15/08/2014
Papa: a los jóvenes de Asia, Recen por la reunificación de Corea, Dios no se cansa jamás de perdonar
En el santuario de Solmoe, lugar de nacimiento del primer sacerdote coreano, Francisco encuentra por primera vez a los jóvenes llegados de todo el continente para la Jornada asiática de la Juventud (JAJ). Un larga reflexión sin leer (también en inglés) sobre la vocación de los jóvenes, sobre la reunificación de Corea, sobre la confusión y sobre la explotación. A los jóvenes el Papa ofrece tres "reglas de vida" para ser auténticos testigos del Evangelio: "tengan confianza en la fuerza que Cristo les dona, recen todos los días y háganse guiar por la verdad". El calor de los jóvenes asiáticos "nos hace percibir la gloria de Jesús y la potencia del Espíritu Santo". Un muchacho de Hong Kong: ¿Qué podemos hacer para mostrar también a China el amor de Cristo?".