04/07/2017, 14.13
IRAK
Enviar a un amigo

Patriarca de Bagdad: El después del Isis. El futuro de Nínive, en manos de la población local

de Louis Raphael Sako*

En una nota compartida con los obispos iraquíes, mar Sako traza las perspectivas para la Llanura después de las devastaciones del Estado islámico. Compete a las poblaciones indígenas de la región la tarea de reconstruir a nivel político, social y humano. El compromiso común de cristianos y musulmanes para la convivencia según los principios de ciudadanía y del estado de derecho. Fin de las injerencias externas y extranjeras.

Bagdad (AsiaNews)- Se habla mucho sobre el futuro de las ciudadelas de la Llanura de Nínive, del antes y después del Estado islámico (EI, ex Isis). Una parte de estas discusiones es lógica y comprensible, mientras que otras son sólo sueños o deseos que jamás podrán convertirse en realidad. A continuación quisiera someter a vuestra atención la opinión de la Iglesia iraquí en mérito a este argumento de extrema importancia.

¿Quién tiene derecho a hablar del futuro de la llanura de Nínive?

La pregunta es justa, y amerita una respuesta coherente y a nuestro modo de ver, esta respuesta lógica se resume en los puntos abajo mencionados.

-Quienes tienen pleno derecho a hablar del futuro de la llanura de Nínive son sobre todo las poblaciones indígenas de la región, para las cuales queda en suspenso la pregunta de si hay partidos unitarios que representen realmente sus intereses y sus aspiraciones. Por cuanto podemos apreciar,  el esfuerzo de cuantos no son de la región o de los que viven desde hace años en los países de la diáspora y dentro de los sufrimientos que han sufrido y continúan sufriendo hoy, éstos no pueden hablar del futuro de esta región. Estos últimos están lejos de entender los matices de la situación actual y qué es lo que realmente está en juego. Ellos no tienen derecho a hablar de las preocupaciones de los habitantes de la región. Al contrario, estos son alentados -cada uno según las propias capacidades- a ayudar a la población indígena a reparar las propias casas. Hasta hoy, la Iglesia es la única entidad activa en el campo de la reconstrucción.

-A nuestro modo de ver, sólo las poblaciones de la Llanura de Nínive son las responsables de la elaboración de un mapa de la región, junto a sus vecinos musulmanes y no musulmanes. Este mapa debiera ser factible y estar muy lejos de los intereses o de las agendas de las potencias extranjeras o de personas que persiguen sólo sus propios intereses personales, a menudo mezquinos y de escasas miras.

-El modo con el cual esta tema debiera ser afrontado es una cuestión muy delicada, separándolo de la situación de los cristianos, que sigue siendo crítica y delicada, porque hasta hoy la mayor parte de las personas que otrora animaban la llanura de Nínive está evacuada. Y sus casas han sido demolidas o bien incendiadas y las infraestructuras han sido prácticamente eliminadas. Todo ha llevado a que muchas familias abandonasen el país.

-Hoy es más necesario que nunca para las poblaciones de la llanura de Nínive y para los cristianos en general, reforzar su propia unidad, dejar de lado los inútiles conflictos, crear una atmósfera relajada y saludable, que favorezca la discusión, el diálogo, la reflexión, para promover una acción colectiva finalizada a:

1) Valerse del realismo y de la racionalidad después de un largo período de enormes sufrimientos.

2) Elegir a los propios representantes entre las personalidades más sabias y prudentes de las diversas ciudades, que sean reconocidas por la mayoría por su capacidad intelectual, por su honestidad, por la libertad de expresión; a éstos se les confiará la tarea de iniciar reuniones serias dentro- y no fuera- del país, junto y no en contraposición, con sus vecinos, para garantizar a sí mismos y a los otros un futuro mejor.

 

Los cristianos de la llanura de Nínive y sus vecinos

-Los cristianos de la llanura de Nínive se glorían de una larga historia en tema de relaciones con sus vecinos musulmanes, partiendo de la lealtad a la propia ciudadanía, que los ha hecho también a ellos blanco del Estado islámico (EI). Por eso, los cristianos de la llanura de Nínive conocen muy bien en términos empíricos que su larga historia de vecindad y hermandad con ellos (los musulmanes) no puede ser redimensionada después de las atrocidades y los hechos perpetrados por el Isis.

- Es un dato de hecho significativo que los cristianos de la llanura de Nínive comprendan que hay líneas comunes con sus vecinos y que las mismas resultan indispensables, sobre estas bases es que ha de ser fundado el desarrollo futuro de la región y han de ser fijados los avances que deben lograrse. [Cristianos y musulmanes] han compartido juntos alegrías y dolores, costumbres y tradiciones a lo largo de generaciones enteras, en calidad de vecinos y amigos.

Refiriéndonos a la interacción cultural y moral, especialmente en estas circunstancias tan catastróficas, quisiera presentaros algunos ejemplos actuales y vivos. La semana pasada visité a dos familias que volvieron a la ciudad de Karamles. Una de estas familias es cristiana, la otra musulmana -Shabak. Las dos familias hablan caldeo (arameo) y tienen las mismas tradiciones, las mismas costumbres viven entre ellos en condiciones de buena vecindad.

 

Exigencias comunes, posiciones unificadas y la prioridad de la seguridad

A continuación, algunos puntos esenciales que no pueden ser pospuestos por el carácter de urgencia que revisten:

-Ponerse de acuerdo sobre exigencias en común que sean aceptables, que sean realizadas según la Constitución y las leyes internacionales. Dar vida a una posición clara y unívoca para iniciar la discusión con los gobiernos centrales y regionales.

-Garantizar seguridad y estabilidad, evaluando la posibilidad de solicitar un control internacional para garantizar la paz en la región. La gente de la llanura de Nínive necesita ser  tranquilizada a causa de los enormes padecimientos sufridos a causa de los conflictos, de las guerras, de la evacuación y de la marginación continua y prolongada.

 

Un deseo que hay que presentar a la opinión pública local e internacional

Último, pero no menos importante, quisiera reafirmar un deseo ya expresado en el pasado ante la opinión pública local, regional e internacional: creo realmente que la única solución transitable para todos los ciudadanos, es la de establecer un sistema de  avanzada, democrático y civilizado a través del cual obtener y garantizar justicia e igualdad. Esta es la única vía para poner fin a los antiguos problemas que aún hoy siguen caracterizando a la zona.

Esta es también la ocasión para lanzar un pedido al gobierno iraquí, para que cumpla con sus obligaciones en lo que respecta a garantizar la seguridad y el estado de derecho; para que reconstruya estas ciudadelas con todas sus casas, escuelas, instituciones, oficinas públicas, hospitales e iglesias; y para que se ayude a los ciudadanos escuchándolos y brindando respuestas positivas a sus legítimos pedidos y aspiraciones, que son reales. Concluyo augurándome que este pedido pueda constituir el compromiso mínimo en relación a aquello que el gobierno está llamado a hacer.

Estas ideas expresan la visión de la Iglesia caldea y son compartidas por la totalidad de los 20 obispos que la componen.

 

 

* Patriarca de Babilonia de los Caldeos y presidente de la Conferencia episcopal iraquí

(Traducción a cargo de DS)

 

 

 

   

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Planicie de Nínive, no del patriarcado caldeo al enclave cristiano relanzada por obispos sirios
16/05/2017 16:23
Karamles, después del Isis, vuelve la primera familia cristiana: “Traemos en nuestras espaldas un peso llevado por mucho tiempo”
22/07/2017 11:41
Louis Sako: A dos años de la expulsión de los cristianos de Mosul y Nínive
04/08/2016 14:48