03/01/2018, 12.40
IRÁN

Decenas de miles de iraníes en las calles para defender al gobierno. Nuevas víctimas y arrestos

Impresionantes marchas contra los EE. UU. y lealtad al liderazgo. La cifra de víctimas por las protestas asciende a 23 muertos y 450 arrestos. Khamenei: "Enemigos" externos que quieren fomentar el caos y llegar a las instituciones. Zarif: La seguridad y la estabilidad dependen de los iraníes, libres para "protestar y votar". La pobreza y el desempleo son las razones fundamentales de las manifestaciones.

Teherán (AsiaNews) - Esta mañana, decenas de miles de personas tomaron las calles en diferentes ciudades, en el contexto de una campaña masiva para apoyar al gobierno y al liderazgo religioso de la República Islámica, que ha sido escenario de violentas protestas. Según la televisión estatal, al menos 23 víctimas en los enfrentamientos que llevaron al arresto de más de 450 personas.

Los ciudadanos marcharon por las calles de algunas de las ciudades más importantes del país, incluidos Ahvaz (sudoeste), Kermanshah (oeste) y Gorgan (norte). Muchos de los eslóganes entonados por los manifestantes, como "líderes, estamos listos" se unieron a los numerosos coros contra los Estados Unidos ("muerte a Estados Unidos") e Israel. Los manifestantes ondearon banderas de la República Islámica y cárteles con la cara del líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, y las palabras "muerte a los sediciosos".

Las manifestaciones de esta mañana siguen una noche de relativa calma en la capital, Teherán, el epicentro de las protestas en los últimos tres días. Detrás del levantamiento, promovido sobre todo por los jóvenes - la edad promedio de los arrestados es de 25 años - los problemas económicos y las medidas de austeridad lanzadas por el ejecutivo, incluido el recorte del gasto social y el aumento de los precios de los alimentos y el combustible.

El presidente Hassan Rouhani habló de una "pequeña minoría" de personas que fomentan el levantamiento, y agregó que serán las personas quienes les responderán adecuadamente. Y detener la violencia no excluye la movilización de millones de personas.

Ayer, por primera vez desde el comienzo de la protesta, el supremo líder iraní, el ayatolá Ali Khamenei, intervino, señalando a los "enemigos" de Irán que están fuera del país. Acusan al líder chiíta de "haber fortalecido la alianza para golpear a las instituciones" de la República Islámica e intentar explotar "la oportunidad" para fomentar el caos.

Sin mencionarlos directamente, el gran ayatolá habló de enemigos externos que "usaron diferentes instrumentos", incluyendo "dinero, armas, política y espionaje para crear disturbios". "A su debido tiempo - concluyó Jamenei - hablaré al pueblo sobre los incidentes recientes".

Mientras tanto, se fortalece la presión internacional sobre los jefes institucionales del país, de modo que el levantamiento no se reprima con sangre. En una nota, la Unión Europea (UE) expresa su preocupación por la escalada de la violencia y asegura que "sigue de cerca las manifestaciones en curso" y la "pérdida inaceptable de vidas humanas". Estados Unidos está pidiendo insistentemente una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, mientras que el Ministro de Asuntos Exteriores francés ha decidido posponer la visita a Teherán programada para los días 5 y 6 de enero.

En los videos y las redes sociales se puede ver imágenes de manifestantes que intentan atacar una estación de policía en la ciudad central de Qahderijan. Según la televisión estatal, seis de las nueve víctimas registradas en el área eran personas que intentaban robar armas y municiones de los barracones, ubicados en la provincia de Isfahan, a unos 350 metros al sur de la capital.

El canciller iraní, Mohammad Zarif, recordó que la seguridad y la estabilidad de Irán dependen de su propia población. Al comentar sobre las protestas del gobierno, el jefe de la diplomacia de Teherán, el gran arquitecto del acuerdo nuclear de 2015, habló de personas "infiltradas" en las protestas pacíficas. Agregó que no se les permitirá "violar los derechos de los iraníes", que son libres de "votar y protestar".

Los iraníes tienen varias razones para protestar, desde el desempleo juvenil hasta la inflación, exacerbadas por las sanciones que la administración estadounidense ha mantenido a pesar del acuerdo nuclear (el Jcpoa), especialmente en términos de créditos y préstamos bancarios. Una fuente de AsiaNews comenta: "El 95% de los manifestantes son jóvenes menores de 25 años. La pobreza y el alto porcentaje de desempleados los llevan a exigir un cambio en el régimen". (DS)

Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Cárcel para tres universitarios que protagonizaron protestas contra el gobierno
13/03/2018 10:08
Teherán: los Pasdaran declaran el ‘fin de la revuelta’, pero la tensión sigue
04/01/2018 09:58
Continúan las manifestaciones en muchas ciudades iraníes. Mataron a un policía
02/01/2018 10:36
Teherán, en el nuevo Parlamento cada vez más reformistas y mujeres
02/05/2016 14:22
La extraña alianza entre los EEUU y los fundamentalistas iraníes
20/04/2016 20:04