20/08/2018, 14.22
TURQUÍA-ASIA
Enviar a un amigo

La crisis de la lira turca podría hundir las economías emergentes de Asia

La guerra de aranceles librada contra los EEUU arriesga involucrar a otras naciones del área. Preocupa la caída de la moneda de la India y de Indonesia. La situación turca es el resultado de una serie de problemas a escala global. Las diversas formas de respaldo brindadas por  Qatar, Rusia, China (y la UE) podría no ser suficientes para contrarrestarla.

 

Estambul  (AsiaNews/Agencias) - La crisis turca, caracterizada por el derrumbe de la lira y por la “guerra económica” en acto entre Ankara y Washington -con  acusaciones y amenazas recíprocas - entre Recep Tayyip Erdogan y Donald Trump- corre riesgo de precipitarse, arrastrando consigo a las naciones emergentes de Asia. Según ciertos analistas y expertos, de hecho, la situación crítica atravesada por la moneda local es el resultado de una concatenación de problemas a nivel global, que ha venido a manifestarse en primer lugar, a orillas del Bósforo.

Si nos atenemos a uno de los escenarios más dramáticos, Turquía puede ser equiparada a un canario en una mina de carbón, destinado a sucumbir rápidamente por asfixia en una prueba de fuerza a base de golpes de aranceles y sanciones con Washington. En este contexto, otras economías emergentes del siglo XXI parecen destinadas a terminar de manera similar: constituye una señal de alarma la devaluación de la moneda india y de la moneda indonesia, que la semana pasada cayeron al punto más bajo en los últimos años.

Los apoyos que el gobierno de Ankara ha recibido en los últimos días -entre ellos, un paquete de inversiones de Qatar, por 15 millardos de dólares- no parecen ser suficiente para apaciguar a los mercados y a la misma población turca. Moscú autorizó el uso de la lira para reglamentar el comercio bilateral. También China habría metido la mano en el bolsillo, otorgando un plan para la financiación de 3,8 millardos.

En el trasfondo también aparece la Unión Europea, que continúa siendo el principal socio comercial; no obstante, lo que reviste mayor preocupación sigue siendo el clima de desconfianza de los mercados y de los inversionistas. En este contexto, no parece detenerse el colapso de la moneda que terminará debilitando todavía más al país.

La crisis turca parece ser hija de una especulación financiera e inversiones “alegres” que recuerdan la burbuja americana responsable de la gran crisis que estalló entre 2006 y 2008. Una historia de expansión cultural y económica, un intento de forjarse una nueva dimensión geopolítica, una marca imperialista que choca con la carencia de recursos energéticos internos y una burbuja de crédito que ha terminado favoreciendo la especulación.

Para muchos, la turbulencia que rige en Turquía es una advertencia que puede extenderse a todas las economías emergentes, en particular a las asiáticas, que comparten algunas de las características: bajo nivel de ahorro, fuerte dependencia de los préstamos y alta inflación. Además, los bancos turcos están expuestos a préstamos en moneda extranjera que a las empresas les cuesta saldar, justamente por el colapso de la moneda local.

Ciertamente que la actitud de enfrentamiento abierto y de venganza de impronta nacionalista que Erdogan ha mantenido no ha ayudado a la lira. No obstante, si Turquía representa un caso extremo, su situación económica actual no es un unicum en el panorama internacional. Desde el 2016 el precio del petróleo se ha duplicado, pasando de 35  a 70 dólares por barril. Al mismo tiempo, el dólar estadounidense se volvió cada vez más raro y caro en el mercado local; un problema enorme para Ankara, que necesita de la moneda americana para cubrir sus deudas externas.

Según los datos aportados por el Bank for International Settlements, las empresas de los mercados emergentes en el mundo han acumulado más de 3 billones de dólares en deuda. Y la mayor parte de estas realidades provienen de naciones asiáticas, con consecuencias distintas según el país en cuestión: si China goza de abundantes reservas en moneda extranjera, otros Estados (Turquía, Indonesia, Malasia, Filipinas, la India) hoyen día se encuentran en una situación mucho más vulnerable. Y las medidas drásticas, que se tornan cada vez más urgentes -como la suba de las tasas de interés- podrían no ser suficiente para invertir esta tendencia.
 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Ankara busca nuevas alianzas, presionada por la guerra económica con EEUU
16/08/2018 11:31
Crisis turca: la inflación volvió a crecer en agosto, y llegó al 18%
04/09/2018 11:39
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Erdogan y Trump relanzan la amistad Turquía-EEUU. Siguen divididos en cuanto a los kurdos
17/05/2017 10:36
Riad abre la frontera con Qatar para permitir la entrada de los peregrinos del Hajj
17/08/2017 13:25