26/11/2020, 13.43
FILIPINAS
Enviar a un amigo

Renovación misionera para celebrar los 500 años de cristianismo en Filipinas

Carta pastoral de los obispos. Pidamos "a nuestros dos santos misioneros 'extranjeros' canonizados, Lorenzo Ruiz y Pedro Calungsod, que intercedan por nosotros para que nuestro amoroso Dios bendiga siempre abundantemente a nuestra Iglesia en Filipinas y todos sus esfuerzos misioneros.

 

Manila (AsiaNews) - La "renovación misionera" de la Iglesia filipina es lo que desea la Conferencia Episcopal del país (CBCP) para celebrar los 500 años de la llegada del cristianismo al país. Así lo expresan en la carta pastoral firmada por Mons. Rómulo G. Valles, presidente de la CBCP, que se titula “Convertirse en discípulos misioneros de Jesús”.

En la “Carta pastoral de la CBCP para el año 2021 de la Missio Ad Gentes”, la Iglesia filipina en primer lugar “se alegra de dar comienzo a la celebración nacional de los 500 años de cristianismo en nuestra patria. Hace cinco siglos recibimos el maravilloso don de la fe cristiana; nuestros corazones rebosan de alegría y gratitud. ¿Por qué Filipinas fue elegida por Dios entre todas las naciones y pueblos de Asia para ser uno de los primeros en recibir este precioso regalo? La respuesta más clara es sencillamente el magnánimo y desbordante amor de Dios”. "¡Sólo el amor entregado gratuitamente por Dios puede iluminar la elección del pueblo filipino para recibir el precioso don de la fe!".

“La fe cristiana llegó y arraigó en nuestra tierra gracias a la entrega y los heroicos sacrificios de miles de misioneros y misioneras de distintas partes del mundo. Valoraban el don de la fe que habían recibido y querían compartir ese regalo con los demás”. Como muestra el tema que ha elegido la Conferencia Episcopal Católica de Filipinas (CBCP) para este quinto centenario, todos los cristianos son "capaces de dar". Esta "capacidad de entrega ha motivado a misioneros generosos a lo largo de los siglos y también debe inflamar hoy el corazón de todos nosotros, para comprometernos en la misión, aquí en casa y en otros países (missio ad gentes). En efecto, esto forma parte del mandato misionero de Jesús a sus discípulos: ‘Lo que han recibido gratuitamente, denlo gratuitamente’ (Mt 10, 8). Oramos por una renovación misionera de nuestra Iglesia, tanto en casa (ad intra) como fuera de nuestras fronteras (ad extra) durante nuestra celebración del 500 aniversario, ¡y en el futuro!”. 

Transformación misionera. El documento recuerda después que el Papa Francisco, "que nos visitó en 2015" y "está comprometido con la renovación misionera de toda la Iglesia", afirma en la Evangelii Gaudium que “necesitamos una 'Iglesia evangelizadora que sale de sí misma', no una Iglesia ‘autorreferencial’ y ‘viva en sí misma, de sí misma, para sí misma’ (cf. EG 20-24). Francisco dice: ‘Sueño con una' opción misionera’, es decir, un impulso misionero ‘capaz de transformarlo todo, para que las costumbres, los estilos, los tiempos y horarios, el lenguaje y toda estructuras de la Iglesia se conviertan en un cauce adecuado para el evangelización del mundo de hoy más que para su autopreservación….Toda renovación en el seno de la Iglesia debe tender a la misión como objetivo para no caer presa de una especie de introversión eclesial’ (EG 27). Nos proponemos renovar el entusiasmo de nuestra misión aquí en casa, así como la missio ad gentes, la misión a otras naciones y pueblos”.

“Recordemos el desafío del Papa Juan Pablo II durante su visita a nuestra Iglesia en 1981: 'Quiero hablarles de un deseo especial: que los filipinos se conviertan en los primeros misioneros de la Iglesia en Asia'. ¡Es una clara invitación a comprometerse con la missio ad gentes!”.

“Las intuiciones del Papa Francisco sobre la renovación misionera de la Iglesia provienen de su profunda relación personal con Cristo. Él dice: ‘Invito a cada cristiano, en cualquier lugar y situación en que se encuentre, a renovar ahora mismo su encuentro personal con Jesucristo… Les pido a todos ustedes que lo hagan sin falta todos los días’ (EG 3). Un punto fundamental del Papa Francisco es que todos somos discípulos misioneros (EG 119); ‘En virtud del bautismo recibido, cada miembro del Pueblo de Dios se ha convertido en discípulo misionero (EG 120). Cada cristiano es ‘agente evangelizador’ y la evangelización misionera requiere una implicación personal por parte de cada uno de los bautizados.‘Todo cristiano es misionero en la medida en que se ha encontrado con el amor de Dios en Cristo Jesús: ya no decimos que somos «discípulos» y «misioneros», sino que siempre somos «discípulos misioneros»’ (EG 120).

“La alegría es un signo convincente. Para el Papa Francisco, la historia de la salvación es un gran ‘río de alegría' (EG 5) en el que también nosotros debemos entrar. Reaviva el gozo de la fe, porque la misericordia de Dios no se agota nunca (cf. EG 6)”.

"El Papa Francisco insiste continuamente en el hecho de que la misericordia es la esencia misma de Dios. En su Misericordiae Vultus, Francisco lo expresa así: ‘la misericordia es el documento de identidad de Dios’. ‘La misericordia es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia. Todo en su acción pastoral debería estar revestido por la ternura con la que se dirige a los creyentes; nada en su anuncio y en su testimonio hacia el mundo puede carecer de misericordia. La credibilidad de la Iglesia pasa a través del camino del amor misericordioso y compasivo' (MV 10)”.

"Conclusión. Los profundos pensamientos del Papa Francisco sobre la renovación misionera, la alegría y la misericordia brindan una brújula sólida para guiarnos como individuos y como comunidades en nuestra celebración del quinto centenario y en el año 2021 dedicado a la missio ad gentes (misión hacia todos los pueblos). Con el Papa Francisco pedimos dos gracias al Señor: que “no nos dejemos robar la fuerza misionera’ (EG 109) ni  ‘nos dejemos robar el entusiasmo misionero’ (EG 80). Permanezcamos constantes en la oración, pidiendo a nuestros dos santos misioneros 'extranjeros' canonizados, Lorenzo Ruiz y Pedro Calungsod, que intercedan por nosotros para que nuestro amoroso Dios bendiga siempre abundantemente a nuestra Iglesia en Filipinas y todos sus esfuerzos misioneros".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: se necesita ‘una conversión misionera’ de toda la Iglesia
01/06/2018 23:24
Filipinas posterga para el 2021 el festejo por los 500 años de cristianismo
05/10/2020 16:06
Se renueva por dos años el Acuerdo provisional entre China y la Santa Sede
22/10/2020 12:48