29/08/2018, 14.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: en Irlanda he visto la alegría de las familias y el dolor de quien fue abusado

En la audiencia general Francisco recorrió las etapas de su visita a Irlanda. Las familias presentes en el IX Encuentro Mundial “signo elocuente de la belleza del sueño de Dios para la entera familia humana”. “Un signo profundo dejó el encuentro con algunos sobrevivientes: eran 8; varias veces pedí perdón al Señor por estos pecados, por el escándalo y el sentido de traición que les procuraron”.

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- La visita realizada a Irlanda el sábado y domingo pasado (25-26 de agosto) fue para el Papa una ocasión para reafirmar el valor de la familia y de su unidad, portadora de paz, pero también para “hacerse cargo del dolor y de la amargura por los sufrimientos causado en aquel país por varias formas de abusos” realizados también dentro de la Iglesia. El valor de la familia y el dolor por los abusos fueron los puntos centrales de la visita a Irlanda en las palabras que a ella ha dedicado el Papa en la audiencia general de hoy.

A las 20 mil personas presentes en la plaza de san Pedro, Francisco de hecho habló de la visita realizada para la conclusión del IX Encuentro mundial de las familias. “Las miles de familias – esposos, abuelos, hijos – reunidas en Dublín, con toda la variedad de idiomas, culturas y experiencias, señaló el Santo Padre, fueron signos elocuentes de la belleza del sueño de Dios para toda la familia humana. Nosotros sabemos: el sueño de Dios,  es la unidad, la armonía y la paz, fruto de la fidelidad, el perdón y la reconciliación que nos ha dado en Cristo. En del misterio de de su amor. Él llama a las familias a participar de este sueño y a hacer del mundo un hogar donde nadie esté solo, no querido o excluido”.

“Verdaderos ‘puntos-luz’ de estos días fueron los testimonios de amor conyugal dados por parejas de todas las edades. Sus historias nos recordaron que el amor del matrimonio es un don especial de Dios, que debe ser cultivado cada día en la ‘iglesia doméstica’ que es la familia”. ¡Cuánto necesita el mundo de una revolución de amor, de ternura!, para superar la cultura de los provisorio. “Nos ha demostrado también cómo la fe se actúe en la vida cotidiana, ‘encuentro en la mesa de cas’ y difunda su belleza en la gran comunidad de la Iglesia y de la sociedad”.

 

“Momento culminante de mi visita, fue el Festival de las Familias, el sábado por la noche, en el Estadio de Dublín, seguida el domingo por la Misa en el Phoenix Park. En la Vigilia escuchamos testimonios muy conmovedores de familias que han sufrido guerras, familias renovadas por el perdón, familias que el amor ha salvado de la espiral de la adicción, familias que han aprendido a usar bien los teléfonos móviles y las tabletas y a priorizar el tiempo que pasan juntos. También se ha destacado el valor de la comunicación intergeneracional y el papel específico de los abuelos en el fortalecimiento de los lazos familiares y la transmisión del tesoro de la fe”. Y de la familia, volvió a decir Francisco, forman parte los abuelos. Pero “hoy parece que los abuelos fastidian”. “En esta cultura del descarte, a los abuelos  ‘se los descarta’, se los aleja”, pero “los abuelos son la sabiduría, son la memoria de un pueblo, la memoria de las familias”. “Por favor, no descarten a los abuelos”.
“Mi visita a Irlanda, además de la gran alegría, también tuvo que asumir el dolor y la amargura del sufrimiento causado en ese país por las diversas formas de abuso, incluso por parte de miembros de la Iglesia, y el hecho de que las autoridades eclesiásticas en el pasado no hemos sido capaces de afrontar de forma adecuada estos crímenes”.  


“Un segno profondo ha lasciato l’incontro con alcuni sopravvissuti: erano otto; e a più riprese ho chiesto perdono al Signore per questi peccati, per lo scandalo e il senso di tradimento procurati. Ho implorato la Madonna di intercedere per la guarigione delle vittime e di darci la forza di perseguire con fermezza la verità e la giustizia.  Los Obispos irlandeses han emprendido un serio camino de purificación y reconciliación con aquellos que han sufrido abusos, y con la ayuda de las autoridades nacionales han establecido una serie de normas estrictas para garantizar la seguridad de los jóvenes. En mi encuentro con los Obispos, los animé en sus esfuerzos por remediar los fracasos del pasado con honestidad y valentía, confiando en las promesas del Señor y confiando en la profunda fe del pueblo irlandés, para iniciar una temporada de renovación de la Iglesia en Irlanda”. “ Irlanda tiene fe, debemos orar para que el Señor envíe nuevas vocaciones. Lo haremos con un Ave María a la Virgen de Knock”.

“El Encuentro Mundial de las Familias en Dublín fue una experiencia profética y consoladora para tantas familias comprometidas en el camino evangélico del matrimonio y de la vida familiar; familias discípulas y misioneras, fermento de bondad, santidad, justicia y paz. No olvidemos a tantas familias que llevan adelante esto”. Pero, afirmó Francisco, hoy está de moda indicar separaciones y divorcios. “Yo respeto a cada uno, debemos respetar a la gente, pero el ideal no es el divorcio, el ideal no es la separación, no es la destrucción de la familia. Lo ideal es la unidad de la familia. Así que hay que ir adelante: éste es el ideal”.

 

Y en el saludo a los árabes el Papa invitó a rezar “por todas las familias que están en dificultad para redescubrir la grandeza del amor que las ha unido y la fuerza de la fe capaz de curar sus heridas”

Al finalizar la audiencia general, el Papa recordó que el sábado próximo se celebra la cuarta Jornada Mundial de Oración por lo creado, “que -dijo- celebramos en unión con nuestros hermanos y hermanas ortodoxos y con la adhesión de otras Iglesias y Comunidades cristianas”. “En el mensaje de este año deseo llamar la atención sobre la cuestión del agua, bien primario que hay que tutelar y de poner a disposición de todos. Estoy agradecido por las diversas iniciativas que en varios lugares las Iglesias particulares, los institutos de vida consagrada y las agregaciones eclesiales han predispuesto. Invito a todos a unirse en la oración, el sábado, por nuestra casa común, por el cuidado de nuestra casa común”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El Papa en Irlanda: las familias, ‘esperanza de la Iglesia y del mundo’
25/08/2018 00:07
El Papa en Irlanda: en el santuario de Knock, con ‘Un Rosario de oro para la Madre’
26/08/2018 13:09
India, la Cámara Baja elimina el divorcio islámico
28/12/2018 10:20
El Papa en Irlanda: La polifonía contemporánea, la melodía del mensaje cristiano y el escándalo de los pedófilos
25/08/2018 16:17
El Papa a los abuelos: llevad sobre las rodillas al mundo herido por la guerra
10/05/2022 14:43


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”