30/01/2020, 14.59
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: una sociedad es civilizada si no "descarta" a quién está al final de la vida

En un contexto como el actual, que tiende a considerar la vida humana sólo desde el punto de vista de su "eficiencia", especialmente frente a los enfermos incurables o terminales, la Iglesia reafirma los valores de solidaridad y fraternidad. "Qué bien hacen los hospicios para los cuidados paliativos, donde se acompaña a los enfermos terminales" para que "puedan vivir con dignidad, reconfortados por la cercanía de sus seres queridos, la fase final de su vida terrenal".

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - En un contexto como el actual, que tiende a considerar la vida humana sólo desde el punto de vista de su "eficiencia", especialmente frente a los enfermos incurables o terminales, la Iglesia reafirma los valores de solidaridad y fraternidad. Se trata de principios que tienen especial significado en la actualidad, cuando la sociedad está "erosionando la conciencia de lo que hace que la vida humana sea valiosa", reafirmado hoy por el Papa Francisco en su discurso a los participantes en la sesión plenaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

En el contexto actual, observó el Papa, la vida "se evalúa cada vez más en función de su eficiencia y utilidad, hasta el punto de considerar como 'vidas desechadas' o 'vidas indignas' a las que no cumplen este criterio". En esta situación de pérdida de los valores auténticos, se pierden también los deberes imperativos de solidaridad y fraternidad humana y cristiana".

"En realidad, una sociedad merece la calificación de 'civil' si desarrolla anticuerpos contra la cultura del descarte; si reconoce el valor intangible de la vida humana; si se practica activamente y se salvaguarda la solidaridad como fundamento de la convivencia. Cuando la enfermedad llama a la puerta de nuestra vida, la necesidad de tener cerca a alguien que nos mire a los ojos, que nos tome de la mano, que manifieste su ternura y nos cuide, como la parábola del Buen Samaritano del Evangelio (cf. Mensaje para la XXVIII Jornada Mundial del Enfermo, 11 de febrero de 2020)".

"El enfoque relacional - y no meramente clínico - con el enfermo, considerado en la singularidad e integridad de su persona, impone el deber de no abandonar nunca a nadie en presencia de males incurables. La vida humana, por su destino eterno, conserva todo su valor y toda su dignidad en cualquier condición, incluso de precariedad y fragilidad, y como tal es siempre digna de la más alta consideración. Santa Teresa de Calcuta, que vivió el estilo de la cercanía y el compartir, preservando hasta el final el reconocimiento y el respeto de la dignidad humana, y haciendo más humano el morir, dijo: "Quien en el camino de la vida ha encendido incluso una antorcha en la hora oscura de alguien no ha vivido en vano". A este respecto, pienso en lo bien que funcionan los hospicios para los cuidados paliativos, en los que los enfermos terminales son acompañados con un apoyo médico, psicológico y espiritual cualificado, para que puedan vivir con dignidad, reconfortados por la cercanía de sus seres queridos, la fase final de su vida terrenal. Espero que estos centros continúen siendo lugares donde se practique con compromiso la 'terapia de la dignidad', alimentando así el amor y el respeto por la vida".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Bombay: centro de cuidados paliativos, una ‘nueva esperanza’ para los enfermos terminales (Video)
06/06/2019 10:41
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54