17/10/2015, 00.00
ISRAEL-PALESTINA
Enviar a un amigo

Nablus, fue incendiada la Tumba de José. La Condena del Patriarcado latino.

En el “Viernes de la Ira” cientos de personas prendieron fuego el lugar de culto reverenciado por cristianos, judíos y musulmanes. La intervención de las las fuerzas de seguridad palestinas dispersó a la multitud. Abu Mazen condena el ataque y solicita que se castigue a los responsables. Las fuerzas del orden mataron un palestino que había apuñalado a un soldado israelí.

Jerusalén (AsiaNews) - “El incendio de la Tumba del Patriarca José, ocurrido este viernes, es un acto insensato y de extrema gravedad, que el Patriarcado latino condena con firmeza. Este ataque constituye una profanación intolerable. Los lugares santos, sean cristianos, judíos o musulmanes, deben ser respetados, sin condiciones”. Es cuanto afirma en un comunicado oficial, enviado a AsiaNews, el  Patriarcado latino de Jersualén, comentando el incendio del lugar de culto ocurrido en la noche del 15 al 16 de octubre.  “El ciclo de violencia y represalias, que parece haberse convertido en la norma, debe cesar, si es que se desea evitar consecuencias terribles. El Patriarcado latino de Jerusalén, una vez más, reclama a la calma a todas las partes implicadas en la causa. Un diálogo sincero y razonable -concluye el comunicado-, para hallar soluciones justas e equitativas, basadas en el principio de los dos Estados, es, más que nunca, necesario ”.

Continúa, por lo tanto, la escalada de violencia y terror en Israel y Palestina, escenario de una nueva intifada que se distingue por agresiones con armas blancas ejecutadas por "lobos solitarios", enfrentamientos mortales entre el ejército y jóvenes palestinos y ataques a lugares sagrados. Desde el primero de octubre, cuando dos colonos israelíes fueron asesinados en los territorios ocupados, a un ritmo casi diario se han sucedido asaltos a peatones, a soldados, asesinatos de jóvenes o ataques a cuchillo. El último episodio de dio ayer -coincidiendo con el "Viernes de la Ira" lanzado por Hamas, que ha incitado a la protesta y al desorden- cuando un grupo de palestinos incendió la Tumba de José en Nablus, en el norte de Cisjordania. 

Cientos de jóvenes palestinos, utilizando cócteles molotov, prendieron fuego parte del complejo de la Tumba de José en Nablus, Cisjordania. La intervención de las fuerzas de seguridad palestinas logró dispersar a la multitud y apagar las llamas.  

De acuerdo a la tradición judía, la "Tumba de José", en Nablus, es el sitio donde descansa el cuerpo del personaje bíblico, hijo de Jacob y Raquel, devenido influyente consejero del Faraón de Egipto. Se trata de un lugar de culto que es reverenciado por cristianos, judíos y musulmanes, y que está bajo el control de la Autoridad nacional Palestina. 

La tumba ya había sido tomada por asalto en el año 2000, durante la segunda intifada. Comentando el incidente, el director general de Ministerio de Relaciones Exteriores israelí, Dore Gold, afirmó que esto recuerda a “los actos de las facciones islámicas más extremistas, desde Afganistán a Libia”. El hombre agregó que se trata de un ataque llevado a cabo “sólo porque es un lugar sagrado, donde rezan los judíos”. 

El presidente palestino, Abu Mazen, condenó con fuerza el ataque incendiario, anunciando una investigación que eche luz sobre el episodio y castigue a los responsables, además de reparar los daños  “causados por este acto deplorable”. El mandatario habló de un “un acto irresponsable” y confirmó el  “absoluto rechazo de estos actos ilegales, ofensas a nuestra cultura, religión y moral”. 

Asimismo ayer, un palestino fue asesinado en Hebrón, en Cisjordania, luego de haber apuñalado a un soldado israelí, que recibió heridas leves a causa del ataque. El agresor vestía una pechera amarilla de periodista y fue "neutralizado" por las fuerzas de seguridad israelíes. 

La chispa que dio lugar a esta nueva serie de ataques fue la visita que políticos de derecha y  judíos nacionalistas efectuaron a la Explanada de las Mezquitas, y que pretendían no solamente visitar el sitio, sino también rezar allí. Según el status quo -que Israel debía respetar- en la Explanada pueden rezar solamente los musulmanes.

Si embargo, las alas más extremistas de los judíos nacionalistas exigen que el gobierno israelí garantice que también ellos puedan rezar en el sitio que en el pasado fuera parte del templo de Jerusalén. Las autoridades musulmanas temen que el prémier israelí esté pensando en cambiar el estado de las cosas, abriendo una nueva herida para los palestinos y una nueva ocasión para generar más enfrentamientos y violencia. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
​Intifada de los cuchillos: en un mes Israel arrestó a más de mil palestinos
26/10/2015
Al-Qaeda llama a una guerra contra los EEUU y la embajada en Jerusalén
14/05/2018 10:02
En Jerusalén aparece un muro para dividir a hebreos de los palestinos. Más muertos en Israel
19/10/2015