12/09/2017, 13.17
CHINA
Enviar a un amigo

Wang Zuoan: Religiones extranjeras se ‘infiltran’ y amenazan a China

de Wang Zhicheng

El director de la Administración estatal para los asuntos religiosos defiende las nuevas normativas que rigen para las actividades religiosas. El “peligro” de las discusiones religiosas en internet y los encuentros religiosos “ilegales”.

Beijing (AsiaNews)- China debe hacer frente a crecientes amenazas de “inflitraciones extranjeras” que usan las religiones para difundir el extremismo. Es cuanto afirma Wang Zuoan, director de la Administración estatal para los asuntos religiosos (SARA), defendiendo la nuevas reglamentaciones que rigen en materia religiosa, aprobadas la semana pasada.

En un artículo publicado hoy en el Diario del pueblo, órgano oficial del Partido comunista chino, Wang afirma que la revisión de los nuevos reglamentos, con ulteriores restricciones y multas aumentadas, eran necesarias porque “día tras día se intensifica la infiltración (en China) de extranjeros usando la religión y difunden el extremismo religioso en diversas áreas”.

Wang hace notar el gran peligro que corre su país dado que “temas religiosos continúan surgiendo en internet… y en algunos lugares continúan realizando encuentros religiosos ilegales, a pesar de que rige la prohibición”. En los últimos decenios, China asistió a un renacimiento religioso impresionante. A pesar de las prohibiciones, la obligación de enseñanza de ateísmo, la prohibición a los miembros del Partido de tener cualquier tipo de fe, al menos el 85% de los chinos tiene alguna fe religiosa.

La Constitución china garantiza la libertad religiosa a todo ciudadano, pero de hecho sólo se permiten actividades religiosas “normales” a cinco religiones: taoísmo, budismo, islam, protestantes y católicos. El carácter “normal” de las actividades es garantizado con el control total ejercido por responsables del gobierno, que se aplica a todos los niveles: nacional, provincial, de los condados, de ciudades, de pueblos. Los nuevos reglamentos prevén controles sobre el personal religioso, sobre los lugares de encuentro, sobre las actividades, sobre los viajes al extranjero, sobre la economía de las comunidades.

“La libertad religiosa -subraya Wang- no equivale a actividades religiosas realizadas sin alguna restricción legal”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Richard Madsen: Los creativos cristianos chinos están más allá del control de las Asociaciones Patrióticas (Tercera parte)
03/02/2017 12:52
Richard Madsen: China es un país religioso. El 85% tiene alguna creencia – Cuarta parte
06/02/2017 11:46
Richard Madsen: El "sueño chino" de Xi Jinping, pasa a través del control de las religiones - Quinta parte
07/02/2017 11:41
Los nuevos reglamentos religiosos de Beijing: primeras víctimas los jóvenes
03/02/2018 13:23
Beijing reprime las actividades religiosas de los extranjeros
15/05/2018 14:45