17/09/2018, 16.25
VATICANO
Enviar a un amigo

Santa Sede: Las armas nucleares son dañinas para la salud, el ambiente y la pobreza

En la 62° Conferencia internacional de la AIEA, Mons. Gallagher aprecia los esfuerzos del organismo de la Onu por Irán y Corea del Norte. Se necesita una prohibición total de las armas nucleares, contra la “descontrolada difusión de materiales radioactivos directamente sobre el ambiente” y para que no se dejen de lado las “prioridades reales de la humanidad sufriente”. Se necesita un “Grupo de trabajo” sobre los cambios climáticos y la creación de estrategias para curar el cáncer.

 

Viena (AsiaNews)-  La Santa Sede apoya las iniciativas de la AIEA (Agencia internacional para la energía atómica) en la “prevención de la proliferación nuclear” y en la “promoción del desarme nuclear”, en el tratar de salvaguardar la salud de las personas, el ambiente y aliviar a los pueblos de la pobreza. Es cuanto dijo hoy, Mons. Richard Gallagher, secretario vaticano para las Relaciones con los Estados, durante la 62° Conferencia internacional de la AIEA, que se está desarrollando en la capital austríaca.

Mons. Gallagher elogió el compromiso tomado en relación con Irán, que con su monitoreo, “ofrece un elemento indispensable para cerciorarse si todo el material sea utilizado para fines pacíficos”. Y subrayó la necesidad de entablar un diálogo con Corea del Norte sobre su programa nuclear, que “amenaza la integridad del régimen de no proliferación”, poniendo en claro que “no existe una solución militar a esta amenaza”.

 

La Santa Sede, como muchos otros países en el mundo, desea “la prohibición total de los test nucleares”. Éstos, dijo, “comportan la substancial e incontrolada difusión de materiales radioactivos directamente en el ambiente. Han generado la dosis acumulativa más grande de radiaciones producidas por el hombre hasta ahora liberadas sobre las poblaciones y el ambiente global”. “Por esto-precisó- sostenemos que las armas nucleares son armas de destrucción masiva y ambiental”.

Además del ambiente, la escalada nuclear mina la pobreza de las naciones. Citando al Papa Francisco, Mons. Gallagher reafirmó que la carrera de armamentos, no sólo nucleares y su modernización “representan una considerable voz de gasto para las naciones, al punto de poner en segundo plano las prioridades reales de la humanidad sufriente: la lucha contra la pobreza, la promoción de la paz, la realización de proyectos educativos, ecológicos y sanitarios y el desarrollo de los derechos humanos”.


Por esto, el secretario vaticano expresó aprecio por algunos desarrollos del compromiso de la AIEA en el constituir un “Grupo de trabajo inter-departamental sobre los cambios climáticos” y “en el desarrollo de estrategias para el Programa de acción para la terapia contra el cáncer (PACT)”.

“La Santa Sede – concluyó - recuerda la urgente necesidad de un ética moderna global de la responsabilidad, de la solidaridad y de la seguridad cooperativa, que debe tomar el lugar de los viejos modos de pensar, tan a menudo guiados por los intereses propios y por la desconfianza. Debemos reconocer que nuestra paz y seguridad en último análisis dependen de la paz y la seguridad de los otros”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Para el 2018, Tokio destinará 48 millardos de dólares a la Defensa
31/08/2017 14:47
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Pakistán, desde un submarino, fue lanzado el primer misil de crucero
10/01/2017 10:42
Pyongyang lanza misil sobre Japón: amenaza 'sin precedentes'
29/08/2017 12:18