28/07/2018, 14.36
VIETNAM
Enviar a un amigo

Seminaristas de Saigón: con los últimos, inspirados por la Evangelii Gaudium

de Joseph Nguyen Van

Caritas invitó a 30 seminaristas a participar en sus iniciativas. La Iglesia ha instituido 22 centros misioneros, cuyas actividades están orientadas a la asistencia y sostén de las familias pobres y de los niños abandonados que viven en las áreas más remotas de la ciudad.

Ho Chi Minh City (AsiaNews) – Discapacitados, niños abandonados, huérfanos, ancianos y familias de migrantes: el seminario mayor de San José, en Saigón (actualmente Ho Chi Minh City) dedica a los últimos el programa pastoral de verano de este año, que surgió como una colaboración con la oficina de Caritas de la arquidiócesis.  “Tratamos de poner en práctica la exhortación apostólica Evangelii Gaudium del Papa Francisco”, dicen algunos estudiantes a AsiaNews.

En el territorio eclesiástico trabajan 336 sacerdotes diocesanos y 288 religiosas. Ellos sirven a casi 640.000 católicos, que representan casi el 8% de la población local. Según estadísticas del año 2016, los habitantes oficiales de la ciudad son aproximadamente 8,3 millones, a los cuales deben sumarse otros 4,5 millones de habitantes no-oficiales. Entre éstos hay alrededor de 300.000 inmigrantes católicos. Si bien Ho Chi Minh City es uno de los centros económicos más importantes del país, sigue habiendo múltiples problemas y emergencias sociales que la Iglesia debe afrontar en su misión.

La arquidiócesis de Saigón ha instituido 22 centros misioneros, cuyas actividades se orientan a la asistencia y sostén de las familias pobres y de los niños abandonados en las áreas más remotas de la ciudad. Dado que la economía vietnamita atraviesa un período difícil, hay numerosas parroquias que se desempeñan en actividades pastorales dedicadas a los últimos, sean éstos católicos o no.

Desde el 2 de julio pasado, Caritas Saigón ha incorporado a 30 seminaristas que colaboran en sus iniciativas. Esto permite que los estudiantes puedan mejorar su enfoque en lo que respecta al cuidado y atención de los niños pobres, huérfanos o de aquellos afectados por discapacidades. Al mismo tiempo, los futuros sacerdotes tienen la posibilidad de asistir a ancianos y enfermos. A través del programa, ellos se ponen en contacto con la espiritualidad, el método y las capacidades comunicativas de Caritas en su relación con las parroquias y comunidades de la arquidiócesis, desarrollando y planificando el trabajo social y las actividades caritativas.

Al ser entrevistado y pedir que cuente su experiencia en el curso de formación, el hermano  John Thái declara: “Tras haber participado en el proyecto social, he sentido el Amor de Dios a través de los pobres, discapacitados y niños que viven en situaciones muy penosas. He aprendido a escucharlos”. Vincent Khánh agrega: “He trabajado con el Centro Social Bình Triệu, dedicándome a la enseñanza. De los niños, he aprendido de su espíritu optimista y de su inocencia”.   

Joseph Martino Vinh participó en las actividades del Centro Social Thiên Phước, donde se alojan cientos de niños minusválidos. “Ellos tienen grandes dificultades para hablar y expresar sus pensamientos –cuenta el seminarista-. Sin embargo, a través de juegos divertidos e historias prácticas, nuestro grupo les ha enseñado “los principios básicos de la humanidad y el Evangelio”. Debo aprender de mi experiencia para llevar la Buena Noticia a estos niños carenciados”.

También Joseph Dũng trabajó con los niños minusválidos, en este caso, en un Hogar de abrigo, el Hoàng Mai Warm Shelter. “Estos niños tienen limitaciones a nivel intelectual y en la comunicación. Así que intenté enseñarles un poco de música y a tocar el órgano”. Peter Khoa dice que tuvo que “seguir a sor Elisabeth Maria Tuyết durante una semana”. La religiosa se encarga de la asistencia a los minusválidos de la arquidiócesis. “Visitamos a familias y a niños con parálisis cerebral, que viven en algunas parroquias de la ciudad”, afirma el estudiante.  

Dominique Nguyên concluye: “Nos quedamos admirados por los voluntarios, que son simples parroquianos que se dedican a estos apostolados. También quedamos admirados por sus padres, que en silencio, sacrifican todo para ayudar a sus hijos. Ello rezaron, trabajaron con los asistentes sociales, con el personal de Caritas para atender a los niños carenciados con un amor verdadero”.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Saigón, el compromiso de la Iglesia por las familias y los emigrantes
30/08/2018 16:14
Caritas Saigón, para Navidad ayudamos a tres mil niños discapacitados y sin techo
27/12/2016 11:57
Vietnam festeja el Año Nuevo. En Thanh Hóa, los católicos celebran con los últimos
05/02/2019 13:38
Saigón, los proyectos de los seminaristas para las ‘periferias sociales’ de la diócesis
02/08/2017 14:37
Misioneras de la Caridad en Vietnam: El espíritu de Madre Teresa con los hermanos pobres
29/02/2016 14:43