02/09/2020, 13.36
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: una jornada mundial de ayuno y oración por el Líbano

La convocatoria es para el 4 de septiembre. El card. Parolin viajará a Beirut. En el discurso de la audiencia general, que tuvo lugar en el Patio de San Dámaso, el pontífice destacó el valor de la solidaridad. “Una solidaridad guiada por la fe nos permite traducir el amor de Dios en nuestra cultura globalizada, no construyendo torres o muros que dividen y después caen, sino tejiendo comunidad y apoyando procesos de crecimiento verdaderamente humano y solidario”.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – El 4 de septiembre tendrá lugar una jornada mundial de oración por el Líbano. Extendiendo la invitación a todos los libaneses, el Papa convocó hoy a esta jornada y pidió no abandonar “el mensaje” de convicencia que representa este país medio-oriental, tan duramente herido por la explosión ocurrida hace un mes. “A un mes de la tragedia – dijo -, mi pensamiento está con el Libano y con este pueblo que está atravesando una dura prueba”. “No se puede abandonar al Líbano, dejándolo en soledad”, agregó. Este “es un país de esperanza” y “un lugar de tolerancia, de respeto, de convivencia, único en la región”. “Como dijo Juan Pablo II, el Líbano representa más que un Estado: es un mensaje de libertad, un ejemplo de pluralismo, tanto para Oriente como para Occidente. No podemos permitir que este patrimonio desaparezca”. 

Hacia el final de la audiencia de hoy, en la que se destacó la bandera del Líbano, sostenida por un sacerdote libanés, el Papa prosiguió diciendo: “Deseo invitar a todos a vivir una jornada universal de oración y ayuno por el Líbano, el próximo viernes 4 de septiembre. Mi intención es enviar a un representante al Líbano, para acompañar a la población ese día. En esa fecha, viajará el Secretario de Estado en mi nombre. Irá para expresar mi cercanía y solidaridad. Ofrezcamos nuestra oración por todo el Líbano y por Beirut. Y también estemos cerca con el compromiso concreto de la caridad, como en otras ocasiones similares. Invito asimismo a los hermanos y hermanas de otras confesiones y tradiciones religiosas a asociarse a esta iniciativa en las modalidades que consideren más oportunas, pero todos unidos”.

Previo a ello, en su discurso, Francisco había hablado de la solidaridad como el camino a recorrer después de la crisis de la pandemia, ya que de todas las crisis se sale mejores o peores. Y remarcó que “para salir mejores de esta crisis, debemos hacerlo juntos, todos, en la solidaridad”. “La solidaridad y la virtud de la fe” fue el tema que abordó Francisco en la audiencia general de hoy, continuando con el ciclo de catequesis sobre: “Curar al mundo”, Una audiencia que volvió a ser “presencial” – luego de seis meses de celebrarla en la Biblioteca -  con cerca de 500 personas reunidas, respetando la debida distancia y con mascarillas, en el Patio de San Dámaso, un lugar “de honor”. Francisco retomó este punto al comenzar la audiencia, y dijo: “Después de muchos meses, retomamos nuestros encuentros cara a cara, y no ‘con una pantalla de por medio’, y esto es bello”. 

“De una forma inter-conectada, experimentamos qué significa vivir en la misma “aldea global”; pero no siempre transformamos esta interdependencia en solidaridad. Por el contrario, los egoísmos - individuales, nacionales y de los grupos de poder - y las rigideces ideológicas alimentan las «estructuras de pecado» (ibid., 36).

«La palabra “solidaridad” está un poco desgastada y a veces se la interpreta mal, pero es mucho más que unos pocos actos esporádicos de generosidad. Supone crear una nueva mentalidad que piense en términos de comunidad, y que de prioridad a la vida de todos por encima de la apropiación de los bienes por parte de algunos» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 188). No es solo cuestión de ayudar a los demás: se trata de justicia (cfr Catecismo de la Iglesia Católica, 1938-1940). La interdependencia, para ser solidaria y fructífera, necesita estar fuertemente arraigada en la humanidad y en la naturaleza creada por Dios; debe estar fundada en el respeto de nuestros semejantes y de la creación.

Luego, retomando el episodio evangélico de Pentecostés, recordado al comienzo de la audiencia, el Papa dijo que “Con Pentecostés, Dios se hace presente e inspira la fe de la comunidad, unida en la diversidad y en la solidaridad. Una diversidad solidaria posee los “anticuerpos” para que la singularidad de cada uno - que es un don, único e irrepetible - no se enferme de individualismo, de egoísmo. La diversidad solidaria posee también los anticuerpos para sanar estructuras y procesos sociales que han degenerado en sistemas de injusticia u opresión (cfr Compendio de la doctrina social de la Iglesia, 192). Por tanto, la solidaridad es la vía a recorrer hoy, mientras nos encaminamos hacia un mundo post-pandemia, hacia la sanación de nuestras enfermedades interpersonales y sociales. De una crisis, no se sale iguales. De una crisis se sale mejores o peores, tenemos que elegir. Mejores, no con un mero barniz ”.

“Una solidaridad guiada por la fe nos permite traducir el amor de Dios en nuestra cultura globalizada, no construyendo torres o muros que dividen y después caen, sino tejiendo comunidad y apoyando procesos de crecimiento verdaderamente humano y solidario. En medio de crisis y tempestades, el Señor nos interpela y nos invita a despertar y a activar esta solidaridad capaz de dar solidez, apoyo y un sentido a estas horas en las que todo parece naufragar. Que la creatividad del Espíritu Santo pueda animarnos a generar nuevas formas de hospitalidad familiar, de fraternidad fecunda y de solidaridad universal”.

Al final, en el saludo a los polacos, Francisco recordó que “hace pocos días Polonia celebró el 40° aniversario de los Acuerdos que  – a partir de una solidaridad de los oprimidos – dieron inicio al sindicato ‘Solidarnosc’ y a cambios políticos históricos, en su país y en Europa Central”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
El card. Parolin en Beirut, ‘no están solos, el mundo entero está con ustedes’
04/09/2020 14:33
Mons. Barwa: La herencia de los mártires de Orissa
29/08/2020 11:22
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Papa: Con el corazón dirigido a Lourdes, contemplemos a Jesús, médico de los cuerpos y de las almas
11/02/2018 13:04


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”