20/10/2015, 00.00
VATICANO-LAOS
Enviar a un amigo

Obispo de Paksé: Mi Iglesia "niña" frente a los desafíos de la poligamia

Mons. Louis-Marie Ling Mangkhanekhoun, pastor de 14.500 fieles, con seis sacerdotes, evangeliza y lleva la fe y el valor de los sacramentos a la población de Paksé, situada al sur del país. Entre mil dificultades, la Iglesia crece con las conversiones. Es necesario encontrar una vida de fe para hacer frente a la poligamia "contemporánea" (con muchas mujeres al mismo tiempo) y "consecuente" (con muchas mujeres, una tras otra, en distintos momentos).

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - La Iglesia de Laos es una Iglesia "niña", que vive el primer anuncio, dirigida sobre todo a los tribales y animistas. Lo afirma Mons. Louis-Marie Ling Mangkhanekhoun, vicario apostólico de Paksé, en el extremo sur del país, quien en estos días participa en el Sínodo sobre la misión de la familia. En su territorio, que abraza un millón de habitantes, ­­­hay tan solo 14.500 católicos. En todo Laos,  con 6 millones de habitantes, son sólo 45.000 los fieles de la Iglesia católica. 

Para Mons. Ling el hecho de formar parte de las asambleas sinodales es una experiencia de universalidad. Él halla particularmente importante la educación de sus fieles para comprender y vivir los sacramentos, a fin de no reducirlos a ritos y ceremonias. En su trabajo pastoral, debe vincularse con distintas familias poligámicas que, más allá de todo, viven en un clima de amor y comprensión. La ayuda para las familias y para la evangelización es dada a través de los catequistas (casados) y los seminaristas (pocos: sólo 8) a quienes se les pide que vayan a las aldeas de la montaña y que allí se arraiguen, compartiendo la vida con la población y ofreciendo el servicio de la caridad y de la fe. He aquí lo que nos dijo. (BC).

 

 Su Eminencia, ¿cuál es su experiencia del Sínodo?

Es la tercera vez que vengo al Sínodo.La primera vez fue en el 2008, luego en el 2014, y a éste del 2015. En el 2008 el tema era la Palabra de Dios. El del año pasado y el del que está en curso son sobre la familia. Esta atmósfera universal es muy distinta de la local. Laos limita al este con Vietnam, país comunista; al norte con China, también comunista...¡Tenemos que bailar entre el Gran hermano chino y el pequeño hermano vietnamita! En cualquier caso, para un católico,  habituado a considerarse parte de un organismo universal, es muy fácil integrarse. 

 

¿Cuáles son los temas del Sínodo que le parecen más importantes? 

En general, me parece que entre las personas hay una dificultad en la comprensión del valor del sacramento.  Se tiende a distinguir entre liturgia y sacramento, entre aparato y experiencia mística. ¿Pero cómo es posible distinguir? Por ejemplo, cuando en una familia nace un niño, en seguida piensan en el Bautismo, en el rito, pero sin una preparación. Debemos educar más.

Para nosotros, en Laos, son también importantes las cuestiones referidas a los matrimonios mixtos y a la disparidad de culto. Pero la cosa que me hace más feliz, en esta edición del Sinodo, es que no nos hemos olvidado de un tema fundamental: la poligamia. 

Hay dos tipos de poligamia: la que es "contemporánea", que implica tener distintas mujeres al mismo tiempo; y la que es “consecuente”, en la cual se tiene una mujer tras otra.  Es algo que está presente en muchas culturas africanas y asiáticas. El problema se da cuando uno de estos hombres polígamos se vuelve católico. La indicación pastoral habituales es que el hombre elija una de las mujeres con quien vivir, pero ayudando económicamente a las demás. En cuanto al resto, desde el punto de vista legal, todos los hijos y las mujeres le pertenecen. Esto crea desorden y pobreza.  

Pero hay otro aspecto: normalmente, la nueva mujer se suma a la familia con el acuerdo de la primera mujer. Si se convierten al catolicismo, el problema es dado porque la decisión de tener otra mujer fue tomada por ambos, de común acuerdo... Y la Iglesia debe pedir que se rompa el vínculo con la segunda.... Es una pregunta que me hago: ¿tenemos derecho a hacerlo?

 

¿Cuál puede ser la contribución de la Iglesia laosiana al Sínodo? 

La laosiana es una Iglesia "niña", minúscula. De cualquier forma, en muchas partes de país hay personas que se convierten, sobre todo entre los tribales de la montaña. ¿Qué los empuja a volverse católicos? El hecho de que ellos son animistas. Su religión es muy costosa. Para cada cosa que sucede, es necesario hacer sacrificios de animales continuamente y esto los vuelve pobres en poco tiempo. Por este motivo, tratan de abandonar estas creencias lo antes posible.

En cualquier caso, estoy convencido de que estamos ante el comienzo de un cambio y un renacimiento. En este momento no hay más misioneros extranjeros, y debemos conducir la Iglesia con nuestras propias manos. Tratamos de hacer lo que podemos. Por ejemplo, en el caso de las vocaciones: tenemos que hacerlas crecer desde cero. 

Cuando llegué a Paksé tenía “un sacerdote y medio”, uno era activo, otro ya estaba jubilado y era muy anciano. En este momento, luego de tantos años de trabajo -14 precisamente- los sacerdotes son seis. Con estos sacerdotes estamos comenzando una experiencia de comunidad eclesial de base. .

De vez en cuando, logro visitar Vietnam y quedo maravillado porque ellos tienen el problema contrario: ¡la dificultad de educar, porque tienen demasiadas vocaciones!

En la diócesis de Vinh, por ejemplo, tienen 170 seminaristas en el seminario, pero hay muchos que también quisieran entrar. Sin embargo, la diócesis no tiene energías suficientes -económicas y de personal- para hacerlo. Si se lograra acoger a todos, ¡habría 400 seminaristas! 

Una cosa bella es que tenemos catequistas casados que son verdaderos misioneros, que van a las aldeas y se convierten en "raíces" de la evangelización. Viven, viven, comienzar a crear vínculos …

Proponemos esta misma experiencia a los seminaristas.  Los estudiantes del seminario deben estudiar tres años, luego deben parar durante un año, e incluso hasta tres años, para madurar su decisión, pero también para tener experiencias pastorales como catequistas, llevando medicamentos, ayuda y su oración a los pueblos que viven en la montaña. Se integran con los habitantes de la aldea, y son similares a ellos en todo.

Ahora tenemos 8 seminaristas mayores. Son muy dedicados a las personas y las familias. Es a través de este compartir que damos nuestra contribución más importante, que es la fe. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El 24 de mayo, unidos a los fieles en China en la fiesta de la Virgen de Sheshan
21/05/2017 13:59
Obispo de Vientián: Laos, una Iglesia pobre, amada por el Papa Francisco
31/01/2017 13:28
Cardenal Tong: los "matrimonios" gay que se venden como "igualdad" y "anti-discriminación" se utilizan para atacar el matrimonio y la familia
08/11/2015
El lobby gay y los cónsules de Occidente contra el obispo de Hong Kong
08/11/2015
Obispo tailandés: La experiencia del Sínodo de los matrimonios mixtos entre cristianos y budistas
19/10/2015