04/06/2021, 13.46
IRAK
Enviar a un amigo

Yo, anciana cristiana, salvada por una familia musulmana cuando llegó el Isis

La historia de Camilla Haddad, de 98 años, escondida y cuidada por la familia de Elias Abu Ahmed cuando el Estado Islámico conquistó Mosul. Ayer la mujer se reunió con el patriarca caldeo en Bagdad. Acogida y amistad entre cristianos y musulmanes, siguiendo la consigna de la "Fratelli tutti" del Papa Francisco. En Irak se está produciendo un cambio de mentalidad.

 

Bagdad (AsiaNews) - “Cuando el Estado Islámico entró en Mosul yo estaba sola y no pude huir. Con mi amiga María nos quedamos allí, en la ciudad; teníamos miedo pero gracias a Dios vino en nuestra ayuda un vecino, Elias Abu Ahmed, un musulmán, que nos dijo que haría todo lo posible por protegernos”, cuenta a AsiaNews Camilla Haddad de 98 años. Camilla es protagonista de una historia de fraternidad y solidaridad islámico-cristiana que recién se conoció hace poco tiempo gracias a la ayuda del patriarca caledeo, cardenal Louis Raphael Sako. Junto con su amiga Mary Fathohi Weber, que después murió por causas naturales, la anciana fue recibida y cuidada por una familia musulmana durante las primeras etapas del ascenso de ISIS en el norte de Irak, en el verano de 2014.

Casi siete años después, la mujer visitó anoche la sede patriarcal de Bagdad acompañada por Elías, a quien ya considera parte de su familia. Un sentimiento recíproco, hecho de amistad y ayuda mutua que se ha ido consolidando a lo largo de este tiempo. En varias ocasiones, es el propio Elías quien interpreta y traduce en palabras el pensamiento de la anciana que, aunque goza de buena salud tomando en cuenta su edad, tiene algunos achaques y le cuesta caminar y realizar las acciones más triviales de la vida cotidiana.

Camilla recuerda que los milicianos irrumpieron en su casa en el barrio Mohandessin de Mosul, donde vivía con su amiga Mary. Al igual que otros vecinos musulmanes que acudieron en seguida, el Sr. Elias entró en la casa y afirmó que Camille era su abuela y Mary su tía, y después las trasladó a su casa en el barrio de Baladiyat. A lo largo de los años, la familia musulmana ha crecido mucho y hoy Elías tiene dos esposas y 14 hijos, educados con paciencia por la anciana cristiana que los considera nietos en todo sentido. Camille reza el rosario todos los días para agradecer a Dios la ayuda recibida y el consuelo que ha encontrado en esta nueva familia. “Daesh hubiera podido echarnos - recuerda la anciana - pero Elias Abu Ahmed nos recibió y nos acogió en su casa. Tenía algo de dinero guardado y se lo regalé para ayudar a mantener la familia y criar a los niños, porque su salario de obrero, a menudo modesto, no era suficiente”.

Mary Fathohi Weber enfermó poco después de la llegada del Isis y Camilla la cuidó hasta su muerte, el 1 de enero de 2015. Ella misma se quebró la pierna, lo que la hizo "sufrir", y le llevó mucho tiempo reponerse. Sin embargo, su salud es buena teniendo en cuenta su avanzada edad. Hace poco vendió su casa y con el dinero que obtuvo ha contribuido al mantenimiento de los niños y a la compra de bienes primarios como alimentos y medicinas.

“En esta familia - cuenta a AsiaNews el Patriarca Sako después de conocerlos - Camilla se siente bien, sabe que la cuidan. Le propuse venir aquí a Bagdad, a un hogar de ancianos, pero ella dijo que prefiere quedarse en Mosul y rezar el rosario por todos nosotros”. “Cuando salió de la casa - continúa el cardenal - para venir a Bagdad, todos los niños salieron a acompañarla, querían venir con ella, la consideran su abuela. Contribuye a su educación, porque son personas de escasos recursos mientras ella ha crecido en un barrio de gente con dinero de Mosul”.

El cardenal Sako recuerda muy bien a Camilla, a la que conoció cuando era párroco del Perpetuo Socorro en Mosul, en la década de 1990. “Junto con las hermanas - cuenta - vino conmigo a Roma y después a París, en el Año Santo. Pensé que había muerto porque no tuve más noticias de ella, pero nunca dejé de buscarla para saber qué le había pasado. No fue fácil conseguir información "sobre todo por la gran confusión que reinó durante mucho tiempo en la metrópoli del norte de Irak, pero al final lo logramos".

"Elías - continúa el patriarca caldeo - usa a menudo la expresión 'fratelli tutti' y dice que siguió con Camilla todas las etapas de la visita del papa Francisco a Irak, a principios de marzo. Para Elías, la visita a Irak fue un gesto hermoso y considera que lo que hizo por Camilla es parte de lo que enseña el pontífice, una forma de amistad y fraternidad entre cristianos y musulmanes”.

“Esta historia - afirma el cardenal Sako - es un ejemplo, como muchos otros, de un cambio de mentalidad en Irak. Daré otro para concluir: estamos restaurando una iglesia en Bagdad y cuando el ingeniero a cargo fue al mercado a comprar mármol, el vendedor musulmán chií le preguntó para qué lo necesitaba. Le dijo que era 'para el cardenal' y este le respondió que le entregaría toda la mercadería que tenía disponible e incluso le haría un descuento en agradecimiento por la visita del Papa a Irak”.

(Foto tomada de la página del Patriarcado caldeo)

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Mosul, dos ancianas cristianas a salvo del ISIS gracias a una familia musulmana
26/05/2021 12:58
Louis Sako: A dos años de la expulsión de los cristianos de Mosul y Nínive
04/08/2016 14:48
La ‘primavera’ de Mosul: la bicicletada 'rosa' y la mezquita de al-Nuri
16/04/2021 13:42