02/12/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: la moderna esclavitud, o sea la explotación de las personas, es "un delito y a menudo un delito aberrante"

Exponentes ortodoxos, anglicanos, hebreos, musulmanes, budistas, hindúes han firmado con Francisco la Declaración de líderes religiosos contra la esclavitud. "Este crimen de "lesa humanidad" se se disfraza detrás aparentes costumbres aceptadas, pero en realidad provoca sus muertes en la prostitución, en la trata de personas, el trabajo forzado, el trabajo esclavo, la mutilación, la venta de órganos, el consumo de droga, el trabajo de los niños".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- Poner fin dentro del 2020 a la moderna esclavitud, o sea a la explotación física, económica, sexual y ´sicológico de hombres, mujeres, niños y niñas, que se manifiesta en la trata de personas, trabajo forzado, prostitución, tráfico de órganos. Un delito de "lesa humanidad" lo ha definido el Papa hoy en ocasión de la ceremonia para la firma (en la foto) de la Declaración de los líderes religiosos contra la esclavitud, que se realizó en el Vaticano en la hodierna Jornada internacional para la abolición de la esclavitud.

El documento fue firmado, además que por el papa, también por exponentes ortodoxos, anglicanos, hebreos, musulmanes, budistas e hindúes.

"Inspirados por nuestras confesiones religiosas- dijo el Papa francisco antes de la firma- hoy nos hemos reunido para una iniciativa histórica y una acción concreta: declarar que trabajamos juntos para erradicar el terrible flagelo de la esclavitud moderna en todas sus formas. La explotación física, económica, sexual y psicológica de hombres, mujeres, niños y niñas actualmente encadena a decenas de millones de personas en la humillación y en la deshumanización. Todo ser humano, hombre, mujer, niño o niña son imagen de Dios, Dios es amor y libertad que se dona en relaciones interpersonales, por lo tanto cada ser humano es una persona libre destinada a existir para el bien de los otros en igualdad y fraternidad. Cada uno y todas las personas son iguales y se debe reconocer a ellos la misma libertad y la misma dignidad. Cualquier relación que no respete la convicción fundamental que el otro es como yo, constituye un delito y a menudo un delito aberrante".

"Por esto- agregó- declaramos en nombre de todos y de cada uno de nuestros credos que la esclavitud moderna, en forma de trata de personas, trabajo forzado, prostitución, tráfico de órganos es un crimen de lesa humanidad. Las víctimas son todas las condiciones, pero la mayoría de las veces las encontramos entre las más pobres y las más vulnerables de nuestros hermanos y hermanas. En nombre de ellos, hacemos un llamado a nuestras comunidades, que sin excepción rechacen completamente todas las privaciones sistemáticas de la libertad individual que tenga como fin la explotación personal y comercial, en nombre de ellos hacemos esta Declaración".

"No obstante, los grandes esfuerzos de muchos, la esclavitud moderna continúa siendo un flagelo atroz que está presente y en larga escala, en todo el mundo, hasta como turismo. Este crimen de "lesa humanidad" se disfraza detrás de aparentes costumbres aceptadas, pero que en realidad crea sus víctimas en la prostitución, en la trata de personas, en el trabajo forzado, el trabajo esclavo, la mutilación, la venta de órganos, el consumo de droga, el trabajo de niños. Se esconden detrás de las puertas cerradas, en lugares particulares, en las calles, en los automóviles, en las fábricas, en los campos, en los barcos de pescadores y en muchas otras partes. Y esto sucede ya sea en la ciudad como en los pueblos, en los centros de acogida de las naciones más ricas o en aquellas más pobres del  mundo. Y la cosa peor, es que esta situación, desgraciadamente, se agrava más día tras día".

"Llamamos a la acción- concluyó- a todas las personas de fe, a los líderes, a los gobiernos, a las empresas, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, para que den su fuerte apoyo y se agreguen al movimiento contra la esclavitud moderna, en todas sus formas".

Con el Papa han firmado:

_Hindú: Her Holiness mata Amritanandamayi (Amma)

-Budistas: Zen Master Thich Nhat Hanh (Thay) (representado por el Venerable Bhikkhuni Thich Un Can Khong)

- Budistas: The Most Ven. Datuk K Sri Dhammaratana, Chief High Priest of Malaysia

- Hebreos: Rabbi Dr. Abraham Skorka

- Hebreos: Chief Rabbi David Rosen, KSG, CBE

- Ortodoxos: Su Santidad el Patriarca Ecuménico Bartolomé I (representado por Su Eminencia el Metropolita Emmanuel de Francia)

- Musulmanes: Mohamed Ahmed El-Tayeb, Gran Imam de Al-Azhar (representado por el Dr. Abbas Abdalla Abbas Soliman, Undersecretary of State of Al Azhar Alsharif)

- Musulmanes: Gran Ayatollah Mohammad Taqi al-Modarresi

- Musulmanes: Gran Ayatollah Sheikh Basheer Hussain al Najafi (representado por el Sheikh Naziyah Razzaq Jaafar, Special advisor of Grand Ayatollah)

- Musulmanes: Sheikh Omar Abboud

- Anglicanos: Muy Rev. y Right Hon. Justin Welby, Archbishop of Canterbury.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Papa: declaración común con Welby, la fe compartida es más amplia que las divergencias
05/10/2016 22:43
El encuentro entre Francisco y Kirill en Cuba: ¡Finalmente! Somos hermanos, tenemos todo en común
12/02/2016 01:23
Frenar toda forma de esclavitud moderna, declaración conjunta de Bartolomé y Welby
08/02/2017 14:23
La crisis de los migrantes, “la peor emergencia humanitaria desde la segunda Guerra mundial”
16/04/2016 12:59