07/05/2017, 13.24
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa a 10 nuevos sacerdotes: Elegidos no para hacer carrera, sino para el servicio

En la Jornada mundial por las vocaciones, el Papa Francisco ordenó a 10 jóvenes provenientes de los seminarios diocesanos romanos entre los 26 y 38 años. Entre ellos también un asiático, de Azerbaiyán. La homilía ritual tachonada de comentarios hablando libremente, por momentos reprendiendo. “No hagáis homilías demasiado elaboradas, intelectuales, hablad en modo simple” “La doble vida es una horrible enfermedad en la Iglesia”. “Estén alegres, en la alegría del servicio de Cristo, también en medio de los sufrimientos, a las incomprensiones, a los propios pecados” no seáis señores, clérigos de Estado, sino pastores del pueblo de Dios”. 

Ciudad del Vaticano (Asianews)- “Estos nuestros hijos y hermanos fueron llamados al orden del presbiterado… Fueron elegidos por el Señor, no para hacer carrera, sino para este servicio”. Es el primer de los comentarios libres que el papa Francisco expresó hoy durante la misa en la basílica de S. Pedro, durante la cual ordenó al sacerdocio a 10 diáconos. Este de hoy es el del cuarto domingo de Pascua, en el cual la Iglesia celebra la Jornada mundial de oración por las vocaciones, llegada a su 54° celebración.

Los candidatos ordenados hoy provienen de los seminarios diocesanos romanos. El más joven tiene 26 años; el más anciano tiene 38 años. Entre éstos, cuatro pertenecen a la diócesis de Roma; dos del seminario diocesano “Redemptoris Mater”; uno de la Familia de Discípulos, uno de la Congregación de Nuestra señora de la Misericordia,; uno de la diócesis de Nocera Inferiore-Sarno. También hay un neo-ordenado asiático: David Behbud Mustafayev, de 35 años, de la Prefectura apostólica de Azerbaiyán.

Después de las lecturas que presentan la figura del Buen pastor, el Papa Francisco pronunció  la homilía ritual prevista por el Pontifical romano para las ordenaciones de los presbíteros. Pero si bien el texto sea más bien tradicional, recordando la misión del presbítero, el servicio litúrgico, de oración, etc… el pontífice por momentos se separó del texto preparado para hacer sus comentarios y exhortaciones, a veces duras.

Así, después de haber exhortado a leer y meditar “asiduamente la Palabra del Señor para creer lo que han leído, enseñar lo que habéis recibido de la fe, vivir lo que habéis enseñado”, agregó: “Hablen en modo simple, como hablaba el Señor. No hagan homilías demasiado elaboradas, hablen en modo simple”.

Recordando que siempre es necesario nutrir al pueblo de Dios también con el “perfume de vuestra vida”, agregó: “La palabra, sin el ejemplo de vida no sirve: Mejor volver atrás. La doble vida es una horrible enfermedad en la Iglesia”.

Y a la invitación de llevar “la muerte de Cristo en vuestros miembros” y caminar “con Él en la novedad de vida”, dijo: “Un presbítero que quizás ha estudiado tanta teología, una, dos, tres licenciaturas, pero que no aprendió a llevar la cruz de Cristo. Será un buen académico, un buen profesor, pero no un sacerdote”

La homilía prevé luego el elenco de los sacramentos que el sacerdote administra en nombre de la Iglesia. Citando el sacramento de la reconciliación, Francisco comentó: “Por favor les pido, en nombre de Cristo y de la Iglesia, que sean misericordiosos”. Que no carguen sobre los hombros de los fieles pesos que no puedan llevar. Ni siquiera ellos mismos. Y destacó que Jesús reprochó a aquellos doctores a los que llamó “hipócritas”.

Y para el sacramento de los enfermos, agregó: “Uno, de los trabajos, quizás aburrido, también doloroso es ir a visitar a los enfermos. Cierto están los diáconos, los laicos, pero háganlo vosotros. No os privéis del tocar la carne de cristo sufriente: esto os santifica”.

La homilía ritual luego subraya que “conscientes de haber sido elegidos entre los hombres y constituidos para ocuparse de las cosas de dios, ejerciten en alegría y caridad sinceras la obra sacerdotal de cristo” El pontífice reafirmó. “Estén alegres, en la alegría del servicio de Cristo, también en medio de los sufrimientos, a las incomprensiones, a los propios pecados”

“Tengan siempre- concluyó-delante de los ojos el ejemplo del Buen pastor, que no vino para ser servido, sino para servir y para tratar de salvar lo que se había perdido. No seáis señores, clérigos de Estado, sino pastores del pueblo de Dios”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00
Papa: Atraer a Jesús aquellas personas que lo están buscando, pero quizás sin saberlo
12/05/2019 13:32
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013