26/06/2019, 12.05
IRÁN
Enviar a un amigo

Sacerdote en Teherán: los iraníes, en 'graves dificultades' por las sanciones de los EEUU

La medidas punitivas impulsadas por Trump golpean a la sociedad “en todos sus niveles”. El P. Ryan, de la Iglesia caldea, habla de los problemas económicos y culturales que amenazan el futuro. La emigración, un drama que comparten cristianos y musulmanes. La sensación “de aislamiento” y el pedido de oraciones “por todo el país”.

Teherán (AsiaNews) - Las sanciones económicas de los EEUU contra Irán “han causado graves dificultades” en “todos los niveles” de la sociedad. Y hoy, en comparación con el pasado reciente, “la vida se ha vuelto muy difícil para  la gente común”. Es lo que cuenta, al dialogar con AsiaNews, el Pbro. Ryan Issa, un sacerdote iraní de 43 años, que lleva nueve incardinado en la diócesis de la Iglesia caldea en Teherán. Nacido en Urmia, ciudad cabecera del oeste de Azerbaiyán, el sacerdote no oculta la atmósfera de “tensión y preocupación” que se respira a diario entre los ciudadanos de la República islámica.  

“La economía -explica el Padre Ryan- juega un rol fundamental en nuestra vida y en nuestra sociedad, en todos los niveles”. Los precios de los bienes de consumo y de los alimentos “varían de un negocio a otro”, pero el problema no es meramente económico, porque también toca la esfera cultural. “El estudio ha perdido valor -cuenta-. Muchas fábricas se han cerrado o están interrumpiendo su producción. Y el salario de un empleado normal [tanto estatal como privado] solo alcanza para mantener a una familia por una semana”. 

La raíz de la escalada de tensión entre Irán y los Estados Unidos, que ha desatado una gravísima crisis económica en la República islámica, está en la decisión adoptada por el presidente los EEUU, Donald Trump, en mayo de 2018, de retirarse del acuerdo nuclear (JCPOA) impulsado por Barack Obama. A partir de entonces la Casa Blanca decidió introducir las sanciones más duras de la historia, reforzar la presencia militar en el área y aniquilar las exportaciones de petróleo iraníes, un golpe que ha afectado, ante todo, a la población

En los últimos días, Washington ha lanzado nuevas sanciones contra el líder supremo Ali Khamenei, tras el derribo -en aguas internacionales, según Washington; en su territorio, objeta Irán- de un drone de los EEUU en el Golfo. En respuesta, el presidente iraní Hassan Rouhani se ha referido a la decisión como propia de “retardados mentales”. Fue inmediata la réplica de Trump, quien definió como “ignorantes y ofensivas” las palabras del homólogo iraní, que mientras tanto telefoneó al presidente francés, Emmanuel Macron, para asegurarle que Teherán “no tiene ningún interés en alzar la tensión y no busca la guerra con nadie, tampoco con los Estados Unidos”. 

“La minoría cristiana -subraya el sacerdote caldeo - no está mejor que la mayoría musulmana. En lo que respecta a nosotros, entre los católicos, las mayores preocupaciones tienen que ver con el éxodo continuo [un añoso problema que afecta a todo el Oriente Medio, desde Irak, hasta Siria, pasando por el Líbano]” que arriesga vaciar al país de un elemento constitutivo desde tiempos antiguos, y arraigado en el territorio . 

“El elemento religioso, la fe, en términos generales, se ha debilitado -afirma el padre Ryan-. La mayor preocupación, o mejor dicho, la mayor aspiración de los jóvenes, tanto cristianos como no cristianos, es la emigración, encontrar trabajo y tener una vida normal, digna, dentro o fuera del país”. Las preocupaciones de la vida cotidiana, el deseo de expatriarse conducen a un lento alejamiento de la propia comunidad. “En las grandes ciudades, como ocurre en la capital -confiesa - vemos y nos encontramos con jóvenes cristianos solamente en las celebraciones de Navidad y Pascua”.  

En Irán, hay aproximadamente 22.000 católicos (cerca de 500.000 cristianos), sobre una población total de casi 82 millones de habitantes, que en su mayor parte son musulmanes chiitas (90%, los sunitas son poco más del 5%). Las Iglesias presentes incluyen a caldeos, armenios y de rito latino, que se suman a los europeos y latinoamericanos que trabajan en la República islámica. Según la Constitución iraní (art. 13), cristianos, zoroastrianos y judíos son libres de practicar el culto, “en un marco de respeto” por la leyes islámicas. Los cristianos también tienen representantes en el Parlamento (Majlis). 

Uno de los problemas que pesan sobre la comunidad cristiana iraní, además del creciente deseo de huir del país, es “la sensación de aislamiento, de distancia, en comparación con el resto de la población”. “Lamentablemente, la pertenencia se siente muy poco a nivel formal y eclesial. Es por eso que pedimos a todos los católicos, sobre todo a lo que viven en Occidente -concluye el padre Ryan- que recen por los cristianos, por todo el pueblo iraní, y por nuestro país”, en este momento de graves dificultades.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Teherán se dispone a enriquecer uranio al 20%. El acuerdo nuclear, en creciente riesgo
09/07/2019 10:57
Cuestión nuclear y sanciones: continúa la escalada entre EEUU e Irán. Europa intenta una mediación
15/07/2019 14:06
Activistas iraníes: las consecuencias ‘devastadoras’ del conflicto entre Washington y Teherán
27/06/2019 14:13
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Petróleo iraní: sanciones de EEUU contra una compañía china, por violar el embargo
23/07/2019 10:28