14/12/2017, 12.54
INDIA
Enviar a un amigo

Ciclón en Kerala, Mons. Pakiam: un desastre. En necesario encontrar rápidamente recursos

Activada la máquina de socorro, mientras que las autoridades estatales arrancan “por negligencia”. Un encuentro con el gobernador para definir programas de apoyo de breve y largo alcance. No hay un número preciso de los evacuados “porque la devastación es sin precedentes”. 

Trivandrum (AsiaNews)- En Kerala “las personas lloran y se desesperan. Perdieron todo lo que poseían. La situación es dramática. La población está en la espera de los pescadores desaparecidos y esperan que en algún modo vuelvan a casa”. Lo afirma a AsiaNews, Mons. María Calist Soosa Pakiam, arzobispo de Trivandrum. Él habla de los efectos devastadores del ciclón Ockhi que afectó a los Estados de Kerala y Tamil Nadu, en la parte meridional de India y lamenta una culpable “negligencia” por parte de las autoridades. Ayer se encontró con el gobernador de Kerala, al cual pidió haga llegar lo antes posible las ayudas. “Hemos hecho un elenco de las iniciativas de breve y largo alcance. Debemos encontrar recursos para enfrentar esta emergencia”, agrega con una voz cordial.

 El pasado 29 y 30 de noviembre, fuertes ráfagas de viento se abatieron sobre las costas meridionales del país. En el momento en el cual llegó el ciclón, refiere Mons. Pakiam, “más de 2 mil pescadores estaban pescando en mar abierto”. Estando a las cifras más actualizadas, “el desastre provocó 86 víctimas en el distrito de Kanyakumari (Tamil Nadu) y otras 38 en el de Trivandrum (Kerala). Instrumentos de pesca que valen millones de rupias fueron destruidas y muchas casas abatidas. Unas 100 familias encontraron refugio en los centros de rehabilitación dirigidos por la Iglesia”. “Pero, lamentablemente no tenemos números precisos de cuántos están acampados en centros improvisados, porque lo que sucedió no tiene precedentes”.

Dada la portada de la devastación, la arquidiócesis “inmediatamente activó a sacerdotes y consejos pastorales de las parroquias para distribuir materiales de primera necesidad y de asistencia, comida y bebidas. Creó un grupo para que visitase a los pueblos más afectados y cerciorarse la gravedad de los daños. También hemos juntado dinero en todas las parroquias y también varias asociaciones de la sociedad civil”.

El arzobispo denuncia “el fracaso de los gobiernos locales y centrales, que no difundieron mensajes de alerta, no obstante las condiciones meteorológicas fuesen claras. También las operaciones de socorro iniciaron con un inevitable atraso”. “Fueron los mismos pescadores -lamenta- que se aventuraron en la búsqueda de sus compañeros desaparecidos. Partieron unas 40 embarcaciones para la búsqueda, no obstante iniciaban a desaparecer las esperanzas de encontrar aún con vida a alguno de los náufragos”

Para enfrentar todo esto, en el encuentro con el gobernador, él sugirió la adopción de 2 programas, ya sea a breve como a largo alcance. “Para las acciones a breve término -afirma- queremos ofrecer asistencia médica a los heridos y a aquellos que están internados en los hospitales; atención terapéutica a las viudas y a los niños; apoyo emocional a las personas recuperadas vivas de las aguas del mar, que manifiestan traumas y miedo. Además debemos distribuir comida y materiales de primeros auxilios en los campos de refugiados, tener una presencia constante y visitar con regularidad a las familias afligidas por la emergencia, ocuparse de los niños que han perdido a uno de sus padres”.

Para las iniciativas de largo alcance, continúa el arzobispo, “proponemos la compra de terrenos, proyectos habitacionales; la rehabilitación de los evacuados; dar instrucción a los niños que quedaron huérfanos; ayudar a las viudas a encontrar trabajo; educar a los pescadores al uso de sistemas de Gps en el mar y otras medidas de seguridad durante la navegación; procurar elementos a aquellos que han perdido barcas y redes”.

En apoyo de los pescadores, refiere, la arquidiócesis organizó una marcha de protesta el pasado 11 de diciembre para pedir que el ciclón sea clasificado como “desastre natural” y una jornada de oración el día antes “para recordar a las almas de los difuntos, en la esperanza de un seguro retorno a casa de los desaparecidos. Nos consuela mucho que también el Santo Padre, el Papa Francisco nos haya recordado en sus oraciones”.

Mons. Pakiam lamenta: “Los pescadores que viven en esta área son muy pobres. Por esto normalmente son abandonados e ignorados por las autoridades. El fracaso de la máquina organizativa en el decretar el alerta, como también las operaciones de recuperación, demuestran una actitud discriminatoria de parte de los funcionarios. Si aquellos que han desaparecido en el mar hubiesen sido ricos, las autoridades habrían  obrado en modo distinto. Es triste notar que la vida de estos pescadores valga tan poco para tales personas”. Al final reporta haber recibido “la promesa por parte del gobierno que recibiremos toda ayuda posible, ya sea para las víctimas como para los heridos. Pedimos a todos los hombres de buena voluntad que se unan a nosotros”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Kerala, la Iglesia encabeza una marcha por los pescadores dispersados ​​por el ciclón Ockhi
12/12/2017 13:10
Tamil Nadu, Caritas ‘no olvida’ a los sobrevivientes del ciclón Gaja
27/11/2018 12:27
El ciclón Gaja devasta Tamil Nadu: obispos de luto por el ‘enésimo desastre natural’
17/11/2018 09:37
Kerala, ‘la peor inundación en 100 años’. Al menos 87 muertos y 25 mil evacuados
16/08/2018 12:45
Llega el ciclón Vayu: la India se prepara para la evacuación de 300.000 personas
12/06/2019 10:40