial... Pero podemos hablar: él tiene sus valores, yo los míos. Él reza, yo rezo... Pero tantos valores... La oración, por ejemplo. El ayuno: los valores religiosos, ¿no? Otros valores, ¿no? No se puede borrar una religión porque hay algunos grupos - o muchos grupos - en un momento determinado de la historia, de fundamentalistas. Es cierto, las guerras entre religiones siempre han habido, en la historia, siempre. Nosotros también debemos pedir perdón, ¿eh? Caterina de Médicis no era un santa, ¿eh? Y la Guerra de los Treinta Años, la Noche de San Bartolomé... ¿eh? Debemos pedir perdón a nosotros mismos, ¿no?, del extremismo fundamentalista de las guerras de religión. Pero tienen valores, se puede hablar con ellos. Hoy estuve en la mezquita, recé; También el imán quería venir conmigo a dar la vuelta al pequeño escenario donde había muchos que no podía entrar... Y en el Papamóvil estaba el Papa y el imán. Se podía hablar... Pero como en todas partes hay gente con valores, religiosos, y hay gente que no, ¿no? Pero, ¿cuántas guerras, no sólo guerras de religión, guerras también hemos hecho los cristianos? El Saqueo de Roma no lo hicieron los musulmanes, ¿eh? Tienen valores, tienen valores".

El 80 por ciento de la riqueza del mundo está en manos de 17 por ciento de la población

A una pregunta posterior acerca de la reunión con los pobres durante el viaje, Francisco, después de señalar que el asunto fue discutido en la "Evangelii Gaudium" y de nuevo en la “Laudato si’”, añadió: "He oído que el 80 por ciento de la riqueza del mundo está en manos de 17 por ciento de la población". "Es un sistema económico que tiene en el centro el dinero, el dios dinero. Recuerdo una vez, un embajador no católico, hablaba francés, y me dijo: “Nous son tombeé dans l’idolatrie dell’argent” (Hemos cardo en la idolatría de la plata). ¿Qué sentí en Kangemi? ¡Sentí dolor, un gran dolor! Ayer fui al hospital pediátrico, el único de Bangui y del país. En terapia intensiva no tienen oxígeno, había muchos niños desnutridos. La doctora me dijo: ‘La mayor parte de ellos morirán porque tienen malaria o porque están desnutridos’. La idolatría es cuando un hombre o una mujer pierde su documento de identidad, es decir ser hijo de Dios, y prefiere buscarse un Dios a su medida. Este es el principio: si la humanidad no cambia, continuarán las miserias, las tragedias, las guerras, los niños que mueren de hambre, la injusticia. ¿Qué piensa este porcentaje que tiene en las manos el ochenta por ciento de la riqueza del mundo? Esto no es comunismo, es verdad. Y no es fácil ver la verdad». ¿eh?, No es fácil de ver. Te doy gracias por esa pregunta, porque es la vida ... ".

En respuesta a una pregunta sobre Vatileaks y la importancia de la prensa libre y sentar la erradicación de esta corrupción, Francisco dijo: "la profesionalidad de la prensa puede ser laica o confesional: lo importante es que haya profesionales y que las noticias no sean manipuladas. Para mí es importante porque la denuncia de las injusticias y de las corrupciones es un buen trabajo". "La prensa profesional debe decir todo, pero sin caer en los tres pecados más comunes: la desinformación, es decir solo a medias la verdad y no el resto; la calumnia, cuando la prensa no profesional ensucia a las personas; la difamación, que es decir cosas que quitan la fama a una persona. Estos son los tres defectos que atentan contra la profesionalidad de la prensa. Necesitamos profesionalidad. Y, sobre la corrupción, ver bien los datos y decir las cosas: hay corrupción aquí por esto, esto y esto. Y luego un periodista profesionista verdadero, si se equivoca, pide perdón...". "Entonces, un periodista que es un verdadero profesional, si hace mal se disculpa: eh, pienso, pero luego me di cuenta que no; y así que las cosas están bien. Eh, que es muy importante".

Sin embargo, sobre el mismo tema, cuando se le preguntó si era un error el nombramiento de Mons. Vallejo Balda y de la Chaoqui en la Coşea: "Fue un error", ha respondido. En cuanto a los contenidos de las revelaciones, "para mí no fue una sorpresa, no he perdido el sueño porque hicieron ver el trabajo que se ha iniciado con la Comisión de Cardenales – el C9 - para buscar la corrupción y las cosas que no van. Y aquí quiero decir una cosa: nada Vallejo Balda y Chaouqui sino todo el mundo, todo. Y luego vuelvo, si ella quiere. El Santo Padre ha aprovechado la ocasión para recordar que trece días antes de la muerte de Juan Pablo II, durante el Vía Crucis, el entonces cardenal Ratzinger habló de la “suciedad de la Iglesia”. Y habló de lo mismo en la misa ‘pro-eligendo Pontifice’. “Nosotros lo elegimos por esta libertar al decir las cosas”, ha asegurado Francisco. Por eso ha señalado que “desde ese tiempo está en el aire en el Vaticano que allí hay corrupción, hay corrupción”. En este juicio, yo he dado a los jueces las acusaciones concretas, porque lo que importa, para la defensa, es la formulación de los cargos. No lo he leído, los cargos son sólidos, técnicos; he querido que termine antes del 08 de diciembre, por el Año de la Misericordia. Pero creo que no se puede hacer, me gustaría que todos los abogados que los defienden tengan el tiempo para defender, no tenga la libertad de la defensa, toda, ¿no? Es así. Y la forma en que se eligen, es toda la historia. Pero la corrupción viene de lejos... ".

"Pero Usted cómo intenta proceder – ha replicado el periodista – para que estos episodios no puedan ocurrir de nuevo?". "Pero yo - respondió el Papa - ¡doy gracias a Dios que no este Lucrezia Borgia! Pero, no sé, continuare con los Cardenales, con la comisión de limpiar. ¿Eh? Gracias".

Las guerras son una industria, las guerras vienen de la ambición

Entonces, la guerra. "las guerras vienen por ambición. No hablo de las que se hacen para defenderse justamente de una injusta agresión. Las guerras son una industria, en la historia hemos visto tantas veces que un país con balances que no van bien deciden hacer una guerra y se ajusta el balance. La guerra es un negocio. Los terroristas, ¿fabrican ellos las armas? ¿Quién les da las armas? Hay toda una red de intereses, y detrás está el dinero, o el poder. Nosotros, desde hace años, estamos en una guerra mundial en pedazos, y cada vez los pedazos son de menos pedazos y más grandes. No sé qué piense el Vaticano. ¿Qué pienso yo? Que las guerras son un pecado, destruyen a la humanidad, son causa de explotación, de tráfico de personas. Hay que detenerlas. En las Naciones Unidas usé esta palabra en dos ocasiones, tanto en Nueva York como en Kenya: que su trabajo no sea un nominalismo declamatorio. Aquí en África vi cómo trabajan los Cascos Azules, pero esto no es suficiente. La guerra no es de Dios, Dios es el Dios d ela paz. Dios ha hecho el mundo, ha hecho todo el mundo bello, todo bello y después, leemos en la Biblia que el hermano mata a otro hermano: la primera guerra mundial entre hermanos. Y lo digo con dolor".

A la última pregunta de un periodista de Kenia sobre África desgarrada por la guerra. "África es víctima - respondió - África siempre ha sido explotada por otras potencias, los esclavos de África eran vendidos en América. Hay potencias que solo buscan adueñarse de las grandes riquezas de África, acaso el continente más rico, pero no piensan en ayudar a que crezcan los países, a que todos puedan trabajar. África es mártir de la explotación. Esos que dicen que de África vienen todas las calamidades y todas las guerras no conocen bien el daño que hacen a la humanidad ciertas formas de desarrollo. Y por eso yo amo a África, porque ha sido víctima de otras potencias".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Mar Muerto, alarma de los ambientalistas: en riesgo de desaparición dentro de 40 años
17/08/2019 12:12
Paquistán, país de emergencias climáticas. Caritas estudia la “Laudato si”
22/09/2015
Papa a los obispos del mundo: protejamos a los niños de quienes los matan o los explotan
02/01/2017 18:11