12/02/2018, 11.09
RUSIA

Ola de persecuciones contra mormones, Testigos de Jehová e hindúes

de Vladimir Rozanskij

Prohíben la construcción de una iglesia mormona en Novosibirsk, yendo en contra del parecer de la Corte Suprema. Allanamientos policiales en viviendas particulares de los Testigos de Jehová: solados vestidos en uniforme de guerra y legiones de delatores. Se impide el desempeño de un “gurú” hindú, el cual es espiado incluso por falsos discípulos.  

Moscú (AsiaNews) - La Corte suprema de la Federación rusa ha conminado al intendente de  Novosibirsk, una de las principales ciudades de la Rusia asiática, para que proceda a conceder a los Mormones el permiso de obra para construir su iglesia, sobre un terreno adquirido de manera regular por representantes de la “Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días”. La administración comunal ha comunicado su voluntad de aplazar la ejecución de dicha sentencia, según fue declarado días atrás a los órganos de prensa.

 

No a la iglesia mormona

El 1º de febrero, la comisión que se encarga de la propiedad de terrenos del consejo comunal de   Novosibirsk se reunió para discutir la posibilidad de hacer una revisión de la calificación del terreno en cuestión, a fin de que éste en lugar de permanecer como zona recreativa, pase a ser una zona edilicia de interés social y comercial. La valuación era un requisito obligado, ateniéndose a la decisión de la Corte Suprema fechada el 20 de diciembre de 2017, que justamente imponía al intendente la obligación de incluir dichas modificaciones en el Reglamento comunal, a fin de permitir a los mormones construir la iglesia. Dichos proyecto generó contrariedad en algunos sectores de la opinión pública local, vinculados de diversa manera a la Iglesia ortodoxa.  

Bajo la presión de éstos, la comuna había modificado la finalidad del título del terreno, de modo de impedir la construcción del edificio de culto. La comunidad mormona entonces se dirigió al tribunal del fuero civil de Novosibirsk, que obligó a la administración a conceder dicho permiso. El intendente apeló la resolución, pero en segunda instancia se confirmó la obligación impuesta, que luego fue confirmada definitivamente por la Corte Suprema federal.

Sin embargo, el 1º de febrero pasado, el director del departamento de obras y arquitectura de la comuna, Aleksandr Kondratiev,  anunció que la administración tiene intenciones de demorarse en el acatamiento de la decisión, siendo que: “Hemos pasado tres años explicando nuestras razones, pero la Corte Suprema no nos ha entendido. Esto quiere decir que usaremos otros métodos”, declaró Kondratiev. El consejero comunal Valerij Naumenko ha definido la  iglesia mormona como un “grupo satánico”.

 

Combatir el “fanatismo terrorista”

La posición de los  políticos locales siberianos viene acompañada por una larga serie de episodios ocurridos en los últimos meses, todos ellos vinculados a la interpretación de la “Ley Jarovoj”, que debe su nombre a la diputada rusa que presentó el proyecto de ley hace dos años, y cuyo objetivo era combatir el fanatismo terrorista. En realidad, la ley lleva a limitar cada vez más la libertad de expresión religiosa en Rusia, a causa de las normas restrictivas en cuanto a la posibilidad de agregación por motivos religiosos a cualquier nivel que sea, incluso en viviendas particulares y mucho más en ámbitos públicos. Quienes pagaron el costo de dicha ley han sido, sobre todo, los Testigos de Jehová -que han quedado proscriptos a nivel federal, catalogados como “extremistas religiosos”- pero también ha afectado a muchas otras asociaciones no “tradicionales” como son, justamente, los Mormones.

En varias ciudades de Rusia se ha desencadenado una auténtica “caza de hombres” contra los exponentes de las “sectas extremistas”. En Kemerovo, Siberia, al igual que en Belgorod, en la Rusia meridional, decenas de apartamentos fueron allanados, a la búsqueda de material de propaganda religiosa que pudiera resultar comprometedor. Muchos ciudadanos fueron arrestados y retenidos en prisión por algunos días, antes de hacer frente a acusaciones formales; en la mayoría de los casos, se trató de Testigos de Jehová. Algunos de ellos se echaron al suelo o se ataron a los muebles, y fueron llevados a prisión con el uso de la fuerza. También fue llevado a la prisión de Belgorod un grupo de sordomudos, que simplemente se había reunido en una vivienda particular para desayunar entre amigos. En general, los allanamientos se produjeron de un modo muy rudo, con insultos y formas de violencia verbal y física, la confiscación de libros de oraciones y Biblias, además de todas las herramientas informáticas, pasaportes y dinero, e incluso de las fotografías colgadas en las paredes.

 

Los Testigos de Jehová

El clima de intolerancia generalizada se manifiesta no sólo en los métodos brutales usados por la policía, sino también en las cada vez más numerosas delaciones de ciudadanos particulares contra vecinos y conocidos de quienes se sospecha estarían vinculados a actividades religiosas “extremistas”. Pocos días atrás, el tribunal de Kemerovo emitió una orden de allanamiento sobre 12 domicilios, que fue concretada en un mismo día, basándose, precisamente, en las denuncias de ciudadanos particulares. La policía efectuó dichas verificaciones desde la mañana hasta la mitad de la noche, incluso desfondando puertas, llevando equipamiento bélico, con las armas en la mano y con escudos y cascos de protección.  A los arrestados se les denegó incluso la posibilidad de hacer una llamada telefónica o de solicitar un abogado: “Aquí no estamos en América”, respondió el capitán de las fuerzas especiales Stanislav Shlagov a un Testigo de Jehová de Kemerovo. Los vecinos “delatores” a menudo acompañaron a las fuerzas del orden en estas acciones, sugiriendo dónde buscar el material incriminado, haciendo que estas irrupciones asumieran la forma de auténticos “pogromos”.

 

El “guru” hindú

En Moscú también allanaron la vivienda y el Centro donde desarrolla sus actividades un popular líder hinduista, Shri Prakash Dzhi, que, siendo estudiante de Medicina, llegó de la India en 1990 para quedarse en Rusia, donde formó una familia y abrió un centro de espiritualidad hinduista. En el último tiempo el “gurú” quedó particularmente en la mira del principal exponente de la “lucha contra las sectas” del Patriarcado de Moscú, el sociólogo Aleksandr Dvorkin, cuyas acusaciones dieron lugar al operativo policial contra el grupo hinduista. En una entrevista que el gurú Dzhi concedió a Newsweek en diciembre pasado, él contó que era continuamente perseguido por falsos periodistas e incluso por falsos adeptos, que eran enviados a su centro con el objetivo de recabar información.  

A pesar de todos estos hechos, en los últimos días el Ministerio de Justicia ruso ha emitido una nota, según la cual “no está en discusión el derecho a la profesión del propio credo religioso en el país”.

Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Nuevas persecuciones, ahora contra los cristianos baptistas rusos
15/11/2017 10:14
La libertad religiosa post-soviética tiene 20 años
28/09/2017 18:44
​Rusia quiere perseguir a las "sectas", continúan las presiones sobre los Testigos de Jehová
16/12/2015
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14