12/05/2017, 14.14
VIETNAM
Enviar a un amigo

Sacerdotes vietnamitas difamados por el gobierno, el pedido de los medios católicos

de Peter Đang

Los p. Đặng Hữu Nam y Nguyen p. Nguyễn Đình Thục guían las protestas contra l gobierno ante la falta de indemnización por parte de una sociedad responsable de uno de los más graves desastres ambientales en la historia del país. La federación de los medios católicos dice en un comunicado: “Detener inmediatamente los actos terroristas contra los sacerdotes de Thuận Nghĩa”. “Con nuestra total confianza en Dios, estamos en comunión, compartimos y acompañamos a las víctimas del desastre”. “Pedimos a los organismos internacionales que nos acompañen en la lucha por los derechos humanos y la libertad religiosa en Vietnam”. 

Hanói (AsiaNews)- Dos sacerdotes de la diócesis de Vinh están en la mira del gobierno vietnamita. El p. Đặng Hữu Nam e Nguyen p. Nguyễn Đình son dos párrocos de las iglesias de Phu Yen y Song Ngoc. En los últimos meses han apoyado a sus fieles en las protestas contra el gobierno y la Formosa Plastic Corporation, compañía taiwanesa responsable del más grave desastre ambiental en la historia del país. Las autoridades vietnamitas han conducido una campaña difamatoria contra los dos párrocos en todos los medios oficiales, en la televisión, en la radio y en los periódicos controlados por el gobierno. Frente a este ataque sin precedentes contra sus co-hermanos, los miembros del clero local no se quedaron de brazos cruzados. En una declaración firmada por muchos sacerdotes, han salido a defender a los p. Đặng Hữu Nam y Nguyen p. Nguyễn Đình Thục. La Federación de los medios católicos tomó posición sobre el caso y desde Sidney emitió un comunicado oficial. Transcribimos a continuación el texto completo de la declaración.

Siguiendo la huella de un intensa, orquestada ola de ataques contra los sacerdotes y parroquianos católicos de Vinh por parte del gobierno vietnamita

La Federación de los medios católicos de Vietnam

11 Mayo de 2017

Comunicado de prensa

Sidney, 11 de mayo de 2017. La Federación de los medios católicos de Vietnam, ante la comunidad internacional, protesta y condena duramente la intensa ola de ataques orquestada por el gobierno vietnamita contra los sacerdotes católicos de la diócesis de Vinh.

El año pasado, una compañía siderúrgica propiedad de la compañía taiwanesa Formosa Plastics Corporation descargó en el mar 12.000 metros cúbicos de residuos tóxicos a través de tubos de drenaje, en aquel que fue el peor incidente de este tipo en el país.

Los residuos han matado a centenares de toneladas de peces, con dramáticas consecuencias para la población de las provincias centrales de Vietnam. Unos 250 Km de costa han sufrido graves daños ambientales y más de 40 mil pescadores han perdido su fuente de sustento.

En un acuerdo firmado por la Formosa Plastics Corporation y por el gobierno sin mediar audiencia pública, Hanói aceptó una compensación de 500 millones de dólares americanos por cuenta de las víctimas. Pero, el dinero, jamás fue distribuido entre las víctimas.

Siendo que la espera se vuelve cada vez más larga, aumentaron el sentido de injusticia y el resentimiento contra el gobierno, acusado de corrupción y de políticas fallidas.

El padre Đặng Hữu Nam y el padre. Nguyễn Đình Thục, pastores en el decanato de Thuận Nghĩa, donde el desastre ambiental de la empresa Formosa causó los mayores daños, apoyan a los residentes afectados y han tomado posición contra las autoridades y sus carencias.

Los sacerdotes han hablado libremente y obrado por cuenta de las víctimas del desastre ambiental de la Formosa, al ver que el gobierno se obstina en permitir la existencia de la Formosa Ha Tinh Steel Corporation; persevera en el encurimiento de la misma y en proteger a esta peligrosa compañía para que pueda seguir descargando residuos tóxicos en el mar sin ninguna intención de limpiar las aguas.

En un intento por acallar a los sacerdotes, desde el inicio de este año el gobierno vietnamita movilizó un gran número de órganos de información en una campaña de acusaciones falsas.

Más preocupante áún es el hecho de que días atrás, desde el 7 de mayo, para amenazar a los sacerdotes las autoridades se sirvieron de organizaciones periféricas al partido comunista, incluyendo las de mujeres, las asociaciones juveniles y la de los veteranos. En la provincia de Nghae An, un grupo de veteranos llegó a amenazar con violencia a Paul Nguyễn Thái Hợp, obispo di Vinh, pidiendo que los dos curas sean removidos de sus cargos.

En el episodio más extremo, desde el 7 de mayo de este año, en el condado de Quỳnh Lưu se realizaron una serie de grandes concentraciones y manifestaciones contra los sacerdotes. Los estudiantes, incluidos aquellos de las escuelas primarias, fueron obligados a participar en las protestas y a gritar eslóganes de condena contra los sacerdotes, calificándolos de anti-revolucionarios, exigiendo su arresto inmediato y una pesada condena en la cárcel.

Las imágenes de estas protestas son exactamente iguales a aquellas de las manifestaciones públicas en la época de la reforma territorial (1953-1956), época en la cual fueron asesinadas decenas de miles de personas. Como sucede normalmente en Vietnam, estas protestas funcionan como preludio de una inminente represión contra los sacerdotes y de aquellos que osan apoyar a las víctimas del desastre ambiental.

Siendo que la Iglesia tiene la convicción de que debe apoyar la Verdad, defendiendo a los pobres y todos aquellos que son víctimas de un régimen injusto y brutal, la Federación de los medios católicos de Vietnam ratifica su incondicional apoyo a la diócesis de Vinh. Condena y denuncia con fuerza ante la comunidad internacional la conducta inhumana y las acciones violentas de las autoridades públicas contra los p. Đặng Hữu Nam y el p. Nguyễn Đình Thục, y las víctimas del desastre ambiental de la Formosa. La Federación pide al gobierno comunista de Vietnam lo que se enuncia a continuación:  

1 –Detener inmediatamente los actos terroristas contra los sacerdotes de Thuận Nghĩa.

2 –Cesar en las persecuciones contra la iglesia católica y las otras religiones

3 –Aplicar en vía oficial la ley promulgada por el mismo gobierno y distribuir adecuadas compensaciones a las víctimas.

4 –Respetar en cada caso los derechos humanos y la libertad religiosa, como afirma la Carta de las Naciones Unidas.

Con nuestra total confianza en Dios, estamos en comunión, compartimos y acompañamos a las víctimas del desastre ambiental de Formosa y la diócesis de Vinh en su camino de cruz. Pedimos a todos los Congresos, gobiernos, partidos políticos de todas las naciones, organizaciones por los derechos humanos, a Amnesty International, a la Comisión internacional por los derechos del hombre, a las organizaciones con particular preocupación por la libertad y los derechos humanos en Vietnam y a las agencias de comunicación mundiales, que nos acompañen en la lucha por los derechos humanos y la libertad religiosa en Vietnam.

Contactos:

Rev. John Tran Cong Nghi

Director de la VietCatholic News Agency

Rev. Anthony Nguyen Huu Quang

Vice Director de la VietCatholic News Agency

Editor del People of God Monthly Magazine ( en Australia )

Rev. Stephen Luu Thuong Bui

Editor del People of God Monthly Magazine (en Europa)

Rev. Paul Van- Chi Chu

Vice Director de la VietCatholic News Agency

La Federación de medios masivos de comunicación católicos de Vietnam

 

    

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Formosa, explosión en la fábrica que reabrió sus puertas. Fieles amenazados y agredidos
01/06/2017 16:33
Sacerdotes vietnamitas difamados, Mons. Kiệt: Continúen defendiendo los derechos de los últimos
29/05/2017 16:10
Más medidas restrictivas de Hanói contra los activistas que defienden a las víctimas de la empresa Formosa
16/05/2017 15:17
Manifestantes vietnamitas exigen disculpas por los maltratos de la policía
25/04/2017 14:35
Formosa Group, la Iglesia apoya a las víctimas del desastre ambiental
05/04/2017 17:32