04/03/2020, 10.35
KIRGUISTÁN
Enviar a un amigo

Biskek, intento fallido de golpe de Estado

La manifestación en la plaza Ala-Too había comenzado con 2.000 personas exigiendo la liberación de un diputado en prisión. Acusaciones al gobierno de colusión con inversores extranjeros interesados en la explotación de los recursos naturales del país. Manifestantes de otras regiones se unen. Se convoca a todos las fuerzas del orden disponibles.

Biskek (AsiaNews) - Una manifestación de protesta para obtener la liberación del ex diputado Sadyr Japarov se organizó el 2 de marzo en la capital kirguisa. La manifestación, a la que asistieron más de 2.000 personas, terminó con fuertes enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, tras los cuales 166 personas fueron arrestadas y 4 detenidas. Además de la liberación de Japarov, los manifestantes presentaron una lista de 20 demandas a las autoridades, exigiendo un cambio de régimen y elecciones libres.

El centro de Biskek está controlado por el ejército con vehículos blindados, gas lacrimógeno y bombas de agua para dispersar los reunidos y, sobre todo, para evitar un asalto a la Casa Blanca, sede del gobierno de Kirguistán. La manifestación en la plaza Ala-Too (ver foto) comenzó con el grito "¡Libertad para Japarov!", y según uno de los organizadores de la reunión, el diputado Kanybek Osmonaliev, "después de la liberación de Japarov el movimiento en su apoyo se disolverá". Recordó que los partidarios del ex diputado se dirigieron muchas veces al presidente Sooronbai Jeenbekov sin recibir respuesta, y por esta razón decidieron salir a la calle.

Sadyr Japarov fue arrestado en 2017 y condenado a 11 años y 6 meses de prisión por organizar un meeting en Karakol en 2013, y también por haber tomado un rehén. La sentencia fue reducida a 10 años por el Tribunal Supremo de Kirguistán, y la solicitud de indulto fue rechazada por el presidente Jeenbekov.

Los manifestantes pedían una reunión personal con el presidente, pero sólo pudieron hablar con un funcionario de la presidencia, Sajakbaj Subanov, quien explicó que una comisión especial está trabajando en el tema de Japarov, y se esperan conclusiones en cualquier momento. La multitud no aceptó la explicación, a pesar de los llamamientos a la moderación del propio Japarov, publicados en los medios sociales por su abogado. Él mismo dijo que "teme a los provocadores", lo que podría llevar la situación a consecuencias extremas.

De hecho, la manifestación pronto se convirtió en un intento de golpe de Estado, con la exigencia de celebrar nuevas y libres elecciones dentro del año, para someter a las instituciones al control de la población, empezando por la dimisión del gobierno. La iniciativa fue tomada por el ex presidente de la Cámara de Diputados, Murak Chollonbaev, quien acusó al gobierno de colusión con los inversores extranjeros interesados en la explotación de los recursos naturales del país.

A los habitantes de Biskek se les unieron manifestantes de otras regiones del país a través de llamamientos publicados en los medios de comunicación social. Las fuerzas del orden han convocado a su vez a todo el personal disponible, incluyendo 2.000 deportistas alistados como agentes de la ley. Es poco probable que los manifestantes logren derrocar al gobierno y llevar a cabo un verdadero golpe de Estado, también debido a la intolerancia de la mayoría de la población por los continuos disturbios, pero se esperan nuevas manifestaciones en las próximas semanas. (V.R.)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Kirguistán: Las ONGs "son agentes extranjeros", en vía de controles y persecuciones
05/06/2015
Entre luces y sombras, Yakarta quiere convertirse en el próximo Tigre asiático y líder Asean
08/05/2015
Rangún: China visita a la junta militar mientras siguen los enfrentamientos con las milicias étnicas
01/09/2021 15:28
Kachin, colapso de una mina de jade: al menos 113 muertos, cientos de desaparecidos
23/11/2015
Los militares birmanos han realizado “el más grande robo de recursos naturales de la historia"
23/10/2015


“L’Asia: ecco il nostro comune compito per il terzo millennio!” - Giovanni Paolo II, da “Alzatevi, andiamo”