15/02/2018, 12.26
UZBEKISTAN
Enviar a un amigo

Onu: en Uzbekistán, la explotación de niños en los campos de algodón ‘llegó a su fin’

Medidas “concretas” también contra el trabajo forzado. Mayor conciencia y libertad de crítica. Tutelas hacia las categorías en riesgo y mejores salarios. Subsisten todavía diferencias entre reformas centrales y la aplicación a nivel local.

Ginebra (AsiaNews)- En Uzbekistán, “el uso sistemático del trabajo de menores en la cosecha de algodón llegó a su fin” y “se tomaron medidas concretas para frenar la utilización del trabajo forzado”. Quien lo sostiene es la Organización internacional del trabajo (OIT) de las naciones Unidas, en un informe publicado hace dos días, en el cual se verifican los procedimientos actuales contra el trabajo de menores y el trabajo forzado en la cosecha del algodón de 2017.

En los años del régimen del difunto Islam Karimov, cada octubre enteras escuelas eral obligadas a cerrar para enviar a los jóvenes estudiantes a cosechar el algodón, sometidos a un rígido control, con escasa comida y salarios de hambre.

Para la compilación del informe fueron interpeladas 3 mil personas en representación de los 2,1 millones de personas empleadas el año pasado en la cosecha del algodón. Las entrevistas fueron conducidas sin que fuesen anunciadas, ni que el entrevistado fuese acompañado. De los análisis surgió que la gran mayoría de los trabajadores eligió por su voluntad participar en la cosecha y que hay una mayor conciencia en la sociedad sobre la “inaceptabilidad” del trabajo de menores y del trabajo forzado. Al final, el documento confirma un dato que la agencia había ya relevado precedentemente: la utilización sistemática de los niños en la cosecha terminó gracias a una continua vigilancia, necesaria ´para asegurar su continuidad en los estudios en las escuelas.

En setiembre de 2017, el gobierno tomó decisiones para tutelar las categorías en riesgo- estudiantes, personal médico y educativo- y aumentó el salario para atraer a un mayor número de cosecheros voluntarios.

“La cosecha de algodón de 2017 se realizó en un contexto de aumentada transparencia y diálogo. Esto involucró a todos los grupos de la sociedad civil, incluidas las voces críticas de individuos activistas. Este es un signo alentador para el futuro”, comenta Beate Andress, director de la sección. Fundamental principles and rights at work del OIT. “Sin embargo, existe todavía una diferencia entre la gran cantidad de nuevos decretos y reformas emitidas por el gobierno central y la capacidad de absorber y actuar estos cambios a nivel provincial y  de los distritos”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Taskent, cae el trabajo forzado en los campos de algodón
05/04/2019 14:47
Tashkent, conocida activista torturada por la policía: investigaba sobre el trabajo forzado en los campos de algodón
03/06/2015
Ban Ki-moon, en Asia Central: El respeto de los derechos humanos, clave para la paz
15/06/2015
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Tashkent, investigaba la explotación de los niños en los campos de algodón: expulsado experto ruso
27/03/2015