19/02/2021, 13.35
CHINA-VATICANO
Enviar a un amigo

Destrucción forzada de la iglesia del Sagrado Corazón en Yining

de Wang Zhicheng

La iglesia se construyó en el año 2000, con todos los permisos y el reconocimiento de las autoridades locales. Los motivos de la destrucción son dos: destinar el terreno a fines comerciales y eliminar la "excesiva ostentación" del edificio religioso. La política de "sinización" lanzada por Xi Jinping, y aplicada en Zhejiang y Xijiang. También se han demolido o dañado 16.000 mezquitas. El llamamiento al Papa y al Vaticano.

 

Yining (AsiaNews) - A partir de hoy, 19 de febrero, los católicos de Yining (Xinjiang) deberán evacuar y vaciar la iglesia del Sagrado Corazón. Por orden de las autoridades locales, la iglesia será destruida. "Tal vez, para la semana próxima, esta iglesia católica, ubicada en la frontera occidental de China, desaparecerá bajo el polvo", dijo una fuente a AsiaNews.

La comunidad de Yining vive en el distrito de Yili, a  unos 700 km al oeste de Urumqi, la capital de Xinjiang. Los católicos del distrito -unos 2.000- reúnen a antiguos exiliados de la época del imperio Qing, a los que se sumaron -después de 1949, con el surgimiento de la República Popular China- inmigrantes y personas recluidas en los campos de trabajo forzado de la región.

Lo extraño del caso es que la iglesia cuenta con todos los permisos de la Administración de Asuntos Religiosos. El templo fue construido en el año 2000 y a su inauguración asistieron incluso funcionarios del distrito de Yili y autoridades del gobierno de Yining, que felicitaron a la comunidad por la obra.

Las autoridades no han informado sobre el motivo de la demolición. Sin embargo, la mayoría de la gente sospecha que la intención es destruir la iglesia, y en su lugar, construir una zona comercial. De hecho, la iglesia está situada a lo largo de la carretera que lleva al aeropuerto y, en los planes urbanísticos, esta carretera será cada vez más importante.

La cuestión es que el lugar donde su ubica la iglesia fue elegido por el gobierno de la ciudad en 1993. Se optó por esa ubicación porque estaba lejos del pueblo y las autoridades no querían que la iglesia se construyera en un lugar "demasiado visible". Como es natural, con el tiempo, la ciudad creció y hoy en día el terreno resulta apetecible para los especuladores y el gobierno local.

La iglesia ya había sufrido varios destrozos en el 2018: en nombre de la "sinización", la Oficina de Asuntos Religiosos arrasó con los cuatro bajorrelieves que adornaban la fachada y eliminó las dos estatuas de San Pedro y San Pablo a ambos lados del edificio. Además, hizo arrancar la cruz que adornaba la aguja del frontón y destruyó las dos cúpulas y los campanarios porque, según los funcionarios de gobierno, eran "demasiado llamativos" (foto 1 derecha).

El carácter "demasiado llamativo" de la iglesia hizo que fuera perseguida desde sus inicios.  El proyecto presentado ante las autoridades en 1993 tuvo que ser reformulado y las dimensiones de la iglesia se redujeron en 5 metros porque era "demasiado alta". Mientras avanzaba la obra, en el año 2000, las autoridades hallaron que las cúpulas, pintadas de colores vivos (foto 1 izquierda), eran "demasiado vistosas". Por tanto, tuvieron que ser repintadas en color gris (foto 2).

Según los fieles, los Reglamentos no son más que una excusa para sofocar a los cristianos. "Esto es una confirmación más de que la libertad de culto y los intereses legítimos de los creyentes no se respetan en este país", dijo uno de ellos.

La situación de la Iglesia en Xinjiang se ha deteriorado desde que Xi Jinping llegó al poder en 2013 y desde que el secretario del Partido en la región, Chen Quanguo, prometió una política de "tierra abrasada" contra los musulmanes y otras religiones.

Con el afán de comercializar los terrenos, en los últimos años se han destruido al menos cuatro iglesias en Xinjiang: la de Hami, la de Kuitun y dos de Tacheng. Todos los edificios tenían los permisos en regla, pero fueron demolidos y no se pagó ninguna indemnización por ello.

El sacerdote de la Iglesia de la Inmaculada Concepción de Tacheng fue llevado a la fuerza y desapareció por casi dos años. Ahora, pese a que recuperó la libertad, no se le permite realizar ninguna actividad religiosa.

En los últimos años, también se destruyeron muchas mezquitas en nombre de la "sinización". Se calcula que al menos 16.000 mezquitas fueron destruidas o dañadas.

El método de destruir iglesias y cruces, borrando su "visibilidad", fue inaugurado en 2014 en Zhejiang por Xia Baolong, secretario del Partido en la región y amigo íntimo de Xi Jinping. Desde febrero de 2020, Xia dirige la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao.

En diálogo con AsiaNews, un sacerdote suspira: "Nos preguntamos, ¿cuánto más tenemos que sufrir para que el Papa y el Vaticano se den cuenta de nuestra persecución y de la inutilidad del Acuerdo entre la Santa Sede y China?".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Henan, crónicas de cotidiana persecución: cruces y signos religiosos destruidos, chantajes y prohibiciones
07/06/2019 14:12
Henan, demolieron las cruces de una iglesia católica en Weihui (VIDEO)
30/04/2019 11:56
Carta abierta de los católicos de Datong: No podemos acallar la opresión que sufrimos por nuestra fe
26/11/2018 14:43
Sacerdote chino: No llegó todavía el momento de la persecución y de la traición
05/09/2018 17:45
Los frutos de la sinización: adorar al ‘dios’ Xi Jinping
16/11/2018 12:55