11/11/2013, 00.00
FILIPINAS
Enviar a un amigo

Filipinas, superior del Pime: cada vez más grave la situación tras el paso de Haiyan

El padre Giovanni Re dijo que las autoridades han reabierto algunos aeropuertos y desbloqueado algunas carreteras principales: "ahora intentan conseguir ayuda por vía terrestre". Daños menores en Cebu, donde la arquidiócesis ha lanzado un programa de ayuda mutua entre las parroquias que permanecieron intactas y las afectadas. Un signo de esperanza: en Tacloban, la ciudad que sufrió grandes daños, nació una niña.

Cebu (AsiaNews) - Las noticias procedentes de las áreas afectaron por el tifón Haiyan "no son buenas. Entre más pasan las horas, más gente en el lugar que prestan socorro descubren algo nuevo y más grave". Lo afirma a AsiaNews el padre Giovanni Re, Superior regional de Pime (Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras) en las Filipinas. Según el sacerdote, "tenemos que esperar unos días para obtener una idea más clara de la devastación causada por este súper tifón". Que, según el presupuesto provisional ya ha causado al menos 10.000 muertos en la isla de Leyte, la zona más golpeada por el cataclismo.

Entre ayer y hoy, dice el p. Re, "lograron reactivar un aeropuerto local y restaurar conexiones aéreas. Es sobre todo aviones de transporte militar, tengo entendido que ya se han reanudado los vuelos civiles. En el interior, especialmente en las grandes ciudades como Letye y Dacloma, los esfuerzos de socorro han liberado algunas carreteras. Quizás así podamos canalizar la ayuda de alimentos, medicinas y ropa también por tierra. Sería buena noticia".

El súper tifón Haiyan golpeó a las Filipinas a una velocidad de 350 km/h. La isla Letye sufrió el peor daño, pero también otras partes del país fueron golpeadas por la furia del ciclón. En Cebú, explica a AsiaNews monseñor Aquiles Dakay, Oficial de enlace de los medios de comunicación de la arquidiócesis, "20 parroquias al norte de la ciudad resultaron dañadas. En total contamos 10 víctimas. Nuestro obispo, mons. José Palma, ya ha organizado un programa de ayuda mutua: las otras parroquias de la ciudad proporcionarán ayuda y socorro a las zonas afectadas. Hicimos una escala de prioridades, en base al cual distribuiremos alimentos, agua y materiales para dar comienzo inmediatamente a la reconstrucción de las casas".

En medio de la devastación, hay al menos un signo de esperanza: esta mañana en Tacloban una  joven, Emily Sagalis, dio a luz a una niña. La pequeña nació entre los restos de un aeropuerto, con la ayuda de un médico del ejército mientras sus padres solicitaban ayuda. Emily, 21 años, decidió llamarla Bea Joy, en honor de su madre, Beatriz, quien murió durante el tifón.

El P. Fernando Milani, vicepresidente superior regional del Pime y misionero de Antique, enfatiza: "tal vez en unos meses sabremos el número real de muertes, y no nos sorprenderemos por la efectiva devastación causada por el tifón. Esta vez el gobierno ha hecho todo lo posible, incluso enviar coches equipados con altavoces para advertir de prepararse. Pero para aquellos que viven en casas de paja, es poco lo que pueden hacer, sólo prepararse para tener su casa destruida". También en su provincia ha pasado el Haiyan, causando tan sólo 14 víctimas, casi dos por cada parroquia en la parte norte de la diócesis.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Católico arrestado por cultivar cannabis para tratar a su esposa en fase terminal
08/04/2017 12:24
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Manila todo listo para una Jornada de oración contra la trata de personas
10/12/2013