26/06/2018, 19.24
COREA DEL SUR-MYANMAR
Enviar a un amigo

En el festival de Madrid un documental del p. John La Raw, sacerdote-cineasta

Narra los dramáticos vericuetos sociales del tráfico de la droga en Myanmar y la lucha cotidiana de quien se opone. Entre los muchos testimonios narrados hay “historias inimaginables”. “Es mi voluntad poner el cine al servicio de la Iglesia y de su misión. Por esto, los valores humanos y sobre todo los cristianos son los protagonistas de mis películas”.

Seúl (AsiaNews)- Entre las películas que serán presentadas en el próximo Festival internacional del cine de Madrid (21-28 de julio de 2018) estará también “The Opium War” (La guerra del opio), documental dirigido por el p. John Raw (FOTO). La obra de sacerdote-cineasta de 40 años, originario del Estado de Kachin, narra las dramáticas situaciones sociales del tráfico de drogas en Myanmar y la lucha cotidiana de quien se opone. La tóxico-dependencia es un fenómeno que cada año en el país atrae a miles de jóvenes vidas. Esto representa de hecho una importante fuente de ganancia para los señores de la droga china, negociantes locales y hasta funcionarios del gobierno. Ciudadanos comunes, exponentes de la sociedad civil y organizaciones religiosas, ligadas sobre todo a la Iglesia católica y a la Iglesia bautista, decidieron rebelarse a su juego y combaten contra ellos “una guerra” por la dignidad humana.

El tema tratado en el documental es más bien sensible en el país. Por esto, el p. John tuvo que realizar las tomas en secreto, tutelando las identidades de las personas que entrevistó. “La droga es uno de los principales problemas que afligen al pueblo en Myanmar-declara a AsiaNews, el p. John. En cada familia hay un tóxico-dependiente y de esto derivan consecuencias terribles para el tejido social. El gobierno no hace lo suficiente para combatir el fenómeno y a menudo obstaculiza las obras de quien intenta hacerlo. La ‘Opium War’ es aquella en la cual están comprometidas estas personas, ciudadanos animados por el sentido de protección hacia las propias familias”. Entre los muchos testimonios recogidos hay “historias inimaginables”. “Como aquella de una madre de 3 hijos, todos muertos por la droga-afirma el sacerdote. Que se quedó sola, sin que nadie se ocupe de ella, esta mujer tiene enormes dificultades para sobrevivir”. Sin embargo, el movimiento antidroga es un “símbolo de esperanza” para Myanmar y la Iglesia está en la primera línea. “Diversas son las iniciativas promovidas por los líderes católicos: programas de sensibilización y de asistencia, centro de recuperación para los tóxico-dependientes”, subraya el p. John.

La información y la educación son para el p. John las características fundamentales del compromiso católico y gracias a su capacidad en atraer personas, “también una película puede ser eficaz”. “Los medios pueden ser instrumentos útiles para la evangelización. Es mi voluntad poner al cine al servicio de la Iglesia y de su misión. Por esto, los valores humanos y sobre todo aquellos cristianos son los protagonistas de mis obras. Mi deseo es que de ellas los espectadores, sobre todo los jóvenes, puedan aprender lecciones importantes para sus propias vidas”, declara. Ya antes de ser sacerdote, en el año 2001, el p. John había producido 4 largometrajes para la Oficina de comunicaciones sociales de la diócesis de Myitkyina.. Por algunos años después de su ordenación, trabajó en Manila (Filipinas) para la radio Veritas Kachin Service (RVA-KS), emitente radiofónica de información religiosa en lengua kachin. Alentado por su obispo, Mons. Francis Daw tang, en 2013 se transfirió en Corea del Sur, para estudiar cinematografía en la Chung-Ang University de Seúl. L próximo agosto, el p. John concluirá sus estudios de especialización en Dirección, antes de volver a Myanmar.

En 2016, su cortometraje “The Confession” (La Confessione – aquí el link) fue seleccionado como el mejor en el Mirable Dictu – el Festival internacional del cine católico de Roma. Por el momento, el sacerdote está trabajando en las post-producción de su última película. “se llama “Ma Ma”, esta cuenta la historia de una joven abandonada por sus padres. Persiguiendo su sueño de una vida mejor, la joven entra a formar parte de una banda de narcotraficantes. Quedándose embarazada durante una historia de amor tormentosa y terminada en una separación, Ma Ma rechaza abortar y se escapa de su pasado criminal, para iniciar una nueva vida con su niño. “Esta película está ambientada en un contexto budista como el birmano, pero sacudido por un mensaje propiamente cristiano: la defensa de la vida y de los derechos humanos”, concluye el p. John. (P:F)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Adiós a Lester James Peries, cineasta católico, ‘padre’ del cine cingalés
02/05/2018 15:39
Vetada la película sobre la activista palestina Ahed Tamimi: "Está distorsionada y es divisiva"
04/01/2018 12:07
Kerala, en las salas cinematográficas el primer documental sobre los mártires de Khandhamal
13/07/2016 12:59
Taipei, el Museo nacional celebra la obra del jesuita Giuseppe Castiglione
12/10/2015
Más de 360 millones de telespectadores para la prima de la película sobre el jesuita Giuseppe Castiglione, el pintor de los emperadores
20/04/2015