16/07/2018, 17.45
CHINA- EEUU
Enviar a un amigo

Wang Qishan mantiene silencio sobre la ‘guerra de los aranceles’. Lucha en la cúpula del Partido

de Wei Jingsheng

Si bien tiene muchos amigos en la Casa Blanca y en Wall Street, el vicepresidente parece estar al margen de la guerra comercial entre EEUU y China. Quizás esté preparando su retorno, después de que China pierda la “guerra”. Quien alienta a Xi Jinping al enfrentamiento es la clase política corrupta, que ha ganado mucho por la falta de leyes en el país y no quieren reformas económicas ni legislativas.

Beijing (AsiaNews)-  Justamente hoy China presentó ante la Organización mundial del comercio una denuncia contra la decisión de Donald Trump de imponer nuevos aranceles por un monto de 200 millardos sobre productos chinos, lo cual podría causar grandes dificultades económicas y cortar el desarrollo tecnológico de China.

La velocidad de la denuncia -teniendo en cuenta que los nuevos impuestos comenzarían a aplicarse desde setiembre- indica la delicadeza y la fragilidad de la situación china. Pero tal fragilidad no es sólo económica. En torno a la “guerra de los aranceles” se está jugando una guerra de poder en la cumbre, entre Wang Qishan -uno de los vice-presidentes y ex jefe de la Comisión anti-corrupción- y Xi Jinping, como lo demuestra el artículo que presentamos, firmado por un conocido disidente exilado en los EEUU, Wei Jingsheng. Hay otras señales de que se está desatando una guerra en la cúpula: en los últimos días, en la primera página del “Diario del Pueblo”, órgano del Partido comunista chino, no aparecieron noticias sobre Xi. Normalmente, las noticias sobre él siempre están en primera plana. Además, hay rumores de que las autoridades habrían ordenado retirar las imágenes y los posters colocados en los lugares públicos. Hay que agregar que -según varios testigos- hace un par de días, una persona vestida de negro entró en el estudio del noticiero televisivo unificado de la Televisión central china justamente cuando estaban transmitiendo el noticiero. Desde entonces, los títulos y el espacio dados a noticias sobre Xi fueron reducidos y simplificados. Son muchos en China los que se esperan que en breve haya una nueva y rápida distribución del poder dentro del partido. Tal redistribución sería desfavorable al mismo Xi. Como muestra el artículo de Wei Jingsheng, en la “guerra de los aranceles”, Xi se encontraría aliado a la camarilla de los corruptos que siempre combatió y que hacen negocios aprovechando la falta de leyes y reglas en el país.

Recientemente, guiados por los medios británicos [la agencia Reuters], muchos medios extranjeros están reflexionando sobre el motivo por el cual Wang Qishan, el famoso “capitán bombero” se mantiene al margen de la guerra comercial y parece desaparecido. Ellos dicen que Wang es el más docto (en economía) y también el más leal a Xi Jinping. También circulan rumores de que los EEUU tienen intenciones de invitar a Wang Qishan para reemplazarlo con Liu He al negociar con ellos. En síntesis: ha comenzado una campaña de adulación hacia Wang Qishan.

Quizás sea por el hecho de que Wang Qishan cultivó intereses y lazos con Wall Street, ¿así que los viejos amigos quieren ponerlo en la cima del poder? Todo esto es difícil de afirmar, porque no logramos tener pruebas arrolladoras, que podría llevar personas ante un tribunal. De todos modos, chinos y extranjeros creen que ya que Wang Qishan tiene muchos amigos en la comunidad financiera de EEUU, él podría influenciar las decisiones de los EEUU en cierta medida. Y esto es un hecho indiscutible, dado que al menos la mitad del equipo de la Casa Blanca de Donald Trump proviene de Wall Street.

En todo caso, el artículo publicado por Reuters, se equivoca sobre un punto: Wang Qishan no es en realidad tan leal con el emperador Xi Jinping. Durante el 19° Congreso del partido comunista chino, Wang fue vencido por Xi: como un chivo expiatorio, él fue removido de todas las posiciones importantes y solamente mantuvo la credencial del Partido. Este daño no desaparecerá con facilidad. Si él surgiese ahora como el “capitán bombero” (para “apagar” el fuego de la disputa China-EEUU) sería una confirmación de su status insignificante. Esta es una de las razones que podrían motivar su “desaparición”.

En segundo lugar, aún cuando Wang Qishan apareciese ahora, es imposible apagar el fuego. En este momento la auto-celebración de Xi Jinping está en su culmen y él no tiene ninguna intención de entablar un diálogo con los EEUU. Xi Jinping continuará luchando con los EEUU y piensa que esto es bueno para sí mismo. De tal modo, Wang Qishan no puede surgir como negociador. Si Wang Qishan fuese a negociar, sería una derrota humillante, como la de Liu He. ¿Por qué ponerse en una posición incómoda? Por lo tanto pareciera que Wang todavía tiene nervios de acero.

Hace tiempo, Wang Qishan tuvo diálogos secretos con muchos políticos y con un hombre de negocios americanos, esperando conocer las cartas que los EEUU tienen en sus manos. Él trató de determinar si los pedidos básicos de los EEUU y los de China podrían converger en algún punto. Ciertamente, la conclusión fue que las diferencias son demasiado grandes para ser reconciliadas y que es mejor no tocar esta patata caliente. De otro modo sería una ofensa a Xi Jinping, pero aún más terrible, sería una ofensa para los corruptos representantes en China. Su inteligente desempeño consiste en estar sobre la montaña y mirar a los tigres combatir. Cuando Donald Trump derrote a Xi Jinping, será el turno de Wang de descender de la montaña y recoger los duraznos maduros.

¿Acaso Xi Jinping es tan  estúpido de pensar que puede vencer la guerra comercial (con los EEUU)? Yo no pienso que él sea tan estúpido al punto de no ser capaz de ver una cosa obvia. Pero la opinión pública china inflamada por el nacionalismo presiona contra sus espaldas y entonces él no puede retirarse. Si sigue adelante, muere. Si da marcha atrás, será pisoteado. Entonces él no puede hacer otra cosa que combatir y seguir adelante.

Los corruptos burócratas han soplado sobre el diabólico viento del “mi nación, grande y agresiva”, con el propósito de prevenir a Xi Jinping de retirarse. Ahora Xi está ligado con estos corruptos que se enriquecieron a lo grande. Por otro lado, estos corruptos burócratas y aprovechadores tampoco pueden retirarse: ellos se acostumbraron a ganar beneficios excesivos con un comercio injusto, especialmente en un sistema político (como el chino) en el cual el pescado grande se come al pescado más chico o quizás el pescado chico se come al pescado grande…

La finalidad de los EEUU es lograr un comercio más justo. Esto exige la reforma de un injusto sistema legal.Actualmente, en el anárquico modo de aplicar la ley en China es imposible garantizar un comercio justo. Burócratas corruptos y aprovechadores se unieron a fin de garantizar este sistema político sin ley. Es por eso que ellos no aceptan reformas reales. Todo esto dañaría sus intereses fundamentales y podrían incluso ser llevados a prisión o a la muerte.

Muchos amigos están interesados en saber cómo desatar este nudo gordiano. Los EEUU tienen una ventaja absoluta, con lo cual para ellos es imposible rendirse. La jugada de comprar representantes del gobierno de EEUU y miembros del Congreso falló y ambas partes apoyan en forma unánime la guerra comercial. La idea de comprar a la Unión europea y a Japón en el esfuerzo de unirse contra los EEUU, fue rechazada con vergüenza. La única vía que queda, es atacar a las compañías de EEUU en China. Esta movida dañina no hará más que forzarlas a separarse de China o regresar a los EEUU. Así, éstos verán incrementar el empleo, China asistirá a un aumento de la desocupación. Me pregunto, quién estará castigando a quién… Me avergüenzo realmente de Xi Jinping y de sus consejeros, retardados mentales.

En el momento actual, sólo hay un modo de resolver este problema y hacer que todo recomience tras un golpe de Estado. Reformar el sistema legal con una nueva visión y llegar a un comercio justo y normal, tanto en casa como en el extranjero. De esa manera, todos estarán felices, las disputas comerciales podrán ser resueltas y podremos alcanzar un desarrollo sustentable.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Beijing responde a los aranceles de Trump con más aranceles
14/05/2019 09:49
Economía china estable, pero temores por guerra de aranceles con EEUU
17/04/2018 11:06
Aranceles sobre 50 millardos en importaciones chinas, a partir del 23 de agosto
08/08/2018 09:47
Aranceles de EEUU al 25% para las importaciones; restricciones a 44 compañías chinas
02/08/2018 12:59