13/03/2021, 00.59
ARABIA SAUDITA - EMIRATOS ARABES UNIDOS
Enviar a un amigo

Riad desafía a Dubai: pero está atrasada en derechos, incluso más que en economía

Arabia Saudita exige que las empresas extranjeras establezcan su sede regional en la capital. La ley entrará en vigor en 2024 y deja un amplio margen de tiempo (y negociación). Analistas y expertos hablan de "anuncio efectista " o "capricho" de bin Salman. El emirato sigue siendo más atractivo no solo por la financiación, sino porque hay mayor libertad (incluso de religión).

 

Riad (AsiaNews / Agencias) - Aliados en el plano político, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) representan un rival económico y comercial para Riad a nivel regional e internacional, un rival que hasta ahora ha sido capaz de atraer riquezas e inversiones con más eficacia que el reino wahabí. Sin embargo, el panorama podría cambiar en un futuro no muy lejano gracias a las inversiones y (intentos de) reformas que ha emprendido la casa de Saud. La primera medida es el ambicioso plan pluridecenal "Visión 2030" que promueve el príncipe heredero Mohammad bin Salman (MBS) y se propone rediseñar el rostro de la nación con apertura a la modernidad, pero sin tomar en cuenta los abusos draconianos contra los derechos humanos.

Riad anunció recientemente su intención de rescindir los contratos existentes con empresas y entidades comerciales cuya sede regional no se haya establecido en el reino. La disposición, que no pretende afectar la capacidad de los inversores para ingresar en el mercado interno saudí o continuar sus negocios con el sector privado, entrará en vigor el 1 de enero de 2024.

Algunos analistas e inversionistas locales consideran que en realidad se trata de un "anuncio efectista o un capricho" de MBS, porque fijar una fecha tan lejana en el tiempo es una forma de conceder un amplio margen de negociación con el gobierno a las empresas que ya están operando. En efecto, si bien sigue siendo la economía más importante del mundo árabe, Arabia Saudita también tiene que hacer frente a las repercusiones de la pandemia del nuevo coronavirus y la caída de los precios del petróleo. Por otra parte, la tasa de desempleo alcanzó el 15%, aunque las empresas extranjeras presentes en el país están obligadas por ley a reservar una cuota de mano de obra para los ciudadanos saudíes.

Simultáneamente un grupo de trabajo que depende del  Ministerio de Inversiones de Arabia Saudita ha lanzado una verdadera campaña de captación para convencer a las empresas multinacionales de que establezcan sus sedes regionales en Riad. Entre las bonificaciones propuestas se encuentran privilegios fiscales, exención de visas para pasaportes por al menos 10 años e incentivos económicos para la contratación de personal local. Una forma no demasiado velada de alinearse con las posiciones de Dubai y competir con el que, hasta el momento, sigue siendo el polo más atractivo de Oriente Medio. En realidad la oferta no ha tenido los efectos deseados y la brecha con el emirato sigue siendo muy grande.

Para incentivar el desarrollo y liberalizar al país del petróleo, el príncipe heredero aprobó personalmente el proyecto que dará lugar al nacimiento de la futurista ciudad de Neom. Al norte de Riad se encuentra el distrito de al-Aqiq, un centro financiero inaugurado en 2006 y sembrado de rascacielos y edificios modernos que ocupan un total de 1,6 millones de metros cuadrados. Los trabajos de construcción todavía no han terminado y aunque muchas sedes y oficinas están vacías la zona ya es un lugar popular para realizar paseos.  Pero sigue siendo abismal la diferencia con el centro financiero de Dubai, que nació dos años antes y se caracteriza por un ambiente vibrante y un volumen de negocios entre los primeros del mundo.

El objetivo de las autoridades saudíes es convencer por lo menos a 500 empresas extranjeras para que establezcan su sede regional en la capital en los próximos 10 años, creando al mismo tiempo 35.000 nuevos puestos de trabajo. No obstante, Dubai conserva la primacía por las mejores oportunidades de inversión que se ofrecen, la mayor libertad de vida y la nacionalidad que concede a determinadas categorías de trabajadores. La opinión generalizada es que "Dubai sigue estando 10-15 años por delante" de Riad y que los saudíes no solo deberían considerar la economía sino también fijarse en los derechos y libertades, incluyendo la libertad de culto - actualmente prohibida en el reino a excepción del Islam sunita -, para atraer inversores y capitales del exterior.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
El ‘mártir de Neom' víctima de la “grandeza” de Mohammad bin Salman
25/04/2020 09:28
Riad paga a influenciadores para rehacer su imagen
22/10/2019


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”