06/04/2016, 19.19
ORTODOXOS - VATICANO
Enviar a un amigo

Francisco, Bartolomé, Hieronymus: la unidad de los cristianos en favor de los refugiados y la vergüenza de Europa.

de NAT da Polis

El Card. Parolin recibió la carta oficial de invitación para el Papa Francisco. El 15 de abril el pontífice, junto al patriarca ecuménico de Constantinopla y el arzobispo ortodoxo de Atenas estarán en Lesbos para encontrarse con los refugiados que llegaron a la isla. “Europa se volvió insignificante dentro de los fenómenos mundiales porque ha mercantilizado al cristianismo”. El valor del camino ecuménico para la misión común de los cristianos en el mundo contemporáneo.

Estambul (AsiaNews)- El Secretario de Estado vaticano, Card. Parolin, recibió ayer por la tarde al embajador de Grecia en la Santa Sede, Alexandros Koujiou. Acompañado por su consejero, Athanasios Paraseglou, el embajador entregó la carta del presidente de la República helénica Prokopis Pavlopoulos con la cual oficializa el viaje relámpago del Papa Francisco a Lesbos, previsto para el 15 de abril. En la isla, junto al Patriarca ecuménico Bartolomé I y el arzobispo ortodoxo de Grecia Hieronymus, abrazarán a los refugiados que llegaron a tierra griega, víctimas del mundo contemporáneo, rindiendo también homenaje a los miles de muertos o desaparecidos en las aguas del Mediterráneo. Estará presente también el Premier Alexis Tsipras.

Más allá del contexto ceremonial, este viaje asume un significado que es tan diverso como importante. El mismo es uno de los primeros pasos concretos y factuales de la respuesta del ecumenismo cristiano a la crisis que involucra al mundo de hoy.

El metropolita de Pérgamo, Ioannis Zizioulas, refirió a AsiaNews que la cuestión de los prófugos es la punta del iceberg de una profunda crisis que afecta al mundo, el cual propone una economía globalizada, pero la extrañeza y el desprecio por la dignidad humana.

La visita de los tres jefes cristianos a los migrantes y prófugos –que pronto debieran ser repatriados a sus países o a Turquía, según el acuerdo firmado entre la Unión Europea y Turquía-  es un signo de crítica a la política europea, que se ha vuelto cada vez más estéril en términos de propuestas. Como dijo, tiempo atrás, un verdadero modelo del ecumenismo en Grecia, Gabriel Arnellos, “Europa se ha vuelto insignificante en los fenómenos mundiales, porque ha  mercantilizado el cristianismo”.

Preparado con mucha discreción por Roma y Constantinopla, con el involucramiento de Atenas, el encuentro constituye otro paso en pos de un itinerario ecuménico que está implicando de un modo lento, pero concreto, a todas las demás Iglesias ortodoxas, llamadas a confrontarse luego de casi 13 siglos, en el próximo Sínodo pan-ortodoxo que será celebrado en Creta el 16 de junio.

Dicho Sínodo no es aún ecuménico, en tanto todavía no están involucradas todas las Iglesias cristianas, pero es ya expresión de la voluntad y del deseo del pueblo de Dios de implicar a todos los cristianos en un itinerario común hacia una plena unidad sacramental,  de la cual Roma y Constantinopla han sido paladines de la primera hora.

Hechos concretos iniciados por Juan XXIII con la convocación del Concilio Vaticano II, que fueron continuados con Pablo VI y Atenágoras en Jerusalén (1965) con la cancelación de las excomuniones recíprocas entre católicos y ortodoxos, que fueron vigorosamente retomados por Francisco y Bartolomé, con la presencia de este último en la toma de posesión del Papa Bergoglio, por primera vez en la historia de las dos Iglesias.

El resto es historia viva: el encuentro de Francisco y Bartolomé en Jerusalén, en el 2014, en recuerdo del camino común de los último 50 años; la invitación a todos los cristianos a reencontrarse en el 2025 en Nicea, actualmente llamada Iznik, en Turquía, para festejar junto el  primer Sínodo verdaderamente ecuménico.   

En este camino común queda también implicado el recientísimo histórico encuentro entre Francisco y Kirill en Cuba, y el próximo a realizarse en Lesbos entre Francisco, Bartolomé y Hieronymus, esta vez en territorio griego, una tierra “apostólica” en tanto ha sido atravesada por los apóstoles de Jesús. Ella es también la tierra que ha visto nacer las primeras discordias entre los cristianos.

Bartolomé ha repetido en numerosas oportunidades, y en plena sintonía con Francisco, que sólo una Iglesia unida en el sentido evangélico puede dar respuesta a los problemas que, desde siempre, perturban la existencia humana.

El Sínodo pan-ortodoxo servirá para comprender este desafío y revalorizar el mensaje evangélico con la herramienta de la sinodalidad, expresión de recíproco respeto y libertad en el sentido evangélico, fuera de toda presión política coyuntural.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a los refugiados de Lesbos: no estáis solos, imploro al mundo por una solución
16/04/2016 12:44
El Papa Francisco, Bartolomé I y el arzobispo Hieronymos quizás estarán con los migrantes de Lesbos el 14 y 15 de abril.
06/04/2016 10:50
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00
Incendio y revueltas en un campo de refugiados: la tragedia continua de Lesbos
30/09/2019 10:10
Inician las deportaciones de los migrantes hacia Turquía
04/04/2016 11:15