10/05/2016, 11.14
FILIPINAS
Enviar a un amigo

“Seré un dictador”: Rodrigo Duterte es el nuevo presidente de las Filipinas

Con el 90% de las boletas escrutadas, el intendente de Davao ha obtenido el 38% de las preferencias. Sus dos mayores adversarios ya le han otorgado el triunfo. El nuevo presidente pronunció el discurso de la victoria: “Combatiré el crimen a costa de mi vida. Juzgadme al final de mi mandato”.

Manila (AsiaNews/Agencias) – “Seré un dictador para con todos los hombres malos y malvados. Lo seré incluso a costa de mi cargo o de mi vida. No me detendré. Este es un compromiso solemne”.  Con estas palabras, Rodrigo Duterte festejó su elección como presidente de las Filipinas. El escrutinio de los votos, depositados ayer en las urnas, todavía no se ha concluido, pero, sobre el 90% de los votos emitidos, el ex intendente de Davao ha obtenido el 38% de las preferencias. Además, los otros dos candidatos más importantes, Mas Roxas (21,3%) y Grace Poe (21,7%) ya reconocieron la victoria de Duterte. El nuevo presidente gobernará por los próximos seis años. “Juzgadme –dijo- pero no por los títulos de los diarios, sino al final de mandato. Si entonces hice mal, disparadme”.

Rodrigo “Digong” Duterte, 71 años, es miembro del PDP-Laban Party y durante más de 22 años fue intendente de Davao City (sur de Mindanao) , ciudad que, bajó su gestión , pasó de ser  un lugar atrasado y de mala vida a transformarse en “la ciudad más segura de Asia”. Con su política de mano dura, el político erradicó la criminalidad del territorio, imponiendo el toque de queda para los jóvenes y apoyando el derecho a abrir fuego sobre cualquier sospechoso. El 7 de mayo pasado, el actual presidente Benigno Aquino auspició la formación de una alianza entre los demás candidatos a fin de frenar a Duterte y su “estilo militar”, pero su llamado cayó en saco roto.

La lucha contra el crimen, desde el tráfico de drogas al terrorismo islámico, fue el caballito de batalla de la campaña electoral del candidato, que desde hace meses se colocaba firmemente a la cabeza de los sondeos. Prometió erradicar el crimen en un plazo de seis meses, propuesta que fue juzgada por muchos como “populista” y carente de fundamentos. En su discurso victorioso, Duterte se dirigió de manera  frontal a los narcotraficantes: “No tengo paciencia, no tengo medias tintas,  o vosotros me matáis o yo os mato, idiotas”. Sus posiciones sobre otras cuestiones, como puede ser la económica, son poco conocidas”.

Sigue habiendo fuertes “preocupaciones” en una parte de la sociedad, que ve en la elección de Duterte el riesgo del regreso a una dictadura militar, al menos de facto.

Ayer se votó por un total de 18.000 cargos. La carrera por la vicepresidencia muestra una lucha par entre la mujer miembro del Congreso, Leni Robredo, y Ferdinand Marcos (h), aiado de Duterte e hijo del dictador que detentó el poder entre los años’60 e ’80, de cuya posición él jamás ha tomado distancia.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Filipinas: al inicio de la campaña electoral, no se vaticina ningún ganador
10/02/2016 13:53
Rodrigo Duterte toma posesión como nuevo presidente de las Filipinas
30/06/2016 10:45
Duterte amenaza con la expulsión de diplomáticos europeos
13/10/2017 16:22
Manila, se desploma el aprecio por Duterte
09/10/2017 11:57
Insultos a los EE.UU. y revisionismo, la receta de Duterte para conquistar a Beijing
09/08/2016 13:08