21/08/2018, 14.01
MYANMAR
Enviar a un amigo

Persecución, guerra y pobreza: la difícil vida de los católicos en Myanmar

de Agung

La comunidad encuentra su fuerza e inspiración en las enseñanzas de la Iglesia, y la reciente visita del Papa Francisco al país ha dado un nuevo impulso evangélico.  La persecución religiosa continúa, tanto en Kachin como en Rangún. El conflicto armado hace que “los jóvenes del Norte del país, del Estado de Shan, vean arrasados sus esperanzas y sueños”. 

Rangún (AsiaNews) – Persecución religiosa, conflictos étnicos y dificultades económicas; éstos son algunos de los desafíos que los católicos del Myanmar deben afrontar cada día. En un país donde el 82% de la población profesa el budismo, la presencia cristiana siempre ha sido una minoría: si bien ha habido enormes esfuerzos y testimonios de misioneros que han llegando incluso al martirio, los católicos hoy siguen sumando 675.745 fieles, es decir, representan poco más del 1% de los birmanos.  A pesar de ello, la comunidad encuentra fuerza e inspiración en las enseñanzas de la Iglesia, y la reciente visita del Papa Francisco al país ha dado nuevo impulso al compromiso evangélico.

Un testimonio de ello es la Sra. Margaret Hla Yin che, que aún cuando su familia sufre debido a la pobreza, participa en las obras de caridad de la Legión de María, en Rangún. “Vivo aquí, con mi familia –cuenta la anciana a AsiaNews-. En el pasado, con un solo salario bastaba para sobrevivir. Ahora no alcanza ni con tres, ni con cuatro. Mi hija trabaja en la recepción de huéspedes de un hotel y todos los días la espero hasta que regresa a casa: la soledad es una constante en la vida de la gente mayor, como yo. Sin embargo, los fines de semana acompaño a los voluntarios a visitar los barrios más marginados de la ciudad. De esta manera, aprendo a hacerle frente”.

La Sra. Margaret pertenece a la minoría étnica Kachin, originaria del Estado homónimo, en el norte del país, donde está en curso una sangrienta guerra entre las tropas del gobierno y los rebeldes cristianos del Kachin Independence Army (KIA). Pese a estar lejos del epicentro del conflicto, en Rangún se registran episodios de persecución religiosa. “Aquí, la comunidad católica también está empezando a sufrir restricciones a la libertad de culto. En el pasado, cuando celebrábamos una misa, el gobierno no nos ponía tantas limitaciones. Pero este año, las autoridades locales nos obligan a pedir permiso todos los meses. Además, algunos grupos de budistas llegan a usar altoparlantes día y noche para perturbar nuestros encuentros”.  

Myu San, un artista de 26 años de edad, proveniente de Bhamo, también ha dejado Kachin, junto a su familia, para buscar mejor suerte en Rangún. “Gano lo suficiente como para vivir gracias a los iconos católicos que realizo –cuenta el joven–. En Myanmar, las oportunidades de trabajo con limitadas y para los jóvenes ya es difícil el mero hecho de lograr un salario decente. La economía del país está en crisis a causa de la guerra de aranceles, y hay muchas empresas que están cerrando.  A pesar de esta situación, en mis obras yo encuentro una inspiración y un motivo para seguir adelante”.

El conflicto armado “barre con las esperanzas y los sueños de los jóvenes del Norte, del [Estado de] Shan”. Lo mismo afirma Hkawn Mai, una treintañera originaria de Muse, ciudad fronteriza situada entre Myanmar y China. “La guerra civil entre los rebeldes locales y el ejército torna cada vez más difícil la vida cotidiana –cuenta. Mi parroquia aloja a cientos de refugiados en sus instalaciones. Hace más de cinco años que Caritas Myanmar y la comunidad cristiana ponen sus terrenos a disposición de los desplazados y les brindan apoyo. La paz es crucial para el desarrollo del país, y aún cuando parece estar muy lejos, seguimos depositando en ella nuestra esperanza y nuestras oraciones”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Caritas Myanmar: Minoría, pero testigos del amor de Cristo
28/05/2019 17:47
Desde Myanmar a Guinea Bissau: 12 mil Km para anunciar el Evangelio
16/01/2019 12:11
Condena y cárcel para dos pastores Kachin. Activista católica: castigados por haber dicho la verdad
27/10/2017 14:57
Rangún, el Card. Bo sobre los conflictos en Myanmar: Hay que curar, no abrir nuevas heridas
10/09/2018 13:57
Rangún, los jóvenes católicos “revigorizados” por el encuentro con el Papa Francisco
30/11/2017 13:16