31/12/2016, 10.14
SIRIA - VATICANO
Enviar a un amigo

Card. Zenari: la tregua es un paso “positivo” que trae “alivio”. Emergencia por la falta de agua en Damasco

El Nuncio apostólico demuestra un cauto optimismo por el cese del fuego alcanzado por el gobierno y los rebeldes, con la mediación de Rusia y Turquía. “La finalidad inmediata” es favorecer “la ayuda humanitaria”. Además en necesario “relanzar la mesa de las negociaciones”. “Gran participación” de los cristianos en las celebraciones de Navidad, que es fiesta nacional en Siria.

Damasco (AsiaNews)- El pueblo sirio, en general, “ve favorablemente y le parece bien”, “la tregua nacional” suscripta por el gobierno sirio y las milicias rebeldes, que rige desde la medianoche del 30 de diciembre. Un cese del fuego frágil, pero es a escala nacional y “es algo que se esperaba hacía muchísimo tiempo” y con la esperanza de que pueda traer un poco de “alivio”. Es cuánto afirma a AsiaNews, el Card. Mario Zenari, nuncio apostólico en Siria, comentando el acuerdo entre Rusia y Turquía que trajo un congelamiento de los combates.

Una tregua que parece “mantenerse en estas primeras horas, mientras se aguarda una futura conferencia de paz que debiera realizarse en Kazajistán el mes que viene.

 Para el neo-purpurado y jefe de la diplomacia vaticana en Siria el cese del fuego representa un “paso positivo”, si bien prevalece una actitud de cautela. “Hasta ayer, en la zona oriental de Damasco -cuenta- se registraron bombardeos y ataques con morteros. En la tarde del 29 de diciembre cayeron cohetes en el este de la capital”.

La gente “está cansada de esta guerra”, agrega el Card. y “ve muy positivamente el cese del fuego, el tercero de este año, esperando que el éxito de éste sea mayor que el obtenido en los dos anteriores”.

El acuerdo incluye a gran parte de la oposición, que desde hace cinco años está en lucha contra el presidente Bashar al Assad, pero nada tiene que ver con el Estado islámico ni con las demás milicias yihadistas; también están excluidas del pacto las unidades para la protección del Pueblo (YPG, los combatientes kurdos en Siria). Una tregua que el mismo presidente ruso definió como “frágil”, así como están suspendidos los futuros objetivos del eje ruso iraní en Siria, después de la reciente reconquista de Alepo.

Por las calles de la capital, narra el nuncio, “se respira un clima distinto, está la esperanza de que este acuerdo sea mejor que los otros y pueda mantenerse”. La “finalidad inmediata”, agrega, “es la porder abastecer a la gente con artículos de primera necesidad, especialmente comida”. Además, es necesario “relanzar la mesa de negociaciones", evitar que haya más víctimas civiles y prevenir una mayor destrucción".

El Card. Zenari habla de “comentarios y reacciones positivas” en relación al acuerdo entre Moscú y Ankara, el “problema” que queda ahora es  “ver qué sucederá” en el futuro inmediato . “Permanecen muchos nudos irresueltos -confirma el purpurado-, no todos los grupos rebeldes están dentro del acuerdo, la situación sobre el terreno está fragmentada, el cuadro no está bien definido y quedan dudas e incertidumbres sobre quién es parte integrante de la tregua y el rol para el futuro del país”.

Por lo tanto es necesario subrayar la importancia de estos “pequeños pasos” en dirección a la paz, si bien la población “está con el corazón en la boca esperando cómo habrá de desarrollarse la situación, y no hay una certeza del 100% de que este acuerdo pueda mantenerse”. De todos modos, confirma el purpurado, esta tregua “parece tener elementos diferentes a los anteriores, elementos positivos que pueden dar mucha esperanza. Esperemos y veamos…”

Si la política internacional mueve los peones del tablero para resolver el complicado estado de las cosas en Siria, en el terreno, la situación sigue siendo difícil, incluso y sobre todo en la capital, Damasco, donde “desde hace cuatro días falta el agua y el problema comienza a presentarse en toda su gravedad”. Por el momento afirma el Card., “no hay certeza sobre las causas que han originado el problema”. Según algunas fuentes habría habido enfrentamientos en las cuencas donde están las reservas hídricas, otros hablan de envenenamiento de los pozos efectuado por algunos yihadistas o rebeldes. “No sabemos con seguridad las causas, comenta el purpurado - pero estamos preocupados, porque comienzan a escasear hasta las botellas de agua. Hay camiones que dan vueltas por la ciudad distribuyendo agua, pero el malestar es muy grande”.

Al final, el nuncio en Damasco recuerda con satisfacción las recientes celebraciones navideñas que han registrado “una gran participación” entre los cristianos, tanto en Damasco como en Alepo y en otras zonas del país. “Los fieles han encontrado confortación en estas celebraciones -narra el Card. Zenari- porque la fe representa un elemento de fuerza, un apoyo en la dificultad. Obispos y párrocos estaban muy contentos y particularmente en Alepo se respiraba un clima de alivio y de esperanza porque no caían morteros”. Por último, recuerda el purpurado que en Siria la Navidad y la Pascua “son días de fiesta, como sucede también para las más importantes celebraciones musulmanas, lo cual confirma la importancia y el valor “reconocido a la presencia cristiana” en la vida del país (DS).

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Se mantiene la tregua entre el gobierno sirio y los rebeldes. Por ahora es “la más seria”
30/12/2016 11:01
Putin: se llegó a un acuerdo de alto el fuego entre Damasco y los rebeldes
29/12/2016 14:13
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Paz en Siria y una nueva geopolítica mundial: Moscú celebra la alianza Erdogan-Assad
08/09/2016 15:11
Caritas, en Damasco emergencia hídrica: millones de habitantes sin agua
10/01/2017 12:30