21/02/2015, 00.00
EGIPTO-LIBIA-ISLAM
Enviar a un amigo

Coptos decapitados en Libia: el calvario de las familias, el dolor de los musulmanes

de André Azzam
Los jóvenes asesinados por el Estado islámico en Libia estaban allí para trabajar, muchos de ellos esperando para casarse y ayudar mientras tanto sus familiares en casa. Padres, madres, hermanos, esposas de los muertos en shock. Los desmayos, caídas, hospitalizaciones después de la noticia de la tragedia. La solidaridad de los pueblos, iglesias, la nación, cada vez más unida. La lista de los asesinados. Del corresponsal de AsiaNews en Egipto. Primera parte.

El Cairo (AsiaNews) - La noticia de la decapitación de 21 jóvenes coptos egipcios por el Estado Islámico (EI) en Libia hunde aún hoy a Egipto en el dolor y el luto. Las familias de los muertos permanecen postrados en un sufrimiento, incluso físico, confortados por la participación de sus comunidades en la oración. Incluso muchos musulmanes participan en el dolor. Los trágicos acontecimientos del secuestro y ejecución de los jóvenes egipcios está haciendo más unida a la nación. Amr 'Abel al-Raziq, ex juez, dijo que la población está unida y apoya al ejército en las operaciones militares contra las bases de "asesinos bárbaros" en Libia.

En general, todo el mundo está sorprendido por los informes de Tivu Al Jazeera, que establece que la redada contra los egipcios por parte del EI han causado muchas víctimas entre los civiles. Pero estoy acostumbrado a la parcialidad con la que la televisión qatarí muestra a Egipto. El país se alegra de que el embajador de Qatar fuera llamado por su gobierno, aunque se sospecha que él estaba fuera del país por más de un mes, tal vez por vacaciones.

El sentimiento más común es de orgullo unido al dolor de los familiares de las víctimas. Orgullo porque los 21 egipcios han enfrentado a la muerte con valentía, como muchos mártires egipcios han hecho en la historia desde la época de los faraones, a Diocleciano, a los mamelucos crueles, las diversas potencias que ocuparon Egipto durante siglos.

Cada egipcio, y especialmente los coptos, tienen un sentido del martirio profundamente arraigado, así como una profunda religiosidad vivida por miles de años. Esto es aún más evidente en el Alto Egipto - de dónde vienen los muertos - y en las zonas rurales, donde los cristianos han tenido que hacer frente a muchos problemas en las últimas décadas.

El calvario de los familiares de las víctimas se inició hace varias semanas, cuando se publicaron las fotos de sus seres queridos que llevan el mono naranja de personas condenadas a muerte. Habían ido a gritar su dolor frente a la oficina del sindicato de periodistas y en frente de la Catedral Copta de San Marcos: "Queremos a nuestros hijos, vivos o muertos".

Hace unos días, Nader Shukry, uno de los familiares, dijo: "El problema comenzó el pasado 31 de diciembre, cuando siete egipcios fueron secuestrados cuando intentaban regresar a Egipto El 3 de enero otros 13 egipcios fueron secuestrados. El pasado 5 de agosto, otros coptos egipcios fueron secuestrados en Libia. El Ministerio de Relaciones Exteriores sólo fue capaz de ponerse en contacto con los líderes de las tribus libias. Shurkry recuerda que entonces los representantes de los familiares habían rehusado encontrarse con el primer ministro, ni con el ministro de Relaciones Exteriores ni con el gobernador de Minya.

Bedewy Samouil e Ibrahim 'Ayyad, hermanos de una víctima, dicen todas las familias han vivido un infierno durante al menos dos meses; lo mismo es para Mushrif Fawzy, padre de una de las víctimas. Todos ellos incluso han pedido la intervención de la ONU.

El p. Sadrac Ghaly, abad de la diócesis de Samallut, el área de la cual eran las víctimas (Egipto Medio, la provincia de Minya), ha seguido constantemente la situación; el obispo católico de Minya, Mons. Botros Fahim propuso días de oración y ayuno tiempo antes de saber de la masacre de los rehenes.

Stephanos Daoud, de 60 años, y su esposa, aún lloran por sus dos hijos, Bishoi, 25 años y Samouil, 22, dos hermanos que parecían casi gemelos, y que nunca querían separarse. El padre y la madre nunca llegaron a El Cairo. Han permanecido en su pueblo. Su hijo mayor, Bashir, fue a El Cairo para buscar información y apoyo, pero tuvo que resignarse a su impotencia en la protección de sus "dos hermanos inseparables, que ni siquiera la muerte pudo dividir".

A partir del 16 de febrero, cuando se difundió la noticia de la decapitación del grupo, el llanto, lamentos, críticas, gemidos y gritos se han levantado en los pueblos, en Samallout, en Minya, en El Cairo y en todo Egipto. Muchas familias de las víctimas, al escuchar la noticia, se desmayaron. En la aldea de Al-'Our (cercana a Samallout, de donde proviene la mayor parte de los muertos), las madres y esposas han sufrido un shock profundo. Nessim Gabaly, un aldeano, dijo que Sameh Salah Farouq, ahora viuda, se desmayó y estaba sosteniendo a su pequeño de un año, que se convirtió en un huérfano.

Un gran número de personas fueron trasladadas a hospitales en Samallout debido a problemas de presión o sufrieron heridas después de sus caídas o desmayos.

Stephanos Daoud espera recibir los cuerpos de sus dos hijos, para darles un entierro digno. Todas las demás familias tienen la misma esperanza, pero tal vez en vano, ya que la milicia ha tirado al mar los cuerpos de los muertos.

Teresa 'Ateyyât Shehata, de 60 años, madre de la víctima Shukry Youssef Younan, dijo que su hijo estaba a punto de casarse y con su trabajo sostenía a sus dos hermanas. En Matay, al norte de Samallout, Mounir 'Adly Saad se desmayó al conocer la noticia de la muerte de su hijo Gaber.

Amba Paphnutios, obispo copto ortodoxo de Samallout ha decidido organizar misas y oraciones por las víctimas; los vecinos han levantado tiendas de campaña en el pueblo para recibir a los visitantes y recibir condolencias.

Estos son los nombres de las 21 víctimas:

- Louqâ Nagati Anis 'Abdou, de 27 años, casado, con un hijo de nueve meses;

- 'Essam Baddâr Samir Is'haq, soltero, ambos de la aldea de al-Gabaly;

- Sâmeh Salah Farouq, casado, un hijo, del pueblo de Manqariûs;

- 'Ezzat Boshra Nassif, casado, con un hijo de 4 años, del pueblo de Dafash;

- Gâber Mounîr 'Adly  Saad, soltero, de la aldea de Menbâl;

- Mina Shehâta 'Awad, de la aldea de Al-Farouqeyya.

Desde el pueblo de Al-'Our:

- Hâny 'Abdal-Massîh Salîb, casado; tres hijas y un hijo;

- Guergues Milâd Sanyût, soltero;

- Tawadraus Youssef Tawadraus, casado, con tres niños de 7 a 13 años;

- Kyrillos Boschra Fawzy, soltero;

- Mâgued Solimân Shehata, soltero, dos hijas y un hijo

- Mîna Fâyez 'Azîz, soltero;

- Samouil Alham Wilson, casado, con tres hijos de 6,4 y 2 años;

- Bishoï Stephanos Kâmel, soltero;

- Samouil Stephanos Kâmel, hermano Bishoi, soltero;

- Malâk Abrâm Sanyût, casado, tres hijos;

- Milâd Makîn Zaky, casado, una hija;

- Abânûb 'Ayyâd 'Ateyya Shehâta, soltero;

- Guergues Samîr Megally Zâkher, soltero;

- Youssef Shukry Younân, soltero;

- Malâk Farag Ibrâhîm, casado, una niña.

(Fin de la primera parte).

 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Ataques aéreos egipcios contra el Estado islámico en Libia, después de la decapitación de 12 coptos
16/02/2015
P. Rafic: ‘Consuelo’ por el hallazgo de los restos de los mártires coptos decapitados en Libia
12/10/2017 16:09
Escapan del infierno líbico. Migrantes egipcios cuentan la odisea y las torturas del Estado islámico
23/02/2015
Una catedral dedicada a los mártires egipcios decapitados en Libia
17/02/2018 11:37
Etíopes decapitados, asesinados y filmados por el Estado islámico
20/04/2015