06/04/2020, 15.58
BANGLADÉS
Enviar a un amigo

Rohinyás en Cox’s Bazar: si el coronavirus llega al campo, será un desastre

de Sumon Corraya

Los refugiados viven en condiciones de hacinamiento y carecen de atención médica adecuada. Los Rohinyás cristianos hablan del drama que se avecina dentro de una situación ya de por sí dramática. Caritas distribuye sumas de dinero, folletos informativos, máscaras y desinfectantes. Las organizaciones humanitarias piden una mayor libertad de prensa y que se detenga la construcción del cerco perimetral con alambre de púas.

Cox’s Bazar (AsiaNews) – “Si el virus llega al campo, será un desastre para todos nosotros. Vivimos hacinados en habitaciones minúsculas y no tenemos estructuras sanitarias adecuadas”. Los comentarios, que denotan preocupación, son de Nurul Amin, un refugiado de etnia Rohinyá que vive con su esposa y sus siete hijos en el inmenso campo de Cox’s Bazar, en Bangladés. 

Un millón de Rohinyás, un grupo étnico cuya gran mayoría profesa el credo musulmán, viven acampados en las tiendas de Cox’s Bazar. En los últimos años, ellos huyeron de Myanmar, donde sufrieron terribles persecuciones de las Fuerzas Armadas locales. 

Hasta ahora, el gobierno de Daca ha puesto en cuarentena 34 asentamientos de refugiados Rohinyás. En el país hay 70 infectados, y los muertos suman 8. Las autoridades han establecido que la asistencia a las personas que huyeron de Myanmar debe reducirse al mínimo, para prevenir el contagio - sin embargo, al día de hoy continúan llegando operarios extranjeros. 

Cox’s Bazar aloja a algunos Rohinyás de fe cristiana. “Vivimos sumidos en el terror; si alguno de nosotros se enferma, no podremos recibir los cuidados necesarios”, cuenta uno de ellos a AsiaNews. Para estas personas se trata de un verdadero drama dentro de una situación ya de por sí dramática. El 27 de enero, 25 familias (en total, 87 personas) fueron atacadas por extremistas Rohinyás. 

En colaboración con el gobierno y algunas ONGs, Caritas está ayudando a los refugiados del campo a protegerse de la pandemia pulmonar. “Hemos distribuido 200.000 folletos informativos y miles de afiches en su lengua, además de máscaras protectoras, desinfectantes y jabón para las manos”, declara Ranjon Francis Rozario, el director de Caritas Bangladés. También se han donado sumas de dinero a las autoridades locales, para afrontar la crisis, entregar medicamentos y alistar consultorios ambulatorios gestionados por la Iglesia católica.

Según informan los periódicos del país, casi cincuenta organizaciones humanitarias han solicitado al gobierno que se eliminen las restricciones de acceso para los periodistas, que actualmente rigen en Cox´s Bazar. Además, en la carta, se pide a la premier Sheikh Hasina renunciar al proyecto de levantar un cerco de alambrado de púas alrededor del campo. Para los activistas, las limitaciones a la libertad de prensa y la construcción del cerco perimetral podrían debilitar los esfuerzos tendientes a mejorar las condiciones de los refugiados.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Líder de la Iglesia: Preocupación por el ataque a los cristianos Rohinyás en los campos de refugiados
30/01/2020 14:01
Cox’s Bazar: en los campos de los Rohinyás, los más perseguidos de la tierra (Fotos)
02/05/2018 13:04
Obispos asiáticos en Cox’s Bazar: hay que hallar una solución para los refugiados rohinyás
19/02/2019 16:13
Daca: la isla de Bhasan Char, una zona anegable, se dispone a recibir a los Rohinyás
17/01/2020 15:25
Bangladés en la ONU: Ya no podemos sostener el peso de los Rohinyás
01/03/2019 13:49