21/11/2020, 12.06
INDIA
Enviar a un amigo

Maharashtra: para los pescadores, el confinamiento es peor que las tormentas monzónicas

de Godfrey Malu

Debido a la pandemia, sin medios para almacenar y transportar el pescado, la comunidad católica de Uttan lucha por sobrevivir. Se solicitó la intervención del Estado. Se corre el riesgo de que los jóvenes abandonen la actividad tradicional de sus padres. Sin embargo, los pescadores locales tienen una gran fe en Dios, que se fortalece en cada oportunidad.

Uttan (AsiaNews) - Ha terminado el confinamiento por el coronavirus y unos 10 mil pescadores católicos de Uttan (Maharashtra) sacaron sus barcos al mar para la temporada de pesca. Pertenecen a la parroquia de Nuestra Señora del Mar (archidiócesis de Mumbai), que cuenta con un total de 18 mil fieles. El diácono Godfrey Malu está a cargo de la comunidad local, aunque debió postergar su ordenación sacerdotal debido a la pandemia. Con motivo de la Jornada Mundial de la Pesca, compartió con AsiaNews una reflexión sobre el impacto devastador que ha tenido la emergencia sanitaria en los pescadores de su comunidad.

La temporada de pesca comienza todos los años el 1 de agosto, pero se pospuso dos semanas debido a la pandemia. El 15 de agosto, fiesta de la Asunción y de la Independencia en la India, el diácono dio la bendición a casi 50 barcos antes de que partieran.

En este momento de crisis no es rentable salir al mar. Nuestros pescadores solo pueden vender el pescado en el mercado local - donde los precios son bajos - porque no tienen medios de transporte para llevarlos a los centros más grandes. Las ganancias son escasas y apenas pueden mantener a sus familias.

Sin embargo, estos pescadores tienen una gran fe en Dios, que se fortalece en cada situación de dificultad. Cuando comenzó la temporada, dos barcos tuvieron problemas en el mar. Uno se hundió y murieron dos pescadores. Los once restantes fueron recogidos por otro barco. Lamentablemente, no creo que hayan recibido ninguna compensación del gobierno.

Otro barco debió afrontar una tormenta y todos los miembros de la tripulación (entre 15 y 20 personas) fueron rescatados por un helicóptero. El barco permaneció a la deriva durante 5 ó 6 días sin que las autoridades intervinieran para recuperarlo. Los pescadores locales se armaron de coraje y se hicieron a la mar para traerlo de regreso, ¡como en la parábola de la oveja perdida! Lo consiguieron, y todos los habitantes de la aldea los felicitaron.

Mumbai, la capital financiera de la India, es el lugar de origen de una de las comunidades pesqueras más antiguas: los Koli. Para ellos, la pesca es una forma de vida y un medio de subsistencia. Lo llevan en la sangre y están orgullosos de contribuir al desarrollo de la sociedad. Este oficio se lo transmitieron sus antepasados. Su alma está en el océano.

La comunidad de los pescadores es muy vulnerable a las condiciones climáticas, sobre todo a las tormentas y las lluvias monzónicas. Y ahora, otra "tormenta" en forma de virus se ha sumado a los problemas existentes. Para los pescadores locales el Covid-19, y el confinamiento obligatorio en todo el país para contenerlo, es mucho peor que los ciclones estacionales, ya que prácticamente ha impedido su actividad.

Los pescadores consideran que ellos cumplieron las instrucciones del gobierno y se quedaron en casa cuando lo impusieron, pero las autoridades también deben tener en cuenta sus necesidades. Durante la primera semana del confinamiento, tuvieron que tirar al mar 10.000 toneladas de pescado fresco sin vender. Estos meses son los más importantes para la pesca: en este tiempo pescan los peces, los clasifican, los secan y los almacenan para la temporada de lluvias, cuando se detiene la actividad. El problema es que la industria pesquera local no dispone de instalaciones para la refrigeración, almacenamiento y transporte del pescado.

A diferencia de los agricultores y otros sectores vulnerables de la sociedad, los pescadores de Uttan no pueden acogerse a los programas de ayuda del gobierno. Las autoridades deberían intervenir para reducir el impacto del desastre. Las familias locales se encuentran reducidas a un estado de supervivencia. Con la situación actual, sin ningún ingreso, piensan que tal vez los jóvenes de la comunidad no deberían seguir los pasos de sus padres y buscar otro oficio.

(Colaboró Nirmala Carvalho)

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Colombo, los pequeños pescadores están cada vez más amenazados por la pandemia
23/11/2020 13:41
Diácono de Bombay: la iglesia de Nuestra Señora del Mar, centro de desarrollo humano integral
02/11/2019 11:15
Colombo, pescadores: el Covid-19 no se transmite por los peces
06/11/2020 15:49
Vasai, Navidad con los nativos de Chotanagpur y las ‘guerreras del Covid’ (Foto – Video)
30/12/2020 13:13
Card. Bo: La respuesta de la Iglesia de Myanmar ante la pandemia
05/10/2020 16:54