21/04/2020, 14.00
INDONESIA
Enviar a un amigo

Indonesia. la epidemia frena también el mudik

de Mathias Hariyadi

El gobierno prohibió el tradicional éxodo d millones de personas que vuelven a sus ciudades natales para celebrar ya sea el Eid como la reunión familiar. Una investigación reciente afirmó que este año se prevé que unos 3 millones de personas realizarán el mudik. El año pasado, el número total de pemudik (el pueblo en éxodo) fue de cerca 18,3 millones.

 

Yakarta (AsiaNews) – Este año, el mudik está severamente prohibido, a causa del coronavirus. Mudik es el término en lengua indonesia para indicar el éxodo de millones de personas que de todas las grandes ciudades vuelven a sus ciudades natales para reunirse con la familia para la celebración islámica del Eid al Fitri. Independientemente del nivel de congestión del tráfico (en la Foto) o o de cuánto cueste o de cuánto tiempo hay que conducir, mudik es el momento justo para celebrar ya se el Eid como también la reunión familiar.

Por lo tanto, ya desde hace dos semanas antes del Eid, cerca de 8-9 millones de ciudadanos de Yakarta dejan la ciudad para volver a aquellas natales a través de Java. Otros dejarán las ciudades de residencia hacia Java.

El mudik nunca fue fácil, con los precios aéreos carísimos, como lo billetes de trenes y de los autobuses y también el tráfico congestionado en el recorrido principal a través de Java. Sólo el año pasado el mudik fue mucho más conveniente, ya que la administración de Jokowi hizo que fuese gratuita la ruta hacia Java.

Pero hoy en la epidemia del coronavirus, el mudik está oficialmente severamente prohibido, en la lucha para evitar su difusión de las ciudades a los pueblos, porque los ciudadanos podrían ser “portadores potenciales” del virus. De hecho, hoy, el gobierno declaró  oficialmente que este año el mudik está severamente prohibido. Lo afirmó, hace algunas horas, el presidente Joko "Jokowi" Widodo. La misma decisión había sido tomada también para todo el personal de policía, militar y otros empleados estatales.

Sin embargo, algunos miles de personas iniciaron el propio mudik semanas antes de los previsto, desde el momento que las actividades económicas se redujeron drásticamente en todas las grandes ciudades, comprendida Yakarta. El transporte público, la industria del entretenimiento, los negocios fueron cerrados en modo masivo por el gobierno local para contrarrestar la difusión del virus. Los trabajadores jornaleros decidieron dejar la ciudad por causas “racionales”. CErca del 24% del total de los residentes de la Gran Yakarta (cerca de 12 millones de personas) expresó la decisiva voluntad de realizar el mudik. “Cerca del 7% ya dejó Yakarta”, dijo Jokowi.

Una reciente investigación afirmó que este año se prevé que cerca de 3 millones realizarán el mudik.E l año pasado, el número total de pemudik (el pueblo del éxodo) fue de unos 18,3 millones. Una reciente investigación de la Indonesian Science Agency (LIPI) afirma que el 43,78% declaró que mudik es todavía la propia opción mientras que el 56,22% decidió permanecer en casa.

El Center for Strategic and International Studies (CSIS) con sede en Jakarta prevé que mudik provocará algunos nuevos puntos de epidemia.

Algunas medidas rigurosas serán aplicadas a aquellos que violan la prohibición del gobierno. En Surakarta (o Solo) en Java Central, el intendente Francis Xavier Hadi Rudyatmo declaró que en su territorio se tomarán medidas severas para los autores de delitos. Tiene sólo dos grandes centros para los pasajero: las estaciones de los autobuses  y aquellos ferroviarios. A todos les será pedido de auto ponerse en cuarentena por al menos 14 días en algunos “puntos de aislamiento” preparados en Solo. No está claro qué hará el Ministerio de Transportes para aplicar esta prohibición.

Mudik siempre ofreció dos diversos resultados contradictorios.

Para los pemiduk este éxodo siempre fue un gran momento para reunirse con todos los miembros de la familia en el pueblo. Esto mantiene vivas las relaciones familiares.

Pero para aquellas familias, sobre todo para los habitantes de la ciudad de la clase media, mudik crea una situación caótica, porque ningún trabajo doméstico se realizará como en los días “normales”. En Indonesia, donde el trabajo humano es mucho más económico, cada familia puede tener 2-3 domésticos y para ocuparse de los niños.

Los hoteles entonces se vuelven en la mejor solución para la rica familia indonesia durante el período mudik. Pero cuando no hay más personal, la mayor parte de las personas pasará una situación “trágica” ya que muchos hoteles están cerrados o parcialmente no gestionados.

El tiempo de Mudik puede durar 2-3 semanas ya que los pemudik gozarán de su tiempo en su ciudad natal con la familia. Algunos de ellos volverán a su empleador, pero otros podrían no querer volver y buscarse otro empleador para obtener una mayor ganancia.

Por lo tanto, mudik para la mayor parte de los indonesios se está convirtiendo siempre más en una historia interesante.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Pandemia: indonesios contrarios a la suspensión de los vuelos comerciales
24/04/2020 18:50
Yakarta, debido a la pandemia prohiben los viajes para el Eid
26/03/2021 15:11
Fracasa un test misilístico de Pyongyang
22/03/2017 09:17
Shandong, vuelven los contagios de Covid-19. Recuperación económica incierta
13/10/2020 11:54
Las mascotas de las personas infectadas también serán puestas en cuarentena
28/02/2020 12:36