25/09/2017, 10.38
INDIA
Enviar a un amigo

Ranchi: 5.000 protestaron contra la ley anti-conversión y por las tierras

de Nirmala Carvalho

Católicos, hindúes, sijs y musulmanes protestan por la implementación del Jharkhand Freedom Religious Bill 2017 y por las enmiendas efectuadas al Land Acquisition Act 2013, la normativa che protegía las tierras de los tribales. Ahora estos terrenos serán vendidos al mejor postor. La ley anti-conversión es “utilizada para apartar la atención” de las consecuencias económicas que acarrearían las modificaciones que han sido incorporadas. 

  Ranchi (AsiaNews) – Cerca de 5.000 fieles de reunieron en Ranchi para protestar contra la ley anti-conversión aprobada por la Asamblea estatal de Jharkhand y contra las enmiendas efectuadas a la ley de tierras, con las cuales el gobierno local se propone  vender las propiedades de los tribales al mejor postor.  En la manifestación ha participado el Pbro. Michael Kerketta, teólogo jesuita, quien afirma a AsiaNews: “Miembros de varias comunidades religiosas han expresado su disenso de manera pacífica. Católicos, hindúes, sijs y musulmanes se han manifestado en contra del Jharkhand Freedom Religious Bill 2017, que golpea de manera directa a las minorías religiosas. Estamos unidos contra las fuerzas que buscan dividir este país. De hecho, las leyes anti-conversión son instrumentos para restringir la libertad religiosa”.

La manifestación se llevó a cabo el 23 de septiembre. Participaron 22 organizaciones sociales y civiles. Entre las personas que hablaron en el escenario figuraron diversos exponentes de la oposición y un obispo protestante. En la manifestación no intervino ningún prelado, probablemente para evitar que se exacerbe un clima ya de por sí tenso.

El Pbro. Amrit Tirkey, uno de los organizadores, sostiene que la población “debe tomar conciencia de lo que está ocurriendo en la sociedad, algo que nos divide a todos”. El jesuita enuncia que los manifestantes quisieron marchar juntos para mostrarse “unidos contra las fuerzas que quieren dividirnos”.

Los participantes se oponen a la ley anti-conversión, que fue aprobada en el pasado mes de agosto por las autoridades estatales. La misma prevé penas de hasta tres años de prisión, así como el pago de una multa de 5.000 rupias [600 euros, ndr] para quien sea hallado en flagrante delito, ya sea intentando convertir a alguien por la fuerza o valiéndose de incentivos materiales. El Card. Telesphore Toppo, arzobispo de Ranchi, se ha pronunciado contra esta normativa, y ha afirmado a AsiaNews: “Las conversiones forzadas no existen. Somos personas libres, con una voluntad libre y un conciencia e inteligencia libres”.

Pero justamente por haber hablado en público contra la ley, el purpurado ha sido objeto de vejaciones por parte de los nacionalistas radicales hindúes de Jharkhand, que han hecho circular una imagen con una foto suya prendida fuego, colocada sobre un maniquí. A la vez que denunciaba lo ocurrido en una carta-llamamiento dirigida al premier Narendra Modi, Mons. Theodore Mascarenhas, secretario general de la Conferencia Episcopal India (CBCI) resaltaba un aspecto preocupante: el hecho de que la ley anti-conversión fue aprobada para distraer la atención de otra ley promulgada en agosto, las enmiendas efectuadas a la Land Acquisition Act 2013, la normativa que protegía las tierras de los tribales.

La opinión de Mons. Mascarenhas es compartida por el padre Kerketta, que explica: “Las modificaciones a la ley fueron votadas el 12 de agosto. La Asamblea estatal concedió que se cedan al Estado parcelas de terrenos que serán destinadas a proyectos como escuelas, universidades y hospitales. La versión original del 2013 tenía previsto que, antes de proceder a adquirir el terreno, debía hacerse una evaluación ‘de impacto social’ y que era necesario obtener la aprobación del consejo local del pueblo. Las enmiendas, en cambio, han eliminado estos requisitos previos”. Según el teólogo jesuita, “la nueva ley de tierras quiere dividir a la población tribal a partir de líneas religiosas, siguiendo el ejemplo del ‘divide y reinarás’. De esta manera, las propiedades serían expropiadas a los tribales y cedidas a los grandes grupos empresarios. Todo esto, como resulta  obvio, va en perjuicio de los tribales”. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Cardenal Toppo: No a la ley que priva a los tribales de las tierras
06/03/2017 11:54
Jharkhand, niegan raciones alimentarias a los tribales pobres que son cristianos
13/10/2017 10:58
En Taipéi, 10.000 personas se manifiestan en contra del matrimonio gay
17/11/2016 09:16
Jharkhand, extremistas hindúes acusan a un decano católico de boicotear sus tiendas
06/10/2017 12:44