02/10/2022, 14.26
VATICANO
Enviar a un amigo

Angelus: Llamamiento del Papa a Putin y Zelensky para que pongan fin a la 'terrible' guerra de Ucrania

El pontífice dedicó la reflexión previa a la oración mariana a la evolución del conflicto y los temores de una escalada nuclear. Moscú debe detener la guerra y Kiev abrirse a "propuestas de paz serias". El recuerdo de los miles de víctimas, incluidos niños. Soluciones “consensuadas, justas y estables”. Expresó su cercanía con las víctimas del tifón en Cuba y Florida y en el estadio de fútbol de Indonesia.

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- El curso de la guerra en Ucrania es “tan grave y devastador” que despierta “gran preocupación” por una posible evolución nuclear -y global- del conflicto. El Papa Francisco hizo un llamamiento, nunca tan sentido y profundo, para que se ponga fin al conflicto iniciado por Rusia en Ucrania. El pontífice se dirigió, sin nombrarlos directamente, al presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky, para que se cierre una "terrible e inconcebible" herida de la humanidad, que "sangra cada vez más" y corre el riesgo de "agrandarse".

El atípico Ángelus de hoy da testimonio de la escalada real que está ocurriendo a las puertas de Europa y corre el riesgo de arrastrar al mundo entero a un conflicto atómico con consecuencias devastadoras. La reflexión previa a la oración mariana no se centró en las lecturas, como es habitual, sino que analizó en profundidad las terribles consecuencias de la guerra de Moscú contra Kiev. Esa decisión tiene muy pocos antecedentes, como en septiembre de 2013, durante las primeras etapas de la guerra en Siria. Por eso decidió dirigir palabras directas y contundentes a los dos mandatarios y a la comunidad internacional, en una situación que nunca antes, ni siquiera en la época de la crisis de los misiles cubanos, estuvo tan al borde de un conflicto nuclear. Al mismo tiempo condenó las anexiones que amenazan con distorsionar el mapa y la geografía del país, así como los derechos de las minorías, sumado al dolor de miles de víctimas, en particular los niños”.

“Me afligen los ríos de sangre y lágrimas derramados en los últimos meses. Me duelen las miles de víctimas, especialmente niños, y las numerosas destrucciones, que han dejado a muchas personas y familias sin casa y amenazan con el frío y el hambre a vastos territorios. ¡Ciertas acciones no pueden ser justificadas nunca, nunca! Es angustiante que el mundo esté aprendiendo la geografía de Ucrania a través de nombres como Bucha, Irpín, Mariúpol, Izium, Zaporiyia y otras ciudades, que se han convertido en lugares de sufrimiento y miedo indescriptibles. ¿Y qué decir del hecho de que la humanidad se enfrenta una vez más a la amenaza atómica? Es absurdo.".

El pontífice se preguntó después "¿Cuánta sangre debe correr todavía para que entendamos que la guerra nunca es una solución, sino solo destrucción? En nombre de Dios y en nombre del sentido de humanidad que habita en cada corazón, renuevo mi llamamiento para que se llegue inmediatamente a un alto el fuego. Que callen las armas y se busquen las condiciones para iniciar negociaciones capaces de conducir a soluciones no impuestas por la fuerza, sino consensuadas, justas y estables. Y serán tales si se fundan en el respeto del sacrosanto valor de la vida humana, así como de la soberanía e integridad territorial de cada país, como también de los derechos de las minorías y de sus legítimas preocupaciones”.

Francisco recordó entonces el temor a una "escalada nuclear" que podría tener "consecuencias incontrolables y catastróficas a nivel mundial". Se dirigió luego "al Presidente de la Federación Rusa, suplicándole que detenga, también por amor a su pueblo, esta espiral de violencia y muerte". Al líder de un "pueblo que padece un "inmenso sufrimiento" como el ucraniano que es víctima de "agresiones" le dirige "un llamamiento igualmente confiado" para que esté "abierto a propuestas serias de paz". "A todos los protagonistas de la vida internacional y a los líderes políticos de las naciones -dijo el Papa ampliando el horizonte de su llamamiento- les pido insistentemente que hagan todo lo que esté a su alcance para poner fin a la guerra en curso, sin dejarse arrastrar en escaladas peligrosas, y que promuevan y apoyen iniciativas de diálogo. ¡Por favor, hagamos posible que las jóvenes generaciones respiren el aire saludable de la paz, no el aire contaminado de la guerra, que es una locura!”. Al terminar, el pontífice exhortó a que “Tras siete meses de hostilidades, se recurra a todas las herramientas diplomáticas, incluso las que hasta ahora no se han utilizado, para poner fin a esta terrible tragedia. ¡La guerra en sí misma es un error y un horror!”.

Después de su larga reflexión sobre la guerra de Ucrania y de recitar la oración mariana, el Papa expresó su cercanía a las poblaciones de Cuba y Florida que han sufrido el paso del huracán Ian. "Y también rezo -dijo- por los que perdieron la vida y resultaron heridos en los enfrentamientos que se produjeron después de un partido de fútbol en Malang, Indonesia", en referencia a los hechos de violencia en el estadio de Kanjuruhan (Java Oriental), en los que murieron más de 180 personas y casi 200 resultaron heridas.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Papa: la Jornada Mundial de las Misiones, para 'volver a despertar' el anuncio del Evangelio
23/10/2022 14:03
Papa: la Jornada Mundial es una 'advertencia' para que se escuche el 'grito de dolor' de los pobres
13/11/2022 16:02
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: 'Dolor' por la violencia entre Armenia y Azerbaiyán, 'cerca de las víctimas'
18/09/2022 14:06


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”