12/10/2020, 13.37
MYANMAR
Enviar a un amigo

Rakhine: el Covid ha agravado el apartheid contra los musulmanes Rohinyás

En el informe “Una prisión sin fin, a cielo abierto”, Human Rights Watch denuncia el creciente clima de abusos y persecución que sufre la minoría musulmana. Al 70% de los niños se les niega el derecho al estudio. La vida en los campos se parece a un “arresto domiciliario permanente”. Para muchos, es imposible tener esperanza en el futuro.  

 

Rangún (AsiaNews) - La pandemia de Covid-19 en Myanmar, considerado el nuevo frente caliente en el sudeste asiático junto con Malasia, resalta una vez más la situación de vulnerabilidad de la minoría musulmana Rohinyá en el Estado occidental de Rakhine. Los rohinyás hace años que están bajo la mira de la población mayoritaria budista. Todavía hoy, son el blanco de amenazas y se ven obligados a vivir en condiciones de hacinamiento, sin asistencia, con restricciones para el desplazamiento, lo que culmina en un mayor riesgo de transmisión del virus.  Las denuncias están contenidas en un reporte publicado recientemente por Human Rights Watch (HRW), según el cual los Rohinyás además son víctimas de extorsiones, hostigamiento y discursos de odio por parte de las autoridades. 

Titulado “Una prisión sin fin, a cielo abierto”, el estudio resalta que a partir de 1982, y con una mayor aceleración en el 2012 - impulsada por los mandos militares -, la minoría musulmana siempre ha sido blanco de ataques selectivos y violencia. Para algunos expertos, la escalada habría desembocado en un verdadero “genocidio” - una acusación que rechazó categóricamente la líder democrática y Nobel por la Paz Aung San Suu Kyi - o en una huida forzosa hacia el exterior, en terribles condiciones sanitarias y humanitarias. 

Los expertos de HRW informan que a los niños Rohinyás se les niega el derecho al estudio. De los 120.000 menores en edad escolar que viven en los campos de acogida en el Estado de Rakhine, cerca del 70% está excluido del circuito educativo. Las restricciones sobre la circulación, debido a la pandemia, han exasperado el problema y la mayor parte solo asiste a clases ocasionalmente gracias a la ayuda de maestros improvisados. 

Denegar el derecho al estudio se convierte en un instrumento para prolongar la política de segregación y marginación hacia la minoría musulmana, negando a estas personas “un futuro digno y de confianza en sí mismas”. Esta situación, prosigue el reporte, “termina alimentando un círculo vicioso que no hace sino empeorar las condiciones y los servicios a disposición”.  

Muchos cuentan que la vida en los campos puede equipararse a un “arresto domiciliario permanente”, en el cual se niega “el derecho a la libertad de desplazarse, a la dignidad, el acceso al empleo y a la educación, sin el beneficio de la comida, el agua y los servicios sanitarios”. Algunas denuncias expresan que con la minoría musulmana se está aplicando un verdadero sistema de apartheid, siguiendo el mismo estilo de Sudáfrica contra la población de color”; además, existirían leyes y disposiciones de gobierno para impedir a los Rohinyás la participación en la vida política, social y económica de la nación. 

Este conjunto de factores ha contribuido a aumentar la morbilidad y la mortalidad, inclusive la del Covid-19, en los campos de refugiados, donde ya se constataban situaciones de malnutrición, enfermedades transmitidas por el agua insalubre y una tasa de mortalidad infantil muy superior a la de los budistas de Rakhine. Conducido por la Liga Nacional por la Democracia (NLD) y liderado por Suu Kyi, el gobierno ha demostrado en más de una ocasión que no quiere mejorar la situación de los Rohinyás, es la conclusión del reporte de HRW, aplacando el entusiasmo surgido al día siguiente de la victoria en las urnas, en el 2015. “¿Cómo podemos tener esperanza en el futuro?”, subraya Ali Khan, un hombre que vive en un campo de refugiados, en Kyauktaw. “Si quisieran mejorar la situación, las autoridades locales podrían ayudarnos; pero solo terminan denegándonos cualquier derecho”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Rohingya, señales de esperanza por la amistad con los budistas Rakhine
09/11/2018 15:06
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Más de 100 mil musulmanes Rohingya en fuga por las persecuciones y violencias en Myanmar
27/10/2014