29/01/2016, 10.43
CHINA
Enviar a un amigo

Guangzhou, la condena de los tres disidentes es “un claro mensaje de Xi Jinping”

El Chinese Human Rigths Defender critica el veredicto contra el abogado Tang Jingling y los activistas Yuan Xinting y Wang Qingying. Ellos “solamente han ejercitado sus derechos humanos más básicos”. Las Organización de las Naciones Unidas pidió por su liberación hace más de un año. Torturas físicas y psicológicas durante los veinte meses de prisión preventiva.

Guangzhou (AsiaNews)- La Corte intermedia del pueblo de Guangzhou condenó a un abogado y a dos activistas por los derechos humanos a penas que varían de dos a  cinco años de prisión por la acusación de “incitar a la subversión contra el poder estatal”. La noticia la dio el Chinese Human Rights Defender (CHRD), que critica la decisión contra el abogado Tang Jingling y los activistas, Yuan Xinting y Wang Qingying. El primero fue condenado a cinco años; el segundo a tres años y medio, y el tercero a dos años y medio.

El veredicto se enmarca en la campaña de persecución lanzada por el presidente Xi Jinping contra los abogados que trabajan por los derechos humanos y otros muchos disidentes de la sociedad civil china. La decisión de la Corte envía un claro mensaje: el gobierno de Beijing está decidido a castigar a quien ejercite y defienda los derechos básicos. En modo particular, como lo demuestra este caso, los derechos de expresión, asociación y asamblea. La audiencia se desarrolló a más de seis meses de la primera aparición de los tres en el tribunal (23 y 24 de julio) y más de veinte meses después de su arresto, sucedido en mayo de 2014.

El abogado Tang Jingling (44 años) fundó en el año 2006 el “Movimiento civil no violento de desobediencia”, que lucha por una reforma democrática de China. Hay quienes lo han definido como “el Gandhi chino”, a causa de su promoción de la protesta no violenta.

Wang Qingying, de 33 años, era docente en la Guangdong University for Technology: en 2006 eligió el camino del activismo por los derechos humanos y en 2009 fue expulsado del ateneo a causa de la presión de las autoridades. Wang había firmado la Carta 08. En el año 2013 se unió al movimiento fundado por Tang.

Yuan Xinting, de 44 años, se llama en realidad Yuan Chaoyang. En otro tiempo era editor en Guangzhou Press. Después de haber firmado, también él, la “Carta 08”, fue despedido en el año 2009. Nacido en la provincia de Sichuan, Wang “fue hecho desaparecer” en marzo de 2011, durante la represión del Movimiento de los jazmines. También él comenzó a frecuentar el Movimiento en el año 2013.

En febrero de 2013 los tres participaron en una protesta en defensa de la libertad de prensa, que se realizó en Guangzhou en medio del caso Southern Weekly”. Los periodistas y los responsables del semanario estaban, de hecho, en el ojo del ciclón por la decisión de no censurar un artículo que no agradaba al gobierno.

Al año siguiente, los tres activistas participaron en diversas actividades para conmemorar los 25 años de la masacre de Tiananmen: Tang jugó un rol decisivo en dicha ocasión y con toda probabilidad recibió una condena más dura a causa de su rol como líder del Movimiento. El grupo está detenido en el Centro penitenciario n° 1 de Guangzhou.

El caso que les atañe está plagado de violaciones a los derechos legales de la población: una detención pre-procesual mucho más larga de lo previsto, posibles torturas en la cárcel, falta de asistencia legal. En septiembre de 2014, el Grupo de trabajo de la ONU dedicado a las detenciones arbitrarias emitió una “opinión” en la cual pedía al gobierno que los liberara sin condiciones y que los indemnizara con una suma de dinero. El Grupo agregó que los tres fueron arrestados de manera arbitraria y sólo porque ejercitaban sus derechos humanos básicos. Además,  la ONU subrayó hasta qué punto les habían sido negados los presupuestos para un proceso justo.

Tanto Tang como Wang, habrían sido torturados durante la primera fase de su detención, en el centro del distrito de Baiyun. La violencia fue tanto física como psicológica, ejercida a través de largos y frecuentes interrogatorios. Wang dijo a su abogado que “confesó los crímenes” debido a la violencia, y que sólo después de la confesión le fue permitido usar el baño y se interrumpieron las palizas. Después de la primera audiencia, en junio pasado, su mismo abogado- Sui Muqing- fue arrestado por la policía durante la redada del verano contra los abogados en defensa de los derechos humanos. Desapareció durante seis meses, antes de ser liberado bajo fianza al inicio de este año, 2016.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Para los activistas, el 2015 fue el peor año para los derechos humanos en China
16/02/2016 14:11
Coalición global: que la ONU afronte las violaciones de los derechos humanos en China
10/09/2020 13:14
Guangzhou, Forum global de abogados: brilla la ausencia de chinos que defiendan los derechos humanos
05/12/2019 14:54