29/09/2018, 12.52
MONGOLIA
Enviar a un amigo

Ulan Bator, pastores en fuga por la contaminación: ‘el aire es irrespirable’

Se habían transferido a la capital para encontrar un vida mejor. Cada invierno, en centenares de miles de casas, se quema carbón y basura. El problema es la disparidad entre áreas urbanas y las rurales, donde no se encuentra trabajo. Más de la mitad del PIB de Mongolia se produce solamente en la capital.

 

Ulan Bator (AsiaNews/Agencias) – De las provincias a la capital, y viceversa: los pastores mongoles consideran la eventualidad de volver sobre sus mismos pasos y transferirse nuevamente a sus provincias. El motivo: la siempre más intolerable contaminación del aire, que empeora mano a mano que se acerca la estación invernal.  

En el pasado, algunos pastores se transfirieron a Ulan Bator para permitir a sus hijos poder estudiar y buscar trabajo fuera del pastoreo. La grave contaminación está haciéndoles cambiar idea. “Aunque se salga sólo un segundo- cuenta Darii Garam, de 76 años- cuando abres la puerta de tu casa se llena siempre de humo, tus ropas, todo se llena de olor”. Darii vive en “distrito G”, lugar donde se transfirieron muchos pastores en los últimos 20 años. “Quería algo más para mis hijos, pero el aire es irrespirable”.

Cada invierno, 220 mil familias queman carbón para calentarse. Y cuando el combustible es demasiado caro para las finanzas familiares, ellos se las arreglan quemando gomas o cualquier otra basura. Por esto, cada invierno los hospitales se llenan de miles de niños que se enferman. La visibilidad es tan reducida que dos personas que caminan juntas tomadas de la mano, no logran verse. En enero, 15 mil manifestantes protestaron contra la contaminación. En aquel período, la concentración de partículas pm2.5 era de 3,320 microgramos por metro cúbico, una cifra 133 veces superior a la definida como segura por la Organización mundial de la salud.

La capital de Mongolia está proyectada para poder hospedar cerca de medio millón de personas. En este momento en Ulan Bator viven 1 millón y medio de personas, casi la mitad de la población total. El gobierno trató de limitar la inmigración, pero esto no es suficiente para combatir la contaminación ambiental. Para los expertos y para los locales es necesario contrastar la neta desigualdad que hay entre la ciudad y el campo: más de la mitad del PIB de Mongolia es producido solamente en la capital. La urgencia es desarrollar las provincias y favorecer la creación de puestos de trabajo. Un gran número de pastores, de hecho, volvería de inmediato a su provincia de origen si estuviesen seguros de obtener un trabajo con qué vivir. En los últimos años la tendencia ya se había invertido, por ejemplo en el año 2014 por primera vez el número de las migraciones de la capital superó a las inmigraciones.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Mongolia, la contaminación divide a las familias. Los niños sólo respiran en las estepas
15/03/2019 14:56
Dalai Lama en Mongolia, por una educación budista más moderna
22/11/2016 13:36
Cuatro pastores del Interior de Mongolia, arrestados por una petición online
10/01/2017 12:57
Ciudades más contaminadas en el mundo: 22 sobre 30 están en India
06/03/2019 09:57
El smog proveniente de China asfixia a Seúl
11/12/2019 10:46