02/05/2019, 13.21
BANGLADES
Enviar a un amigo

Madrasas femeninas en Bangladés, el ‘reino’ de los abusos sexuales

de Sumon Corraya

El fenómeno está en aumento, pero las denuncias son todavía poquísimas. En abril tres estudiantes fueron asesinadas y otras siete violadas. “El problema deriva de las clases mixtas”, dice un director. “Las jóvenes son indisciplinadas”, agrega otro. Una consultora: “los docentes que abusan no tienen moral”.

 

Daca (Asianews)- Quien comete abusos sexuales “debe ser castigado según la ley. Nadie debe más ser asesinado como Nusrat Jahan Rafi, quemada viva”. Lo afirma a AsiaNews,  Rasheda K Chowdhury, consultora del gobierno de Daca, a propósito de las violencias realizadas contra las niñas que estudian en las madrasas (escuelas coránicas). Suscitó profunda indignación, a inicios de abril, fue la agresión contra Nusrat, castigada porque había osado denunciar al director que la había molestada y rechazaba retirar la denuncia.

El homicidio de la estudiante sacó a la luz el fenómeno de los abusos realizados en las madrasas para niñas por parte de los docentes. En el solo mes de abril, tres alumnas fueron asesinadas y otras siete han sufrido violencia sexual. En Bangladés cerca de 6 millones de muchachas estudian en las escuelas coránicas, que son elegidas porque son gratuitas. Existen dos tipos de madrasas: “Quomi” y “Alia”, patrocinadas del gobierno.

Según las indicaciones del Ministerio de la Instrucción, los docentes de estas escuelas deberían ser mujeres, pero los institutos deberían controlar mejor el currículum de los docentes. El aspecto moral debe ser la prioridad. La cosa grave es que en el pasado las violencias físicas las realizaban los estudiantes varones, ahora en cambio los responsables son los mismos profesores”.

No existe una estadística oficial de las denuncias sobre los abusos, porque la mayor parte de aquellos que sufren violencia no tienen el coraje para protestar. Es el caso de Nupor Akter (nombre de fantasía), pero que logró escapar a la violación. La joven de 19 años narra: “Un hombre, mi profesor, me dijo que me detuviese al finalizar la lección. Cuando todos los otros estudiantes se habían ido, él me abrazó por la fuerza. Entendí lo que quería hacer y lo amenacé que me habría puesto a gritar. A ese punto me dejo ir”. La joven no tuvo la fuerza de contar lo sucedido a sus padres; al final abandonó la escuela y se casó, según su deseo. “No me sentía segura en la madrasa- agrega- porque los docentes intentan aprovecharse de la situación agrediendo a las estudiantes”.

La situación cambia en modo sensible si en la escuela las docentes son mujeres. Nilufar Begum estudia en la Uttara Mohila Madrasa, una escuela femenina en la periferia de Daca. Cuenta: “Hay sólo docentes mujeres, que nos tratan gentilmente. Jamás tuve experiencias desagradables en mi carrera escolar”.

Según Abdul Odud, director de la Darul Ulum Uttara Madrasa, “el aumento de las agresiones sexuales deriva de las clases mixtas. Varones y mujeres deberían estudiar en clases separadas y para las niñas las docentes deben ser mujeres”. Según Gazi Mashudor Rahman, director de otra madrasa de la capital, “el problema es que las mujeres deberían vestir el burka. Hoy en cambio las estudiantes tienen celular, no siguen las reglas en tema del modo de vestir y conducen una vida indisciplinada. De este modo se convierten en víctimas de hombres malos. Las madrasas deberían ejercitar un estrecho control sobre los docentes”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Asesinato de la joven que denunciaba las violaciones en las madrasas: 16 condenas a muerte
24/10/2019 11:08
Daca, en aumento las denuncias de violaciones en las madrasas: arrestado un director
08/07/2019 15:01
Joven bangladesí rompe el silencio sobre los abusos en las madrasas: amenazado de muerte
29/08/2019 12:25
Bangladés, viaje por el fenómeno ‘sumergido’ de las madrasas para niñas
12/12/2018 14:33
Campos de refugiados en Cox’s Bazar: crece el extremismo entre los niños Rohinyás
24/06/2019 16:24