26/04/2019, 14.13
IRÁN-ESTADOS UNIDOS
Enviar a un amigo

Zarif: no es Trump, sino la ‘banda de las 4B’ la que quiere la guerra con Irán

Al tomar la palabra en la Asia Society, el responsable de la diplomacia iraní ataca a cuantos presionan a favor de un conflicto. Entre los que abogan por la guerra figuran Bolton, “Bibi” Netanyahu y los príncipes herederos de Riad (bin Salman) y Abu Dabi (bin Zayed). El peligro de un “incidente” que podría detonar una crisis más profunda. La línea dura no hace más que favorecer al ala radical y extremista iraní.

 

Nueva York (AsiaNews) - El presidente americano Donald Trump en realidad no quiere una guerra con Irán, pero podría ser empujado en la dirección de un conflicto bajo la influencia negativa de la “banda de las cuatro B”: el consejero de seguridad nacional de los EEUU, John Bolton, el premier israelí “Bibi” Benjamín Netanyahu y los príncipes herederos de Arabia Saudita (bin Salman) y de los Emiratos Árabes Unidos (bin Zayed Al Nahyan). Es lo que afirmó el ministro de Relaciones Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif, en el marco de un extenso encuentro cara a cara con el presidente de la Asia Society, Josette Sheeran, celebrado el 24 de abril pasado en la sede de la ONG en Nueva York.  

Respondiendo a la invitación de la Asia Society, una organización pan-asiática que opera para reforzar las relaciones y favorecer la comprensión entre los dirigentes e instituciones del continente y los Estados Unidos, el jefe de la diplomacia de Teherán atacó a los halcones de la administración estadounidense. Según Zarif, hay personas que estarían organizando un “incidente” para detonar una crisis profunda, pero advirtió que Teherán obrará “con mayor cautela aún”, en respuesta a las peligrosas jugadas de los Estados Unidos.

“Los que han perfilado los contornos de la política [americana en relación a Irán] -declaró el ministro de Relaciones Exteriores- en realidad no quieren negociar una solución”. Luego agregó que “Irán no busca el enfrentamiento, pero hará todo lo que esté a su alcance para defenderse”. De momento no hay una situación de auténtica “crisis”, pero el panorama sigue siendo “peligroso” y la política estadounidense, que apunta a impedir la venta de petróleo de los ayatolás, supondrá “consecuencias”.

Según Zarif, la República islámica proseguirá en la búsqueda de compradores para su petróleo. “Existen medios para sortear las sanciones”, agregó, e Irán “puede hacer gala de un doctorado en este sentido”. Continuaremos utilizando el Estrecho de Ormuz como punto de paso”, advirtió, y si los Estados Unidos intentan impedirlo, deberán “estar dispuestos a padecer las consecuencias por ello”.

En mayo de 2018, el presidente de los EEUU, Donald Trump, ordenó el retiro del acuerdo nuclear (JCPOA) -que había impulsado su predecesor, Barack Obama-, introduciendo las sanciones más duras de la historia contra Teherán. Dicha decisión ha provocado una significativa caída en la economía iraní -que ha sido confirmada por estudios del FMI- y un derrumbe en el sector del petróleo, objetivo de la segunda parte de las sanciones, que entraron en vigor el 4 de noviembre del año pasado. Una línea dura, pese a que la República islámica continúa manteniéndose fiel a los compromisos asumidos en el marco del acuerdo en materia nuclear, según fue certificado por los expertos de la AIEA.

Al pronunciar su discurso en la Asia Society, el jefe de la diplomacia de Teherán ha subrayado en más de una ocasión la diferencia entre Trump y su administración, en particular, el “halcón” John Bolton, que figura entre los partidarios (junto a Netanyahu y los sauditas) de un “cambio de régimen”. A diferencia de ellos, el presidente se mostraría más atento a evitar otra “costosa y estúpida” guerra en el Oriente Medio.

Los Estados Unidos, con su actual administración, ya no se comportan como “el policía del planeta” sino como una banda de “gángsters” que empuja a otros países a violar la ley y las mismas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, del cual Washington es miembro permanente. Y la política de las sanciones que lleva adelante la Casa Blanca es, de hecho, una declaración de guerra [económica] contra Irán.

Los analistas y expertos resaltan el doble riesgo que encierra esta política agresiva de los Estados Unidos: por un lado, el riesgo de exprimir a los proveedores de petróleo haciendo que el precio del crudo se dispare a niveles estelares y trastornando los mercados globales; por otro, con el propósito de perseguir un “cambio de régimen” se podría favorecer el ascenso al poder de un frente mucho más agresivo en Teherán, que estaría respaldado por el sector más duro y radical del ejército.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Washington acusa a Teherán por el ataque a los buques petroleros en el Golfo de Omán
14/06/2019 10:14
Khamenei pone un freno a Rouhani en el diálogo con los EEUU
30/05/2019 12:05
Médicos iraníes: las sanciones de EEUU provocan una escalada en los precios del equipamiento
28/05/2019 11:10
Médicos iraníes, contra las ‘injustas’ sanciones: paralizan la atención médica de la población
22/05/2019 11:18
Teherán, semanario reformista suspendido, por evocar una guerra con los Estados Unidos
17/05/2019 12:17