16/04/2018, 11.02
CHINA-EEUU
Enviar a un amigo

Que Xi Jinping sea “misericordioso” con el pastor protestante condenado a 7 años

John Cao, ciudadano chino pero casado con una mujer americana, desarrollaba actividades religiosas y caritativas entre Hunan y Myanmar. El departamento de Estado de los EEUU pide su liberación por “motivos humanitarios”. A los familiares les está prohibido poder verlo. El endurecimiento de la política religiosa.

Washington (AsiaNews)- El caso del joven pastor John Cao, condenado a 7 años de prisión por actividades religiosas ilegales en China y Myanmar, debería ser uno de los temas a abordar en un futuro diálogo entre Trump y Xi Jinping. Es la opinión de Chris Smith, parlamentario de Nueva Jersey, responsable de una sub-comisión gubernamental sobre derechos Humanos.

En una entrevista a Ap, él afirma que “el nombre del pastor Cao debería estar en boca de Donald Trump cada vez que él habla con Xi Jinping.

El pastor, originario de Hunan, se casó con una americana, Jamie Powel en 1988, la cual vive en los EEUU con sus 2 hijos y es residente permanente en los EEUU, si bien conserva el pasaporte chino.

Por su suerte está interesado el Departamento de Estado, cuyo vocero dijo que Washington está “profundamente preocupada” por la sentencia contra Cao y ha pedido a China que el hombre sea liberado por “motivos humanitarios”.

Ben Cao, el hijo del pastor de 23 años de edad, subraya: “Mi padre jamás ha realizado actividades de tipo político. [Sus acciones] eran de carácter religioso y caritativo. Esperemos que China tenga misericordia y reconozca que las intenciones de mi padre eran buenas”.

Cao de 58 años, cuando tenía 20 años se convirtió al cristianismo protestante. Después de haber realizado el seminario en Nueva York, volvió a China, comprometiéndose con las iglesias domésticas, que no son reconocidas por el gobierno, pero que a menudo son toleradas por las autoridades locales. Después de haber constituido una comunidad en Hunan, también fundó escuelas bíblicas en China y escuelas primarias en el territorio Wa de Myanmar, que brindan instrucción a más de 2.000 niños.

En los últimos años, la mayor parte de las escuelas que él fundó fueron destruidas. Cao, junto a algunos jóvenes educados por él, solía ir a Myanmar para evangelizar. Él fue arrestado justamente en uno de los viajes de regreso de aquel país, el 5 de marzo de 2017. A los parientes y amigos jamás les fue permitido verlo.

Algunos colaboradores del pastor Cao, nos dicen que por mucho tiempo sus actividades no han creado problemas al gobierno. El endurecimiento contra él es fruto del nuevo programa de “sinización” deseada por Xi Jinping y de sus nuevos restrictivos reglamentos sobre las actividades religiosas, emanadas en ell pasado mes de febrero. Eliminar las “influencias extranjeras” y frenar el crecimiento de las conversiones al cristianismo se convirtió en uno de los puntos cruciales de la política religiosa china.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Clausurada una iglesia protestante subterránea: querían recordar a Tiananmen
05/06/2018 12:19
Libro blanco sobre las religiones: Beijing se defiende a sí misma
03/04/2018 15:24
Beijing prohíbe la venta online de Biblias
05/04/2018 14:40
Visita del Consejo mundial de las Iglesias a los protestantes de China (sólo a los oficiales)
05/01/2018 13:37
Se intensifica la campaña contra las iglesias subterráneas protestantes
19/05/2018 12:56


Viajes