22/04/2020, 10.20
RUSIA
Enviar a un amigo

Moscú, murió por coronavirus el párroco de la catedral patriarcal

de Vladimir Rozanskij

El p. Alejandro Agejkin estaba por cumplir 49 años. Entró repentinamente en coma el 20 de abril hacia la medianoche y a la mañana del 21 falleció. Su enfermedad y su deceso aumentan las preocupaciones por la salud del mismo patriarca, amigo del p. Alejandro. En Moscú serían, serían 31 los sacerdotes positivos. En el país los casos de infección subieron a 50 mil. La población está en el pánico.

 

Moscú (AsiaNews) – En la capital murió el párroco de la catedral de la Epifanía en Elokhovo, Alejandro Agejkin, a causa del coronavirus. El p. Alejandro tenía que cumplir 49 años. Lo comunicó la misma comisión para las medidas sobre el coronavirus del patriarcado de Moscú. El párroco habría entrado repentinamente en coma el 20 de abril hacia la medianoche y a la mañana del 21 falleció.

La iglesia de la Epifanía es en realidad la verdadera catedral patriarcal, que permaneció abierta también durante el período soviético, sed oficial del patriarca hasta 1991. Desde 1994 comenzó la reconstrucción de la catedral de Cristo Salvador, la gran iglesia junto al Kremlin, destruída espectacularmente por Stalin en 1931 y luego resucitó como símbolo de la nueva Rusia del post-comunismo. Aquí se celebran las liturgias más solemnes, los encuentros sinodales y las grandes manifestaciones de la Iglesia ortodoxa. Pero en la conciencia colectiva la Iglesia de la Epifanía, en el antiguo barrio de  Basmannoe, sigue siendo la verdadera iglesia patriarcal.

El p. Alejandro había iniciado a servir como párroco en Elokhovo en 2013, por voluntad directa del patriarca Cirilo (Gundjaev), al cual era particularmente cercano. En 2017 fue nombrado vice-administrador del secretariado del patriarca de Moscú y al mismo tiempo tenía el cargo de presidente del consejo eclesiástico-civil junto al patriarca para el desarrollo del canto eclesiástico. Su enfermedad y su deceso aumentan las preocupaciones por la salud del mismo patriarca y de muchos funcionarios del patriarcado.

Ya al inicio de abril los sacerdotes de la Epifanía fueron puestos todos en cuarentena, según las comunicaciones de la comisión patriarcal. En 15 iglesias y 2 monasterios se encontraron casos de infección, en total 31 sacerdotes serían positivos. También otra iglesia histórica del centro de Moscú, la del Anuncio de la Resurrección sobre el Río de la Asunción, se quedó sin sacerdotes a causa del coronavirus. Lo comunicó el mismo párroco NIcolás Balashov, también él muy cercano al patriarca, en cuanto es vice-jefe de departamento para los asuntos exteriores del patriarcado.

Los casos de coronavirus en Rusia han superado los 50 mil y crece en el país un sentimiento de pánico. La estadística de las precedentes epidemias ,de hecho, revela que en casos similares la natalidad baja de un 15-20%, acentuando las profunda crisis demográfica de Rusia, que ya pierde más de 300 mil personas por año en su totalidad. La población rusa, es de cerca de 144 millones, arriesga descender por debajo de los 140 millones. Las previsiones más pesimistas son atenuadas por una relativa disminución del número de los abortos en los últimos años, si bien está entre los más elevados en el mundo.

En los últimos días, la población rusa, muestra además signos siempre más marcados de intolerancia a las medidas de aislamiento, acompañados por los temores por la crisis económica consecuente. En las principales ciudades de Rusia se tienen con ritmo creciente manifestaciones de protesta on line, pidiendo a las autoridades directivas eficaces y ayudas para las clases más necesitadas de la población y mayores libertades de movimiento y actividad de trabajo. las protestas se desarrollan dejando señales en los mapas virtuales de los mayores sitios, que contienen los pedidos a las autoridades. Las compañías principales como Yandex avisaron que serán obligadas a eliminar las funciones de señalizaciones en sus sitios.  

Protestas similares se desarrollan en muchos países ruso -parlantes de Asia Central, para protestar contra las medidas de la autoridades o la falta de medidas necesarias. Un protesta no virtual se desarrolló la noche del 20 de abril en un pueblo minero de Kazajistán, en la región de Atyrau, donde algunos obreros positivos al coronavirus furon enviados al trabajo junto a los otros. Cerca d 500 trabajadors se negaron a descender a la mina, por miedo al virus. 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Moscú, el coronavirus aniquila iglesias y monasterios
27/04/2020 10:08
Moscú, la noche de Pascua celebrada con pocos fieles y on-line
20/04/2020 10:18
Velikoretsk y el ícono de S. Nicolás: la peregrinación no obstante la pandemia
06/06/2020 09:07
Excomulgado el higúmeno Sergio, el ‘Rasputín de los Urales’
04/07/2020 12:19
Moscú: Putin y Cirilo, patriotismo y teología en los días de la victoria
11/05/2020 10:42