23/01/2021, 14.01
VATICANO
Enviar a un amigo

El Papa: el ‘Ven y lo verás’ del Evangelio también es necesario para el buen periodismo

En el Mensaje para la 55ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, el Papa Francisco propone una comunicación basada en el encuentro directo con las realidades, las personas, las experiencias. El riesgo de los "periódicos fotocopia" y de la información "de palacio" pre-confeccionada. La información sobre la pandemia también debe hablar de la espera de la vacunas para los "más pobres de Asia, América Latina y África" y de la miseria en la que han caído muchas familias. La elocuencia "vacía" de los comerciantes y los políticos. El "Ven y lo verás" de la misión.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - El "Ven y lo verás" que caracteriza los primeros encuentros de Jesús, narrados en el Evangelio de Juan, es "el método de toda auténtica comunicación humana". Garantiza un encuentro con la realidad, las personas y las experiencias sin la "cómoda presunción del ‘como ya es sabido’", abriéndose a las sorpresas y las novedades. Este método también es fundamental para ser un buen periodista.

Así introduce el Papa Francisco su 55º Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que suele celebrarse en la solemnidad de la Ascensión (este año el 16 de mayo). El título es precisamente: Ven y lo verás" (Jn 1,46). Comunicar encontrando a las personas donde están y como son.

El texto se dio a conocer hoy, en la víspera de la memoria de San Francisco de Sales, patrono de los periodistas. En el Mensaje, el Papa también menciona a otro posible patrono, Manuel Lozano Garrido (1920-1971), beatificado en 2010 por Benedicto XVI. Lozano (apodado "Lolo"), aconsejaba a sus amigos y colegas periodistas: "«Abre pasmosamente tus ojos a lo que veas y deja [que tus manos se llenen de la frescura de la savia], para que los otros puedan tocar ese milagro de la vida palpitante cuando te lean»."

Para el pontífice, el mundo de la comunicación está viviendo justamente lo contrario. Francisco habla de los “periódicos fotocopia” y de los noticieros de radio y televisión y páginas web que son sustancialmente iguales, donde el género de la investigación y del reportaje pierden espacio y calidad en beneficio de una información pre-confeccionada, “de palacio”, autorreferencial, que es cada vez menos capaz de interceptar la verdad de las cosas y la vida concreta de las personas, y ya no sabe recoger ni los fenómenos sociales más graves ni las energías positivas que emanan de las bases de la sociedad. La crisis del sector editorial puede llevar a una información construida en las redacciones, frente al ordenador, en los terminales de las agencias, en las redes sociales, sin salir nunca a la calle, sin “desgastar las suelas de los zapatos”, sin encontrar a las personas para buscar historias o verificar de visu ciertas situaciones”. 

Con el método del ‘Ven y lo verás’ es posible descubrir y narrar aspectos positivos nuevos, inusuales y más completos de la realidad. Como ejemplo, el papa cita la información sobre la pandemia del coronavirus, en la que se habla poco de la “la espera de curación en los pueblos más pobres de Asia, de América Latina y de África” y de la desequilibrada distribución de la vacunas; de las familias empobrecidas que ‘hacen cola delante de los centros de Cáritas para recibir un paquete de alimentos”.

El pontífice exalta la red y sus expresiones sociales, que nos “posibilitan convertirnos en testigos de eventos que de otra forma los medios tradicionales pasarían por alto”, pero también advierte sobre la difusión de noticias sin verificar, de imágenes manipuladas, fruto de una comunicación enferma de “un narcisismo banal”. 

Por último, el “Ven y lo verás” es importante para el testigo mismo: solo si uno ha visto, su comunicación será veraz, eficaz e interesante.

Francisco pone el dedo en la llaga cuando se refiere a la “elocuencia vacía [que] abunda en nuestro tiempo, en cualquier ámbito de la vida pública, tanto en el comercio como en la política". Y cita a Shakespeare, en "El Mercader de Venecia": «Sabe hablar sin cesar y no decir nada. Sus razones son dos granos de trigo en dos fanegas de paja. Se debe buscar todo el día para encontrarlos y cuando se encuentran, no valen la pena de la búsqueda»”.

Pero también es algo importante para la comunicación y la misión evangélica: “Todos los instrumentos son importantes y aquel gran comunicador que se llamaba Pablo de Tarso hubiera utilizado el correo electrónico y los mensajes de las redes sociales; pero fue su fe, su esperanza y su caridad lo que impresionó a los contemporáneos que lo escucharon predicar y tuvieron la fortuna de pasar tiempo con él, de verlo durante una asamblea o en una charla individual”.

Antes de la oración final, Francisco concluyó su mensaje diciendo: “Desde hace más de dos mil años es una cadena de encuentros la que comunica la fascinación de la aventura cristiana. El desafío que nos espera es, por lo tanto, el de comunicar encontrando a las personas donde están y como son”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: De Juan el Bautista a Jesús. El drama de la gente sin hogar
24/01/2021 13:09
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Papa: la red social complementa un encuentro de carne y hueso
25/01/2019 14:42
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40