17/08/2014, 00.00
COREA - VATICANO -JAJ
Enviar a un amigo

Papa: dispuestos a dialogar con los Países que no tienen relaciones diplomáticas con nosotros

Encontrando a todos los obispos de toda Asia, francisco subraya: "Espero que las naciones que no tienen aún relaciones plenas con la Santa Sede no dudarán en promover un diálogo en beneficio de todos". Un pensamiento también para los muchos mártires de la fe, sin nombre, muertos por el Evangelio en Asia: "merecen todo nuestro amor". Entre los presentes el obispo de Gwangiu que a AsiaNews le cuenta: "El papa nos ha hablado en manera fraterna, en medio de nosotros y no sólo desde el ambón. Luego estuvo un momento con cada uno de nosotros. Abre también nuevos caminos también en la Iglesia".

Daejeón (AsiaNews)- La Santa Sede está dispuesta a dialogar también con aquellos Países que no tienen aún relaciones diplomáticas plenas con ella. Lo dijo esta mañana el Papa Francisco, encontrando a una representación de los obispos de toda Asia, reunidos en el santuario dedicado a los mártires coreanos de Haemi, en el ámbito de su visita apostólica a Corea. "Espero firmemente- dijo a los presentes- que los Países de vuestro continente con los cuales la S. Sede no tiene todavía relaciones plenas no dudarán en promover un diálogo en beneficio de todos".

Actualmente, las naciones asiáticas que no tienen relaciones diplomáticas con el Vaticano son China, Corea del Norte, Vietnam, Laos, Camboya, Brunei y Bhután. Encontrando a los periodistas para un descanso después del diálogo del Papa con los obispos- a puertas cerradas- el director de la Sala de Prensa de la S. Sede, el p. Lombardi quiso aclarar que la invitación "no está dirigida sólo a China, evidentemente, sino a todas estas realidades diversas entre ellas".

En el curso de su intervención, el Papa ha querido subrayar también el lugar donde se habían reunido los prelados. El santuario de Haemi, conocido por el martirio de casi 150 católicos durante la persecución del Joseón, conocido como 2el santuario de los mártires sin nombre" por la imposibilidad de identificar a todas las víctimas que aquí han perdido la vida. Francisco dijo a los obispos que son "muchos los mártires de la fe sin nombre, muertos por el Evangelio en Asia. Merecen todo nuestro amor".

Gran importancia fue reservada por el pontífice al tema del diálogo, clave para la evangelización del continente, pero inmediatamente agregó: "No podemos comprometernos en un verdadero diálogo si no estamos conscientes de nuestra identidad. Y, por otra parte, no puede existir un diálogo auténtico si no somos capaces de abrir la mente y el corazón, con empatía y sincera acogida hacia aquellos a los cuales hablamos".

Existen aún "diversos obstáculos" para esta misión, que nacen de nuestra naturaleza humana y de pecadores: el primero de estos es "el deslumbramiento del relativismo", el segundo la tenencia a jugar con las cosas de moda, las pequeñeces y las distracciones, en vez de dedicarnos a las cosas que realmente valen" y el último "la aparente seguridad de esconderse dentro de respuestas fáciles, frases hechas, leyes y reglamentos. La fe por su naturaleza no está centralizada en sí misma, la fe tiende a "salir para afuera". En este sentido, la fe nos hace capaces de ser al mismo tiempo personas de coraje y al mismo tiempo humildes en nuestro testimonio de esperanza y amor".

Francisco quiso luego hacer una pregunta en relación con "la fecundidad de la fe" de los varios Países asiáticos: "La identidad cristiana de las Iglesias particulares de ustedes, se ve claramente en los programas de catequesis y de pastoral juvenil, en el servicio a los pobres y a aquellos que sufren en los márgenes de la sociedad rica y en los esfuerzos para alimentar las vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa". Cuendo miramos al gran continente asiático, con su vasta extensión, concluyó el Papa, "estamos conscientes que, en el plano de Dios, las comunidades de ustedes son realmente un "pusillus grex", una pequeña grey, a la cual sin embrago le fue dada la misión de llevar la luz del Evangelio, hasta los confines de la tierra".

Entre los presentes estaba el arzobispo de Gwangju, mons. Kim Hee-joon, que dijo a AsiaNews: "El encuentro fue fraterno y amistoso. El Papa pasó en medio de nosotros mientras hablaba, no se quedó siempre en el ambón. Y al final del discurso pasó algunos minutos con cada uno de nosotros, haciéndonos pregintas y escuchando las respuestas. Abre nuevos caminos, también en la Iglesia. Sus preguntas y sus reflexiones sobre nuestras situaciones particulares nos empujan más allá de las fronteras, que a veces nos ponemos solos". (VFP).

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Un retrato "en estilo Joseón" para celebrar la visita del Papa a Corea
18/08/2014
El Papa sobrevuela China: Invoco la bendición divina, paz y bienestar al País
14/08/2014
El Papa bautiza al padre de una de las víctimas del Sewol: eligió llamarse Francisco
17/08/2014
Cardenal Gracias: "el pequeño motor" de la Iglesia en Asia puede generar enormes cambios
17/08/2014
Luca Chang, de Nanking a Seúl para decirle "gracias" al Papa: ¡la Iglesia china te ama!
16/08/2014